Reino Unido: grupo de trabajo del gobierno propone cambios en la regulación del cripto, cuestiona la definición de cripto

El Grupo de Trabajo de criptoactivos del Reino Unido ha publicado un informe el 29 de octubre que propone algunos cambios para la regulación de criptomonedas y plantea preocupaciones sobre cómo se comercian y utilizan los activos digitales.

Lanzado en marzo, el Grupo de Trabajo Criptoactivos (Cryptoassets) está compuesto por el Banco de Inglaterra (BOE) y la Autoridad de Conducta Financiera (FCA) y se encarga de regular y apoyar las criptotecnologías.

Dado que no existe una definición ampliamente acordada de un criptoactivo y dado que los criptoactivos varían significativamente en los derechos que otorgan a sus titulares, el Equipo Especial ha desarrollado un marco que considera tres tipos de criptoactivos. Entre ellos figuran los criptoactivos utilizados como medio de intercambio, para la inversión y para apoyar la obtención de capital y el desarrollo de redes descentralizadas a través de las Ofertas Iniciales de Monedas (ICO).
El marco de criptoactivos del Grupo de Trabajo. Fuente: Grupo de trabajo sobre criptoactivos del Reino Unido

El marco de criptoactivos del Grupo de Trabajo. Fuente: Grupo de trabajo sobre criptoactivos del Reino Unido

Según el informe, los criptoactivos utilizados como medio de cambio no pueden ser reconocidos como moneda o dinero debido a su alta volatilidad, a su escasa aceptación como medio de cambio y a la falta de uso como unidad de cuenta. Sin embargo, la agencia señala que la implementación de criptoactivos puede permitir transacciones más eficientes y baratas gracias a la eliminación de intermediarios en el futuro.

Cuando se utilizan como inversión, los criptoactivos pueden tener el potencial de ampliar el acceso a nuevas oportunidades de inversión, aunque en el estado actual del mercado, pueden exponer a los consumidores a niveles inapropiados de riesgo, incluyendo los riesgos asociados con la actividad ilícita, dice el informe.

En cuanto a las ICO, la agencia ha concluido que tienen el potencial de presentar una serie de oportunidades, incluyendo el apoyo a la innovación y la competencia, la mejora de la eficiencia, la solución de los déficits de financiación y la creación de una nueva base de inversores y clientes.

Los contratos en criptomonedas por diferencia (CFD) y futuros pueden, según el informe, causar pérdidas que posteriormente pueden ser intensificadas por las comisiones de los productos, tales como los costes de financiación y los diferenciales, y la falta de transparencia en el establecimiento de los precios del criptoactivo subyacente. A este respecto, la FCA propone la siguiente prohibición:

"Dadas las preocupaciones identificadas en torno a la protección del consumidor y la integridad del mercado en estos mercados, la FCA celebrará consultas sobre la prohibición de la venta a los consumidores minoristas de todos los derivados que hagan referencia a tokens de cambio como Bitcoin (BTC), incluidos los CFD, los futuros, las opciones y los títulos valores negociables". La prohibición propuesta no cubriría los derivados que hacen referencia a criptoactivos que califican como valores, sin embargo, los CFD sobre valores seguirían estando sujetos a restricciones temporales[de la Autoridad Europea de Seguridad y Mercado] y a cualquier propuesta futura de la FCA para implementar medidas permanentes en relación con los CFD".

Además, según se informa, la FSA no autorizará la cotización de valores mobiliarios o de un fondo que haga referencia a tokens de intercambio, a menos que confíe en la integridad del mercado subyacente y en el cumplimiento de otros criterios reglamentarios.

Aunque el Grupo de Trabajo ha indicado que los criptoactivos plantean una serie de riesgos para los consumidores, la integridad del mercado debido a la manipulación y otros problemas de abuso del mercado, también señala que la situación puede cambiar en el futuro.

La agencia propone normas de promoción financiera aplicables a las empresas reguladas, que darían una "impresión equilibrada" del producto o servicio, sin disimular y disminuir las advertencias importantes.

Hoy, un informe conjunto de la British Business Federation Authority (BBFA), el fondo de capital riesgo Novum Insights, y el intercambio de criptomonedas TodaQ urgió a la cautela sobre una regulación demasiado estricta en el Reino Unido. El informe dice que "una mala regulación es peor que no tener ninguna regulación", con la implicación de efectos en cadena para la escena más amplia de la tecnología de la información en el Reino Unido.