Bill Miller de Wall Street: “Bitcoin tiene potencial para valer mucho o cero”

Bitcoin (BTC) puede tener un alto valor o no valer nada, dijo el inversor de Wall Street, Bill Miller, en una entrevista con CNBC el lunes 7 de enero.

Miller, fundador de la empresa de gestión de inversiones Miller Value Partners, habló con Kelly Evans, presentadora de CNBC, durante un programa llamado "The Exchange", en el que calificó a Bitcoin de interesante experimento tecnológico recordando un claro patrón de mínimos y máximos cada año.

Por ejemplo, el precio más bajo de la moneda rondaba los USD 3.200 el año pasado, afirmó. Sin embargo, ahora Bitcoin está cotizando más de USD 4.000 de nuevo. Miller le dijo a Evans:

“Bitcoin tiene el potencial de valer mucho y de no valer nada.”

El inversor también mencionó otra tendencia, señalando que Bitcoin tocó fondo casi exactamente 52 semanas después de alcanzar su punto máximo en diciembre de 2017, mientras que el mercado de valores no tocó fondo durante otras tres o cuatro semanas.

Sin embargo, Miller destacó que una de las razones por las que le gusta incluir criptos en su cartera es que no existe una correlación obvia y duradera entre los criptomercados, las acciones y los bonos: mientras que las criptos pueden estar a la baja, los mercados tradicionales pueden estar al alza y viceversa.

"Soy un observador de Bitcoin, pero no lo llamaría creyente", concluyó Miller.

En diciembre de 2017, cuando Bitcoin alcanzó su marca récord de USD 20.000, Miller afirmó haber invertido casi el 50 por ciento del dinero de su fondo de inversión en la cripto principal. A partir de septiembre de 2018, Miller Value Partners retiene USD 2,890 millones en activos bajo administración.

Seis meses después, Miller dijo en una entrevista que había mantenido un modesto uno por ciento de sus propios activos en Bitcoin desde 2014.

Por otra parte, Miller afirmó que "las burbujas son necesarias para traer capital al mercado para ver si estas innovaciones van a mantenerse", refiriéndose a la tasa de Bitcoin en marzo de 2018, cuando la moneda estaba bajando de forma constante después de su máximo histórico.