Venezuela utilizará Petro como unidad de cuenta para salarios, bienes y servicios

El presidente venezolano Nicolás Maduro ha anunciado que la cripto-divisa nacional respaldada por el petróleo, el Petro, será utilizado como unidad de cuenta dentro del país, informó el 14 de agosto la agencia de noticias ABC International.

Según se informa, Nicolás Maduro anunció en un discurso televisivo que la compañía petrolera estatal PDVSA usará el Petro como unidad de cuenta. Además, el gobierno introducirá un nuevo sistema de salarios y un sistema de precios para los bienes y servicios que están anclados en el Petro. ABC cita a Maduro:

“A partir del próximo lunes, Venezuela tendrá una segunda unidad contable basada en el precio, el valor del Petro. Será una segunda unidad de contabilidad de la República y comenzará a operar como unidad de contabilidad obligatoria de nuestra industria petrolera PDVSA.”

Según Maduro, la implantación de un nuevo sistema salarial y de precios basado en Petro "supondrá una mejora sustancial en los ingresos de los trabajadores" y ayudará a "reaparecer el precio máximo de venta al público."

A partir del 20 de agosto, Venezuela tendrá dos monedas gubernamentales, el Petro y el bolívar soberano, el segundo de los cuales será indexado al primero. El bolívar soberano le quitará cinco ceros a la actual moneda nacional, el bolívar fuerte, en una eventual reconversión monetaria.

El Banco Central (BCV) "comenzará a publicar las cifras oficiales del valor del bolívar soberano según el Petro y el valor del petróleo según las monedas internacionales." Maduro también dijo que el BCV y los bancos privados del país ya han recibido los nuevos billetes.

El gobierno venezolano lanzó la preventa del Petro en febrero, con 82,4 millones de la primera criptomoneda nacional respaldada por petróleo disponible en ese momento. El país introdujo la moneda en un intento de atraer a los inversores extranjeros y eludir las sanciones de EE.UU. y U.E, así como superar la hiperinflación catastrófica que se prevé que alcance el 1.000.000 por ciento en 2018.

Según el documento oficial del Petro, la criptomoneda cumple plenamente con la legislación venezolana, aunque la oposición en la Asamblea Nacional afirmó públicamente que la emisión del Petro era ilegal.

Aunque algunas partes del documento carecen de detalles precisos y otras no están respaldadas por argumentos suficientes, hay algunos casos claros de uso económico. Pagar impuestos y otras liquidaciones con organismos estatales sería por lo menos un 10 por ciento más barato con el Petro, que está previsto que se amplíe a otros mercados de pago en el futuro.

El documento oficial dice que el Petro puede ser fácilmente convertido a dólares estadounidenses y otras monedas, lo que ayudará a Venezuela en el comercio de exportación. Aún así, existe la posibilidad de que pueda comprarse con fondos que se recibieron ilegalmente en las bolsas cripto o en forma privada, y luego intercambiarse por petróleo que puede ser "lavado" y documentado para finalmente ser vendido a través de prácticas comerciales honestas en varias jurisdicciones.