El Secretario del Tesoro de los Estados Unidos aborda anonimato, sanciones y monedas digitales

El Secretario del Tesoro de los Estados Unidos, Steven Mnuchin, hizo una serie de declaraciones sobre el uso internacional de las monedas digitales en una reunión del Club de Economía de Washington el viernes.

El Secretario expresó su preocupación porque las carteras de Bitcoin pudiesen convertirse en el equivalente moderno de la anónima cuenta bancaria suiza. Él intenta trabajar con los países del G20 para ofrecerles habilidades de seguimiento norteamericanas, a fin de prevenir que ocurra este tipo de uso inadecuado. Dijo:

“Si tienes una billtera para poseer Bitcoins, esa empresa tiene la misma obligación que un banco de conocerte. Podemos hacer un seguimiento de esas actividades. El resto del mundo no tiene eso, así que una de las cosas en las que vamos a trabajar muy estrechamente con el G-20 es la de asegurarnos de que esto no se convierta en la cuenta bancaria suiza.”

Mnuchin no parece entender que no todas las carteras están alojadas por "empresas.”

Opinión de la industria

Sin embargo, los expertos de la industria de la criptomoneda no están tan entusiasmados con la idea de más regulaciones. Por ejemplo, Sergei Sevriugin, CEO y fundador de la plataforma de riesgo compartido REGA, le dijo a Cointelegraph:

“Creo que la regulación ya existe para la criptomoneda pero por parte de la comunidad, no por las autoridades centrales, que es el mejor tipo de regulación que pueda existir. La regulación centralizada matará la idea de las criptomonedas; y, sin ningún control de la comunidad, este tipo de normativa dará lugar a varios problemas, incluyendo la corrupción. Todos podemos recordar la última crisis, incluyendo el colapso del sistema hipotecario en 2008, que estaba bajo pleno control y regulación. Para poner la criptomoneda bajo control total, las autoridades deben primero poner a la Internet bajo control.”

Bordeando las sanciones

Mnuchin abordó también la posibilidad de que los países puedan utilizar monedas digitales para evadir las sanciones económicas existentes. Expresó la creencia de que hay poco riesgo de tales actividades, diciendo que "en absoluto" está preocupado porque países como Rusia y Venezuela sean capaces de funcionar de esta manera.

  • Síguenos en: