Los efectos de una corrección en el precio de Bitcoin

Mientras la etapa de especulación estaba en su pleno apogeo llevando al precio de Bitcoin a rozar la barrera de los USD 14,000, una gran parte del mercado de Altcoins (por no decir todo) sufrió uno de sus peores períodos de pérdida en lo que va del año. La caída en el valor de estos activos parece estar ligada a la existencia de una correlación inversa entre Bitcoin y las Altcoins existentes. 

Luego de una caída de USD 2,000 el pasado fin de semana, la posibilidad de una contracción de Bitcoin está más latente que nunca. Como es de imaginarse en todas las tendencias (tanto al alza como a la baja) existen pequeñas contracciones en los movimientos. Estos retrocesos son necesarios para crear un periodo de sustentabilidad que permita tanto a los vendedores como a los compradores posicionarse en sus respectivos comercios. Entre mayor sea la temporalidad, la corrección debería ser más pronunciada y de mayor alcance. 

Para abordar las implicaciones que tendría un retroceso de Bitcoin en todo el espacio criptográfico hay que desglosar en seis áreas claves los puntos que convierten a criptomoneda en un activo de referencia. A la vez que se analiza el impacto de sus fluctuaciones en el mercado. 

Correlaciones Inversas 

La correlación inversa es un fenómeno que se da cuando al aumentar una de las variables la otra disminuye. Teniendo en cuenta que Bitcoin es el "ancla" del mercado. Un optimismo exagerado en torno a la principal criptomoneda sería catalizador suficiente para llevar a los titulares de Altcoins a vender sus activos para buscar mejores rendimientos en Bitcoin Todo ese movimiento de dinero está enlazado a factores operativos dentro de los comercios. Cuando inviertes en monedas con mayor volumen y mucho más comercializadas, los factores de manipulación o iliquidez se ven opacados en un cierto grado.

De igual forma, cuando los precios de Bitcoin comienzan a caer paulatinamente los operadores no ven como algo inteligente el hecho de sus posiciones en un activo que se deprecia constantemente, por lo que buscan la manera de vender sus BTC para acceder a algunas Altcoins. En ocasiones extremadamente bajistas, los movimientos que están dominados por las ventas suelen contraer el mercado a tal punto que exige a los comerciantes buscar estabilidad en monedas ligadas a activos tradicionales como USD y cerrar posiciones en cualquier activo criptográfico. 

Liquidez

Uno de los aspectos claves sobre la correlación inversa entre las Altcoins y Bitcoin consta de comprender que BTC es el activo más líquido dentro del criptomercado. La mayoría de las monedas alternativas deben convertirse primero en Bitcoin para luego ser liquidadas a dólares estadounidense o cualquier otro dinero fiduciario, sujetando a los operadores a la compra implícita de BTC como intermediario financiero para el acceso al dinero tradicional.

Al ser las Altcoins activos relativamente nuevos, gran parte de sus rampas de acceso más comunes están ligadas a pares de criptomonedas más líquidas como Bitcoin. Esto se debe a que muchos de estos criptoactivos no se encuentran emparejados con monedas fiduciarias (y solo unas pocas están emparejadas con monedas estables como USDT o USDC) Es por eso que BTC sigue siendo el primer punto de entrada y salida del espacio criptográfico para casi todos los operadores. Si bien es cierto que esta brecha se ha ido disminuyendo en el último año y medio, aun hay una gran cantidad de monedas alternativas que actualmente todavía tienen como único medio de oferta su paridad con Bitcoin.  

Sigue leyendo: La relación actual entre tether-Bitcoin muestra enormes entradas de capital en cripto desde fiat, dicen kraken

Cuota de mercado 

Bitcoin posee la cuota de participación más grande del criptomercado, con una dominancia que supera el 60% según datos otorgados por Coinmerkatcap (CMC). A pesar de que el porcentaje dominancia de CMC no toma en cuenta un ponderado de los volúmenes de los activos, un aumento en la métrica pudiese sugerir que gran parte del capital total del mercado se está volcando a inversiones más líquidas. 

Como resultado de las fuertes fluctuaciones en el precio de Bitcoin, el éxodo de capital proveniente de las principales Altcoins conduciría a ventas masivas a medida que los inversionistas se trasladan a monedas más sólidas y fundamentalmente mejor posicionadas como BTC. Ese ingreso de dinero fresco al criptoactivo en períodos de volatilidad marca una pauta y al mismo tiempo un dolor de cabeza para los titulares de Altcoins. 

Aunque la dominancia a bajado en los últimos años con el ingreso de nuevos proyectos que ofrecen soluciones disruptivas. La participación de la criptomoneda sigue siendo relativamente alta tratándose de un mercado que alberga una variedad de más de 2,000 activos. Si se comprara la dominancia de Bitcoin con el resto de los proyectos encontraremos que las 9 principales criptomonedas concentran en conjunto menos del 20% del mercado total, es decir, tres veces menos que BTC.

Sigue leyendo: Coinmarketcap realiza su primera adquisición

Ciclos del Precio

Desde sus comienzos a finales del 2010, el precio del criptoactivo ha tenido ciclo repetitivo para sus procesos de crecimiento y declive. Como se observa en el cuadro a continuación, los periodos donde Bitcoin ha experimentado una mayor carga de compras (lo que es igual a mejores rendimientos) abarcan los meses de marzo, mayo, septiembre y octubre. Mientras que los meses con las fuerzas de ventas más marcadas se ubican en los meses de julio y agosto. 

Muchos aspectos pueden explicar las razones por las cuales Bitcoin tiene mejores rendimientos a comienzos de años, pero para esta ocasión son en realidad los periodos posteriores a los momentos de euforia los que realmente nos interesan.  

Luego de un lapso de compras desbordadas, los meses subsiguientes están acompañados de pausas paulatinas, es decir, retrocesos en áreas de soporte que motivan la compran y allanan el terreno para un próximo impulso, como los vistos en el mes de septiembre y octubre. Entonces basándose en los ciclos actuales y luego de una corrida alcista en el último semestre es de esperarse que los precios de Bitcoin cumplan con el periodo de contracción hacia las áreas de liquidez entre USD 10,000 y USD 8,000.

 

 

Fundamentales Temblorosos 

No sólo son los ciclos del precio los que nos indican una probabilidad alta de ejecutarse retroceso al corto y mediano plazo. El sentimiento de mercado y los fundamentales alrededor del ecosistema reafirman aún más los argumentos antes descrito. El criptomercado es de todos los mercados financieros el más susceptible ante eventos esporádicos o noticiosos. 

El entorno mundial en temas de adopción, capital de ingreso y desarrollo por lo en general afecta en gran medida a que los actores que participan todos los días en el mercado. Para el mes de julio el panorama criptográfico se ve un poco desalentador producto del desenvolvimiento de acciones regulatorias en países como EEUU e India.

En vísperas de una posible prohibición de las criptomonedas en el país asiático, cualquier resolución a favor o en contra del proyecto de ley propuesto tendrá fuertes implicaciones en el precio de los principales activos criptográficos. Tomando en cuenta que la India ha tenido una política bastante reacia hacia el uso y comercio de criptomonedas, la esperanza para cualquier fallo a favor del ecosistema es prácticamente nula. 

En este mismo sentido, La Comisión de Bolsa y Valores de EE. UU (SEC por sus siglas en inglés) publicó la semana pasada una propuesta de cambio de reglas que permitiría a Wilshire Phoenix Funds cotizar acciones de la ETF en la bolsa de NYSE. 

Aunque el proceso para la aprobación de unos ETF estas algo distante de ocurrir, la SEC ya está comenzando con el periodo de comentarios para la iniciativa de Bitwise Asset Management la cual debería ser aceptada, rechazada o aplazada en el transcurso de julio. A sabiendas que propuestas similares como las VanEck / SolidX (con Cboe Global Markets) han sido postergadas en oportunidades pasadas, pudiese esperarse que la iniciativa de Bitwise fuese por tener el mismo veredicto

El problema realmente radica en que cualquier rechazo contundente por parte de la comisión culminaría en una desmoralización entre la comunidad de inversores institucionales que esperan una mayor claridad regulatoria acerca de las criptomonedas. Si a esto le sumamos el hecho de una posible mediación de los conflictos arancelarios entre EEUU y China en el G20, es probable que los comerciantes que una vez se trasladaron a Bitcoin como herramienta de cobertura ante incertidumbre mundial, vuelvan a encontrar fe y tranquilidad en activos tradicionales como el USD o el yuan chino.

Sigue leyendo: India: Otro exchange de criptomonedas se cierra debido a la presión regulatoria

 

Los compradores piden descanso

Después de fallar en su intento de ruptura en los USD 13,700 a finales de junio, Bitcoin ha venido mostrando síntomas de encontrarse en una fase de agotamiento alcista. Los patrones gráficos, el sentimiento de mercado y los ciclos de los precios son fuertes indicadores para develar el comienzo de una corrección en la tendencia en curso y aún más cuando estos son respaldados por la acción del precio.

La semana pasada el precio de Bitcoin en la temporalidad semanal cerró con un patrón gráfico denominado Shooting Start que simboliza un retroceso de la tendencia dada. Este tipo de patrones suelen darse en todas las temporalidades, pero son particularmente más importantes cuando ocurre en altas temporalidades. Algo similar se presentó a comienzos de febreros del 2018 cuando la criptomoneda roso por primera vez el área de los USD 6,000 retrocediendo casi en su totalidad para posteriormente dar paso a un incremento del 95% hasta cerca de los USD 12,000. Para el momento actual las áreas claves son lo 10,000 y los 8,000 como zonas estructurales donde el precio reposara antes de cualquier acción. 

 

Si bien Bitcoin pudiese dar una pausa en su escalada a los USD 20,000, la estabilidad en la criptomoneda permitirá que las Altcoins encuentren compradores y se oxigenen después de unos meses de pérdidas considerables. En el gráfico a continuación se muestran el impacto de la subida explosiva de Bitcoin entre algunas de las monedas líderes por capitalización de mercado con pares BTC. En él se exhibe una pérdida promedio del 30% a medida que Bitcoin iba rompiendo las resistencias en su impulso hacia los USD 14,000. 

 

Ahora que esta se encuentra en bajada, las monedas alternativas han comenzando a preparar su terreno para un grado crecimiento. Solo es cuestión de tiempo antes de que veamos un próximo impulso hasta un rango medio en los pares Alts/BTC.

Las opiniones expresadas aquí son las del autor y no representan necesariamente las opiniones de Cointelegraph.com