¿Qué están haciendo los venezolanos con el medio Petro recibido en el monedero Patria?

Ya han pasado casi dos semanas desde que el gobierno de Venezuela empezara a repartir medio Petro a unos 8 millones de venezolanos en el monedero Patria y el tema ha estado en los centros de discusión de casi todos los hogares venezolanos.

Repartido entre jubilados y empleados del sector público, lo primero que intentaron hacer los venezolanos fue cambiar su medio Petro por bolívares, la moneda de curso legal dentro de Venezuela. Sin embargo, estos cambios no han podido realizarse de forma sencilla. Tal y como mencionamos anteriormente en Cointelegraph, fueron muchas las quejas y reclamos que se pudieron ver en las redes sociales por parte de usuarios que no podían cambiar su bono por bolívares.

La primera opción a la que acudieron los venezolanos fue al propio sistema de intercambio que se integró hace muy poco en el monedero Patria y que funciona a través de cotizaciones de compra y venta. 

Para poder conseguir bolívares por medio de este proceso, los usuarios tenían que presentar una cotización de venta de Petro dentro de la plataforma y esperar a que su orden concordara con otra cotización de compra que realizara cualquier otro usuario dentro de la plataforma. Al haber una repartición tan numerosa de Petros dentro del mercado, la oferta dentro del sistema de intercambio del monedero Patria era (y sigue siendo) sustancialmente mayor a la demanda existente por el criptoactivo estatal venezolano, lo que implicaba que las órdenes de venta no se ejecutaran y los beneficiarios no recibieran los bolívares demandados.  

En los mercados secundarios tampoco se ha avizorado un panorama más esperanzador para aquellos que quieran obtener bolívares a cambio de su medio Petro. En los exchanges nacionales se ha podido ver un mercado más activo, pero, con diferenciales marcados entre los precios de compra y venta de la criptomoneda.

Criptolago, un exchange venezolano en el que se comercializa el par Petro/Bolívares, marca, al momento de la redacción de esta nota, un precio de compra de 2.889.360,54 Bs por cada Petro, mientras que el precio de venta está establecido en 2.595.146,06 Bs. Como resultado, se ve un spread de más de 10% entre ambos precios dentro del mercado.

Por otro lado, Amberes Coin, otra plataforma de intercambio venezolana, la última operación de compra de Petro por bolívares se hizo por un precio de 1.900.000 Bolívares y en el libro de Órdenes de compra se puede ver que la orden de mayor precio para la compra es de 1.908.000 Bolívares. Marcando nuevamente un diferencial considerable entre el precio decretado por el gobierno venezolano y el que se puede observar dentro del mercado secundario.