Turismo en Cuba con solo bitcoins: la nueva parada del trotamundos Felix Weis

Felix Weis es un programador luxemburgués amante de Bitcoin que se ha propuesto una meta única y realmente retadora: viajar por el mundo usando solamente Bitcoin como método de pago.

Se define a sí mismo en su perfil en twitter como un “desarrollador freelance, nómada digital y viajero Bitcoin”, una breve descripción que sin duda se apega en gran forma a su estilo de vida actual.

Weis inició en enero de 2015 su viaje por el mundo con solo Bitcoin y ha visitado más de 20 países en su recorrido. A través de su rol de desarrollador de software independiente, puede realizar trabajos de forma remota y con horarios a conveniencia; lo cual le permite viajar con frecuencia mientras conoce la cultura local de cada país que visita y, por supuesto, evangelizar en el uso de Bitcoin.

Con el alcance de Bitcoin actualmente, pudiera parecer no tan descabellada la idea de viajar por el mundo usando solamente la criptomoneda como método de pago. Sin embargo, Weis ha llegado a países donde las políticas económicas y financieras internas pudieran ser una gran barrera para Bitcoin. El caso más reciente se trata de la isla caribeña de Cuba.

Paseando con Bitcoin en Cuba

A través de la plataforma de intercambio LocalBitcoins, Weis logró contactar a Yuri Domínguez, un entusiasta de Bitcoin cubano que conoce la criptomoneda desde hace unos 3 años. Luego de acordar con Domínguez el cambio de bitcoins a pesos cubanos y comprar su villete aéreo a La Habana a través de la plataforma Cheap Air, emprendió su viaje al país caribeño.

Una vez allí, el programador luxemburgués intentó contactar a otros usuarios de Bitcoin en Cuba, sin embargo no tuvo resultados satisfactorios en esta oportunidad. Aun así, logró contactar al responsable de la cuenta de twitter @BitcoinCuba, la cual ha hecho un aplaudible papel en la difusión de la criptomoneda para los habitantes de la isla.

Cuba sin duda podría parecer todo un reto para cualquier persona que tenga la intención de visitar la isla y llegar sin un peso cubano o dólar estadounidense en el bolsillo (las monedas fiduciarias empleadas en la isla). Pero gracias a la naturaleza peer-to-peer de Bitcoin, las barreras impuestas tanto por bancos como por estados desaparecen y permiten que cualquier persona pueda disfrutar de varios días de estadía en Cuba.

En todos los países que visita, Weis interactúa con las comunidades locales de bitcoiners a través de los meetups y conferencias locales. Si bien en Cuba este tipo de comunidad aún no existe, Domínguez espera colaborar para que en la próxima visita de su amigo Felix, Cuba ya tenga un grupo de bitcoiners establecido.

Con las herméticas políticas económicas aplicadas por el gobierno desde el siglo pasado, Cuba ha tenido escaso acceso a información y tecnologías. Sin embargo, el reciente reestrablecimiento de las relaciones diplomáticas entre el estado cubano y su par de Estados Unidos, suponen que una apertura en términos económicos y tecnológicos llegará a la isla muy próximamente. Con lo cual Bitcoin podría beneficiarse en buena forma.

Luego de salir de Cuba y pasar unos días en México, Weis actualmente está viajando por Latinoamérica, región en la cual considera que la falta de información sobre Bitcoin, específicamente en idioma español, es clave para justificar la escasa adopción de la criptomoneda.

Bitcoin, una moneda global

Felix Weis es la prueba viviente, y viajante, de que Bitcoin es una divisa digital que puede ser utilizada en cualquier lugar del mundo. Sin bien el acceso a internet aún no es óptimo en todos los rincones del planeta, Bitcoin ya es reconocido a escala global como una herramienta segura para resguardo de valor que puede ser intercambiable a cualquier moneda local.

Weis declaró a Cointelegraph España que no ha usado su cuenta bancaria desde que partió de Berlín en enero del 2015, y que para hacer de su experiencia lo más purista posible respecto a Bitcoin, cuenta con 4 principales reglas:

  1. Gastar en bitcoins en cualquier lugar que sea posible (Coinmap.org al rescate) e intentar convencer al comerciante si aún no acepta tal método de pago.
  2. No usar tarjetas de crédito, cuentas bancarias u otra herramienta financiera tradicional.
  3. Cambiar bitcoins con monedas locales solo es posible conociendo a personas locales o a través de cajeros automáticos de bitcoins.
  4. Cambiar entre divisas fiduciarias, no está permitido

Además, con el uso de 4 principales herramientas amigables con Bitcoin: CoinMap, LocalBitcoins, CheapAir y Expedia; Weis puede respectivamente ubicar locales que aceptan Bitcoin, cambiar bitcoins con monedas fiduciarias, comprar boletos aéreos y reservar hoteles en las ciudades a las que viaja.

Dichos lineamientos reflejan que el uso de Bitcoin y el dinero local en forma de efectivo, son los métodos de pago predominantes que ha empleado Weis en su travesía por el mundo. Una verdadera prueba de que Bitcoin es la mejor alternativa para viajar sin contar con los bancos siquiera. O como el mismo Weis alegremente lo llama “Proof of Travel”.

Iniciativas como esta no solo nos muestra de primera mano el impacto que ha ya ha logrado Bitcoin a escala global en tan solo 6 años de existencia, sino que también nos invita a ser partícipes activos en la difusión de información referente a las numerosas ventajas que ofrece la criptomoneda.