Synereo, WildSpark y cómo puedes beneficiarte si eres un creador de contenido

Como fieles investigadores de un mundo tan cargado de novedades como el de las criptomonedas, aquí en Cointelegraph.es siempre buscamos analizar las distintas propuestas basadas en la Blockchain –en distintos ámbitos–, para así informarles sobre cómo pueden beneficiarse a través de las mismas. Después de algunas semanas mencionando algunas plataformas interesantísimas para la distribución de contenido digital y adentrándonos en otras –recomiendo leer los artículos sobre cómo ayudará la cadena de bloques a los medios, Steemit, DECENT Network y un café con Cervantes–, el día de hoy la aventura nos conduce hacia las aplicaciones con el sello de Synereo LTD, empresa que actualmente se encuentra trabajando en un importante ecosistema para los creadores de contenido.

Fundada en 2014 por Dor Konforty (CEO), Yuval Adam, Anderson McCutcheon y Greg Meredith, en Tel-Aviv, Israel, Synereo dio sus primeros pasos como una plataforma de medios sociales que estaría alojada en las cadenas de bloques ya existentes, buscando eliminar intermediarios y dar un mayor reconocimiento a los creadores de contenido, en vista de que las actuales redes sociales, como Facebook y Twitter, se benefician de los usuarios a través de la publicidad y la venta de información privada. Sin embargo, con el paso del tiempo, los responsables de la empresa decidieron extender sus horizontes y brindar soluciones descentralizadas a través de la innovadora plataforma conocida como RChain, la “Blockchain 2.0” que nació con miras a que los sistemas descentralizados fueran más rápidos, infinitamente más escalables y, por supuesto, más baratos de mantener.

Pero, ¿qué es exactamente RChain? Se trata de una cadena de bloques basada en el algoritmo Proof of Stake (PoS)… una plataforma que planea entrar en funcionamiento en el último trimestre del año, que cuenta con un sistema de almacenamiento distribuido en la nube y un esquema diseñado para ser concurrente y divisible. Esto quiere decir que RChain se divide en partes que se entrelazan en un todo, pero que no necesitan ser ejecutadas en el mismo intervalo como sí sucede en la cadena de bloques clásica –dicha subdivisión es la que permite que los procesos distintos puedan funcionar en paralelo sin estorbarse–. Esta Blockchain es capaz de procesar contratos inteligentes y funciona como un ecosistema para el desarrollo de herramientas informáticas que permitan monetizar contenidos digitales sin que haya publicidad involucrada. 

Así pues, volvemos al denominador común que tanto ha sido protagonista en los últimos artículos del miércoles: la propuesta de una economía digital en la que los creadores de contenido no reciben sólo una pequeña fracción por su material, a causa de las grandes empresas que administran las plataformas. RChain opera de una forma mucho más rápida y les brinda atención a elementos como la energía y la potencia para las operaciones complejas, lo que se traduce en una cadena de bloques que no deja de crecer en lugar de dirigirse hacia el muro de la sobresaturación. Ahora mismo, Synereo se perfila como un auténtico titán en esta era del internet del valor, una súper computadora que estará compuesta por incontables dispositivos personales, ejecutando aplicaciones descentralizadas.  

Hasta aquí ya tenemos claros los aspectos principales de la faceta técnica, sin ingresar, al menos por el momento, en aguas increíblemente profundas. Ahora, ¿cuáles son los proyectos que Synereo se tiene entre manos? ¿en qué están invirtiendo sus esfuerzos? Después de destruir la mitad de sus criptomonedas, una cantidad de 731.108.937 AMP’s –lo que equivale a unos 146 millones de dólares–, ya que, de acuerdo al CEO de la empresa, nunca fue su intención convertirse en el banco central de sus criptodivisas nativas –los AMP’s de la compañía fueron utilizados para compensar a los desarrolladores–, Synereo pasó rápidamente a su primera Oferta Inicial de Monedas, que amasó la cantidad de más de 3 millones de dólares en las primeras 24 horas… aquella ICO arrancó en los últimos días de septiembre de 2016 y se extendió hasta el 19 de octubre, con un precio que se incrementó entre tres niveles distintos hasta recaudar una cantidad mayor a los $ 4.700.000. Hoy en día, después de haber firmado una asociación con NFX Guild para el desarrollo de Dapps (aplicaciones descentralizadas) y contratos inteligentes, acaban de renombrar una muy interesante aplicación que anunciaron en abril: Qrator. 

 ¿Qué se busca con Qrator, ahora renombrado WildSpark? 

Qrator, ahora WildSpark, es un kit de herramientas que permite a cualquier persona monetizar su contenido original. Este fue el paso decisivo de Synereo hacia el establecimiento del frente descentralizado en la llamada “economía de la atención”, y en su momento lo complementaron con el anuncio de una red distribuida para la entrega de contenido, que facilita la carga directa del material al CDN de Synereo. Los responsables tenían entre miras esquematizar un gráfico social multi-plataforma, y “Qrator” es la aplicación que les ayudará a lograr tal objetivo. Si bien es cierto que, teóricamente, el kit es una extensión de un navegador web, lo mejor es pensar en él como un asistente que monitorea el comportamiento de, por ejemplo, YouTube y Soundcloud, mientras encuentra la manera de ampliar la experiencia. Aquí es donde entra en juego la criptomoneda AMP, el activo digital de Synereo.   ​

Para ser más precisos, la idea es que los acreedores de AMP’s puedan “apostar” una cantidad personalizada de tokens en un determinado tipo de contenido. Una vez que se difunde dicho material a través de sus propios canales sociales, el usuario recibe un dividendo si el contenido se vuelve a publicar y, claro está, la compensación se paga en AMP’s; además, la persona responsable de crear el contenido también recibe una porción extra por los honorarios de amplificación del mismo. Hablamos de una forma completamente nueva de crear y distribuir material digital, pero de una manera justa que beneficia a todos. De acuerdo a Synereo, esto no sólo logrará que los artistas puedan obtener ingresos por su trabajo, sino también inyectar motivación en los curadores para que encuentren contenido prometedor y lo distribuyan entre las audiencias interesadas.

“En esta etapa, nuestro objetivo es dar a los usuarios una muestra de cómo se siente obtener una recompensa por la creación de contenido y su respectiva difusión; además, Qrator nos permitirá construir un gráfico multiplataforma de la red y los efectos de la misma sobre los servicios existentes. Con esta información y base de usuarios, Synereo podrá alcanzar grandes objetivos con su aplicación de redes sociales descentralizada, con todos sus entornos, identidades e historias almacenados de manera segura en la cadena de bloques”.

Dor Konforty, fundador y CEO de Synereo, en una publicación emitida en abril.​

Sin embargo, como suele ocurrir cuando los proyectos de gran envergadura están en una etapa primeriza, Qrator no tardó mucho en ser renombrado: a finales de julio pasó a llamarse WildSpark, coincidiendo con el lanzamiento de WildSpark.me, un sitio donde las personas pueden registrarse para dar un vistazo a la versión beta de la plataforma, que fue lanzada el pasado 30 de junio. Anderson McCutcheon, cofundador y director de marketing de Synereo, comentó en un reciente comunicado de prensa:

“WildSpark es el primer producto disponible públicamente que hace uso de la moneda AMP. Esta plataforma aborda el hecho de que, en la actualidad, los artistas y su contenido están vinculados por los métodos de monetización y las directrices estrictas trazadas por las grandes corporaciones”.

“Tras la inversión de los AMP’s por un tipo de contenido, el curador obtiene un vínculo único que puede compartir con sus seguidores y amigos. Si más personas utilizan el enlace y amplifican dicho contenido, el curador, que sería el responsable de descubrir el material, obtendrá una parte de la contribución de los usuarios”.

Por su parte, Dor Konforty agregó:​

“No estamos compitiendo con YouTube por alojar el contenido, estamos introduciendo una manera para que los artistas y curadores puedan monetizar su actividad favorita, fuera de la propia plataforma”.

Esta versión beta no sólo ha funcionado para que alrededor de 3.000 usuarios reciban compensaciones en AMP’s, sino también para que faciliten las sugerencias correspondientes. Las últimas actualizaciones corrigieron algunos problemas en la visibilidad de los AMP’s, y el parche Aktay supuso una gran mejora para ver videos en YouTube sin que se cuelgue la red; además, se añadió un nuevo formulario de registro y se corrigieron errores para la verificación de datos.

Synereo ya se ha convertido en el primer motor descentralizado para la llamada “economía de la atención”. Para la empresa, sus soluciones y nuevas herramientas son concebidas para tomar en cuenta el bienestar de todos los interesados, fomentando un flujo de valor completo. Y así, de la misma forma en que ya hemos hecho lo propio Con Steemit, DECENT y ahora Synereo, aquí en Cointelegraph.es no dejaremos de traerles toda la información posible acerca de los nuevos ecosistemas que están marcando el inicio de un nuevo período: la era de la descentralización.  

Para saber más de WildSpark y sus últimas actualizaciones, puedes visitar el blog de Synereo.