EE. UU.: comité Asesor del IRS solicita reglas adicionales sobre criptotributación

Un comité asesor del Servicio de Impuestos Internos (IRS) de Estados Unidos quiere que la agencia proporcione pautas adicionales para la tributación de las transacciones criptomonetarias, según un reporte general del 2018 publicado el 24 de octubre.

Aunque en el 2014 el IRS ya había emitido comentarios específicamente sobre las monedas digitales, recomendando que se traten como una propiedad, el Comité Consultivo del Programa de Informes (IRPAC) cree que la tributación criptomonetaria específica debe revisarse debido al creciente interés público en las criptomonedas.

La propia industria de criptomonedas y aquellos que trabajan en impuestos, a menudo, no están seguros de las "consecuencias fiscales" de las transacciones de criptomonedas, continúa el informe. Los asesores listan además las principales preguntas que rodean el esquema tributario actual:

“Muchos profesionales de la industria y de los impuestos todavía cuestionan otras consecuencias fiscales de las transacciones en criptomonedas. Por ejemplo: ¿se puede considerar la criptomoneda como un activo financiero extranjero específico? ¿Cómo se determina la base para la criptomoneda que se vende? ¿Los informes de los corredores se aplican a las transacciones de criptomoneda?

Además, en la sección de discusión del informe, el IRPAC cita la investigación de Fundstrat Global Advisors publicada en abril del 2018, que estimó que los pasivos fiscales potenciales de las criptomonedas podrían conformar hasta $25 mil millones.

Los datos se basaron en $92 mil millones de ganancias imponibles para los inversores en criptomonedas con sede en los Estados Unidos. Sobre la base del informe de Fundstrat, el IRPAC llegó a la conclusión de que, al menos, el 50 por ciento de los pasivos fiscales de las transacciones en criptomonedas en los EE. UU. podrían no haber sido reportados.

Además, el comité asesor admite que algunos criptoinversionistas pueden evitar impuestos al usar bolsas de criptomonedas extranjeras o al operar con divisas digitales que proporcionan anonimato. Por esas razones, el informe establece que los reguladores de EE. UU. tienen que cooperar con compañías extranjeras y obtener información de otros gobiernos que estén dispuestos a cooperar.

En abril, poco antes de la fecha límite para presentar los impuestos en EE. UU. el 17 de abril, la plataforma de impuestos Credit Karma reveló que menos de 100 personas habían reportado ganancias de capital de las inversiones criptomonetarias de los 250 000 contribuyentes en total en la plataforma. En el 2015, el IRS informó que solo 802 contribuyentes estadounidenses mencionaron inversiones en criptomonedas en sus declaraciones de impuestos.

En septiembre de este año, un grupo de legisladores de EE. UU. instó al IRS a aclarar las reglas impositivas para las criptomonedas, afirmando, de manera similar al IRPAC, que la guía preliminar emitida hace cuatro años estaba desactualizada, ya que la industria de la criptomoneda había cambiado significativamente desde entonces.