Batalla del gobierno de Tailandia con las criptos entra en fase decisiva

La semana pasada, el gobierno de Tailandia emitió borradores de dos leyes sobre criptomonedas y legislación de ICO. Hay una cierta causa para el optimismo, siempre y cuando los legisladores tailandeses tengan la intención de no prohibir, sino de regular la tecnología. Sin embargo, cualquier temor sigue siendo legítimo después de que Veerathai Santiprabhob, gobernador del Banco Central de Tailandia, pidiera a todos los bancos del país que se mantuvieran alejados de las criptomonedas en febrero.

Ahora que ha quedado claro que el gobierno local está planeando introducir un marco regulatorio para los llamados 'Activos Digitales', supervisamos la historia reciente de la relación del gobierno de Tailandia con las criptomonedas.

"Lavado de dinero, evasión de impuestos y crimen": ¿Qué tiene el Gobierno de Tailandia contra las criptomonedas?

Hay borradores de dos leyes que fueron aprobadas en principio por el gabinete el 13 de marzo: una para regular las transacciones relacionadas con activos digitales y otra para introducir esencialmente gravámenes fiscales sobre los activos digitales. El Ministerio de Hacienda de Tailandia define los "activos digitales" como "criptomonedas, tokens digitales y otros activos en forma de datos electrónicos".

El principal organismo regulador es la Comisión de Bolsa y Valores (SEC), que, según Bangkok Post, "ha recibido el respaldo de expertos financieros". Uno de los partidarios, el presidente de la Asociación Tailandesa de Fintech (TFA) y un exministro de Finanzas, Korn Chatikavanij, argumentó que:

"Los activos digitales son nuevos para todos, y nadie sabe todo [sobre ellos], por lo que todas las partes deben tener una mente abierta, aprender acerca de ellos y tener las reglas y regulaciones adecuadas."

Centrándose en este último, el viceprimer ministro Wissanu Krea-ngam explicó al gabinete que el gobierno necesitaba emitir nuevas leyes para regular las criptomonedas e ICO porque estas últimas podrían usarse en el contexto de "lavado de dinero, evasión de impuestos y crimen", que , a su vez, podría perjudicar a los inversores potenciales y a la economía en general.

En febrero, el Banco Central de Tailandia prohibió a todos los bancos del país invertir y cotizar en criptomonedas, así como participar y crear plataformas para dicha negociación. Sin embargo, la decisión se aplica específicamente a los bancos, no a las criptobolsas existentes u otros servicios, que todavía se les permite operar libremente en Tailandia. También se solicitó a los bancos locales que no asesoraran a los clientes sobre la inversión en criptos o negociaciones con estas, y que prohibieran a los clientes usar tarjetas de crédito para realizar criptocompras.

En respuesta a la circular, los principales bancos tailandeses comenzaron a cerrar sus cuentas de criptomonedas. La primera institución financiera que hizo eso fue Bangkok Bank, que dio por terminada sus cuentas en TDAX, una popular criptobolsa privada tailandesa. Luego, el banco estatal Krungthai Bank también dejó de operar a través de TDAX. A fines de febrero, TDAX aún tenía cuentas bancarias en otras dos instituciones financieras: Kasikornbank (Kbank) y Siam Commercial Bank (SCB), sin embargo, su estado con la plataforma de criptobolsa no está clara en este momento.

Ley 1: Desanonimato

La primera ley también se conoce como la Ley sobre Negocios de Activos Digitales. Requiere que todas las criptotransacciones, incluidas las que se realicen en bolsas de activos digitales, corredores y distribuidores, tengan que obtener el registro de las autoridades pertinentes una vez que el borrador obtenga la aprobación final del gabinete.

En otras palabras, esas empresas tendrán que compartir la información de la transacción, así como los nombres de compradores y vendedores con la Oficina Anti Lavado de Dinero y, potencialmente, la Comisión de Bolsa y Valores (SEC). El documento también impone sanciones y correcciones por violaciones del cumplimiento de Conozca a su Cliente, aunque su clasificación no está clara en este punto.

Ley 2: Gravámenes fiscales

La segunda ley es básicamente la revisión del Código de Ingresos del país para introducir impuestos sobre los activos digitales. Básicamente, el documento permitirá que la agencia de recaudación de impuestos imponga un impuesto a las ganancias de capital sobre las ganancias y los beneficios de las criptoinversioneso. El gabinete considerará las tasas exactas del impuesto a las ganancias de capital esta semana, y se espera que el tope se establezca en 15 por ciento.

Los medios locales señalan que existe una ley que permite que el Departamento de Impuestos grave los ingresos derivados de diversas actividades, incluidas las inversiones en criptomonedas, sin embargo, la agencia recaudadora de impuestos quiere establecer primero pautas claras.

Arnat Leemakdej, profesor de la Escuela de Negocios Thammasat, argumentó que "los que comercian con criptomonedas podrían estar sujetos a impuestos y esos impuestos ya comenzaron en los EE. UU." Y agregó que los comerciantes podrían empezar a criptocomerciar en el extranjero, pero que en ese caso podrían estar sujetos a responsabilidad de lavado de dinero una vez que transfieran esas ganancias a Tailandia.

Eso, a su vez, los motivaría a mantener las ganancias en el extranjero. En opinión de Leemakdej, este impuesto intenta "disparar dos pájaros de un tiro" buscando una forma de generar beneficios para el estado y evitar la criptoespeculación al mismo tiempo.

Carrera de IСO

Entre las noticias sobre posibles acciones regulatorias del gobierno, las ICO comenzaron a crecer en popularidad en Tailandia. La cantidad de compañías locales que se apresuraban a mantener sus ofertas de monedas iniciales antes de que las regulaciones llegaran a estar en constante crecimiento.

En febrero, J Ventures, una subsidiaria de Jay Mart Plc que cotiza en la Bolsa de Tailandia (SET), logró convertirse en la primera compañía en Tailandia en lanzar una ICO exitosa. La compañía recaudó alrededor de 660 millones de baht ($21 millones) vendiendo sus 100 millones de tokens digitales JFin en 55 horas. Ahora que todos los procesos relacionados con las ICO se han suspendido debido al próximo marco regulatorio, el futuro de la moneda no está claro. Thai Rath ha informado que "las empresas privadas tailandesas que ya han emitido una ICO deben cumplir con la ley dentro de los seis meses".

Adisak Sukumvitaya, director ejecutivo de Jay Mart Plc, declaró que el gobierno había generado un cierto nivel de incertidumbre al no permitir que sus ciudadanos conocieran el panorama completo de las regulaciones o intenciones del gobierno:

"Personalmente, creo que el regulador debería anunciar una imagen clara para el [marco] regulador de la criptomoneda de una sola vez en lugar de desvelar gradualmente la estructura en pedazos."

Otra compañía tailandesa con planes de lanzamiento de una ICO, una start-up fintech, Stockradars, llegó tarde a la carrera. De acuerdo con el sitio web de su plataforma de comercio social, el 8 de marzo se realizó una preventa de ICO, sin embargo, la venta masiva se planificó el 22 de abril, lo que corresponde a las nuevas regulaciones.

TDAX también ha cerrado sus operaciones de ICO, afirmando que "debido a una regulación incierta que puede ser anunciada pronto por la SEC, hemos suspendido las operaciones del portal de la ICO por el momento hasta que obtengamos más aclaraciones sobre la situación".

Experiencia india

No es raro que el estado intente prohibir las criptoactividades debido a su naturaleza descentralizada. Sin embargo, algunos gobiernos pretenden beneficiarse de los activos digitales, no prohibirlos. Además de Tailandia, un claro ejemplo es el gobierno de la India, que ha introducido una serie de regulaciones a los criptoacuerdos locales con un marco regulatorio que también está en proceso. Por ejemplo, en febrero, la autoridad tributaria india envió avisos a 100 000 criptocomerciantes en el país pidiéndoles que paguen impuestos.

La industria local parece cumplir con las regulaciones gubernamentales. Un grupo llamado The Blockchain and Cryptocurrency Committee (BACC), que incluye siete bolsas de criptomonedas como Unocoin, Zebpay y Coinsecure, está planeando crear una base de datos de usuarios de criptomonedas y transacciones en respuesta a la acción del gobierno. Los datos de la cuenta del usuario se registrarían usando una ID de Aadhaar o un Número de cuenta permanente.

Según The Times of India, a medida que las regulaciones se endurecen en el país, los entusiastas de las criptomonedas recurrieron a una red de amigos y familiares para comprar y vender monedas digitales. L.R. Dinesh, un aficionado local de Bitcoin que usa la criptomoneda para comprar cosas desde el extranjero, dijo a la publicación: "Para la comunidad de tecnología en línea, hay algunos que reciben Bitcoins como pago por revisiones de gadgets y videojuegos. Pero para compras regulares, uno tiene que conseguir un pariente o amigo con una cuenta en el extranjero para enviar Bitcoins."

  • Síguenos en: