Que la red de pagos blockchain Ripple lance una oferta pública inicial (IPO) podría, de hecho, devaluar la criptomoneda en la que tiene una participación mayoritaria. 

Según varios participantes del mercado que Cointelegraph entrevistó durante el fin de semana, la IPO de Ripple tiene posibles implicaciones para el destino de la altcoin XRP

La IPO de Ripple: ¿boom o quiebra para XRP?

El director general de la empresa, Brad Garlinghouse, insinuó la semana pasada que la IPO podría ocurrir en el próximo año. 

Ante la caída de los precios de XRP, el ímpetu detrás de un gran evento de recaudación de fondos es claro para los comentaristas, pero no está nada claro si esto revertiría la fortuna del token. 

"Aunque Ripple está haciendo avances, todavía no ha perturbado el sistema global de transferencia de dinero de manera importante", dijo Rakesh Upadhyay,  colaborador y analista habitual de Cointelegraph. "Inicialmente, después de la oferta pública inicial, los participantes del mercado podrían tener paciencia, pero pronto buscarán resultados. Cuando los resultados no lleguen, esto perjudicará los precios".

Para Upadhyay, la falta de progreso de Ripple, a pesar de sus diversos acuerdos con grandes bancos y otras empresas, significa que aún están por venir tiempos difíciles. 

Una señal de que la liquidez sigue siendo problemática es la venta masiva de XRP por parte de Ripple. Como informó Cointelegraph, estas ventas fueron más grandes que nunca antes en 2019. Incluso el anuncio de la IPO no logró que el precio de XRP/USD subiera significativamente.

Upadhyay añadió:

“Una fuerte caída en el precio le dificultará a Ripple la recaudación de dinero. Ha estado vendiendo tokens, lo que demuestra que no está ganando suficiente dinero para financiar sus operaciones. Pero a diferencia de antes, después de la IPO, Ripple tampoco podrá vender tokens sin anunciarlo previamente. Cuando se anuncie, esto volverá a perjudicar los precios.”

Gráfico de XRP/USD de 1 año. Fuente: Coin360

Un tipo de venta diferente

La idea de que una IPO se convierta en una camisa de fuerza para Ripple fue compartida por el director de Cointelegraph Markets Allen Scott

Para él, la IPO sería una prueba de fuego para los apetitos de los compradores que ya están siendo examinados después de la venta de XRP.

"Muchos ven la venta de XRP por parte de Ripple como una oferta pública inicial recurrente que ya no tiene derechos de accionista", dijo. 

Scott continuó:

“Así que esto podría perjudicar a Ripple, ya que pondría en duda no solo sus costos operativos y su modelo de negocios en el mercado, sino, lo que es más importante, la existencia de XRP.”

Por el contrario, para su colega y ex analista de eToro, Mati Greenspan, una IPO podría permitirle a Ripple fortalecer su posición frente a XRP.

"Mi sensación es que sería positivo. El financiamiento adicional para Ripple significaría menos razones para vender tokens", resumió.

Tal vez, como era de esperar, los inversores destacados de XRP comparten aún menos la sensación de presagio. Michael Arrington, el fundador de TechCrunch y del fondo de cobertura Arrington XRP Capital, dijo a sus seguidores que "no se preocupen por el FUD" en torno a la IPO.

"Es saludable y asombroso si/cuando sucede", escribió el 24 de enero después del anuncio de Garlinghouse.

Sigue leyendo: