Firma de suministros de limpieza de EE.UU. abrirá centros de reciclaje basados en blockchain en Indonesia

El fabricante estadounidense de productos de limpieza para el hogar SC Johnson y la organización ambiental Plastic Bank abrirán varios centros de reciclaje de plástico en Indonesia, ofreciendo a la población local tokens para la recolección de residuos, según un comunicado de prensa publicado el domingo 28 de octubre.

SC Johnson, propietaria de marcas como Glade, Ziploc y MR. Muscle, ha revelado datos científicos recientes sobre la contaminación plástica del océano, afirmando que cinco países asiáticos -China, Filipinas, Indonesia, Vietnam y Tailandia- son responsables de más del 55 por ciento de los desechos plásticos que se filtran al océano.

Con la ayuda de Plastic Bank, SC Johnson abrirá ocho centros de recolección de plástico en toda Indonesia. El primero se inauguró oficialmente en la meca turística de Bali el 28 de octubre, y está previsto que otros centros estén operativos en mayo de 2019. Después de abrir la red en Indonesia, SC Johnson espera expandir el programa a los países asiáticos vecinos.

En esos centros, los recolectores locales pueden intercambiar residuos plásticos por tokens digitales, que luego pueden ser utilizados para comprar bienes y servicios a través de un sistema descentralizado. El comunicado de prensa señala que el uso de la blockchain en la distribución de tokens podría ayudar a reducir el riesgo de pérdida o robo de la remuneración.

Esta solución blockchain, según las compañías, no sólo ayudará a combatir el problema de la contaminación del océano, sino que podría reducir el nivel de pobreza en la propia Indonesia, según el fundador y director ejecutivo de Plastic Bank, David Katz.

La tecnología blockchain es ampliamente utilizada en programas de caridad debido a su sostenibilidad y alto nivel de seguridad. Por ejemplo, las Naciones Unidas (ONU) crearon un panel especial sobre cooperación digital, que incluye explícitamente la tecnología Blockchain en la agenda.

Ejemplos recientes del uso de la blockchain por parte de la ONU incluyen el proyecto de Mujeres en los campos de refugiados jordanos, donde los fugitivos obtienen sus salarios directamente utilizando blockchain. Los pagos dentro del programa también se pueden realizar a través de un sistema descentralizado en el que se pueden comprar alimentos o bienes utilizando un escáner de iris en lugar de dinero en efectivo o tarjetas.

Las soluciones descentralizadas también se utilizan en el área de protección del medio ambiente, especialmente en la industria de la energía solar renovable. Por ejemplo, el principal proveedor de servicios públicos de Singapur, SP Group, ha anunciado recientemente el lanzamiento de un mercado para la venta de certificados de energía renovable.