Billeteras de Ethereum

Antes de que podamos recibir Ether, necesitamos un lugar para almacenarlo. En el mundo de las criptomonedas, ese lugar se llama billetera o wallet. Esencialmente, es una pieza de software que nos va a permitir almacenar nuestros fondos, realizar transacciones fácilmente y revisar el saldo cuando lo necesitemos.

Cabe destacar que las billeteras de Ethereum no funcionan como las billeteras físicas convencionales. En realidad, nuestros Ethers no estarán almacenados en nuestra billetera ni en ningún otro lugar. El Ether, al igual que cualquier otra criptomoneda, no existe en ninguna forma tangible. Todo lo que existe son registros en la Blockchain, y nuestra billetera sólo interactuará con la Blockchain para habilitar las transacciones que queramos ejecutar dentro de dicha red.

Profundiza más en: Cómo funciona la tecnología de cadenas de bloques

Las billeteras tienen direcciones públicas, que son cadenas de letras y números que distinguen entre mayúsculas y minúsculas. Si alguien quiere enviarnos un poco de Ether, lo enviará a esta dirección, que también se conoce como "clave pública", que es lo que básicamente transfiere la propiedad de las monedas.

Lo que se almacena en nuestra billetera, es la "clave privada", una contraseña que necesitaremos para cerrar las transacciones y desbloquear las monedas que tengamos dentro de la red. No es necesario aclarar que nuestra clave privada debe mantenerse en secreto si queremos evitar que nos roben todo nuestros Ethers.

Las claves pública y privada están emparejadas, lo que significa que para que podamos realizar cualquier transacción, las dos cadenas de números y letras deben coincidir.
 

Aprende más sobre el tema: ¿Qué es Ethereum?

Cómo elegir una billetera

Nuestra billetera de Ethereum propia o de terceros

La forma más fácil de almacenar nuestro Ether es hacerlo en una billetera de terceros, como puede ser, por ejemplo, en una billetera proporcionada por un intercambio. Por supuesto, de esta manera tenemos un fácil acceso a nuestros fondos y mantener los tokens en el intercambio nos ayudará a llevar cualquier tipo de operación más rápido. Pero, si optamos por este método, debemos comprender que le estaremos dando el total control sobre nuestros fondos al intercambio y ello debido a que será un tercero el que almacenará nuestras claves privadas. Por otra parte, la historia de las criptomonedas está llena de casos de intercambios pirateados y de robos de fondos en donde los usuarios terminan perdiendo todo.

Por otro lado, la plataforma Ethereum nos permite crear una billetera personal para nuestro uso personal y nos permite elegir entre una variedad de opciones. De esta manera, únicamente nosotros tendremos el control total sobre la clave privada y, por extensión, el acceso a nuestros fondos.

Nodo completo o no

Ejecutar un nodo completo nos permite tener acceso directo a la cadena de bloques de Ethereum. En el caso de que no tengamos uno, necesitaremos conectarnos a otro nodo para recibir toda la información necesaria y verificar nuestras transacciones.

Una billetera de nodo completo requiere que descarguemos toda la cadena de bloques Ethereum para funcionar. Básicamente, esto transforma nuestro ordenador en un nodo, una entidad que da soporte a toda la red actualizando la Blockchain mediante un acuerdo sobre la legitimidad de las transacciones con otros nodos. Esto sólo es posible si se utiliza una cartera de escritorio, ya que la Blockchain es de muchos gigabytes de tamaño y se mantiene en constante crecimiento.

Billetera caliente o fría

Hay dos categorías principales de billeteras Ethereum: caliente y fría. Una billetera caliente almacena nuestras llaves privadas en línea para que puedan ser fácilmente accesibles desde prácticamente cualquier parte del mundo, siempre y cuando tengamos acceso a Internet. Pero, definitivamente no son la mejor opción, ya que pueden ser pirateadas y conllevar a que nuestros fondos sean robados. Por otro lado, las billeteras frías almacenan nuestras llaves privadas fuera de línea y sólo se conectan en línea cuando nosotros conectamos la billetera. Obviamente, estas últimas son mucho más seguras y menos propensas a ataques de hackers.

Cómo crear nuestra propia billetera

Crear nuestra propia billetera es relativamente fácil, especialmente porque la plataforma Ethereum proporciona un servicio de billetera oficial llamado MyEtherWallet. Aquí explicaremos rápidamente cómo configurarlo.

Una vez que estemos en el sitio web, seremos recibidos por varios recordatorios de seguridad. Es necesario que nos tomemos el tiempo para leerlos y analizarlos, ya que son muy útiles para lograr una mayor comprensión sobre cómo funciona todo el asunto y lo que debemos y lo que no debemos hacer para proteger nuestros fondos.

Tan pronto como terminemos de leer, nos encontraremos con una opción para crear una contraseña y configurar una nueva billetera. Una vez que hayamos creado una contraseña lo suficientemente segura, tendremos la opción de descargar el archivo en donde se almacenan las claves privadas de la billetera. Dada la inseguridad que existe dentro del mundo de las criptomonedas, lo más recomendable es que almacenemos este archivo en un lugar seguro.

El siguiente paso es de suma importancia: guardar nuestra clave privada. Tendremos que hacer una copia de seguridad, memorizarla, escribirla en un pedazo de papel y ponerla en una caja de seguridad. Todo lo que podamos hacer para asegurarnos de que no la perderemos y de que nadie podrá acceder a ella.

A continuación, podremos copiar y pegar nuestra clave privada o cargar el archivo de almacenamiento de claves para desbloquear nuestra cartera. Hay varias otras opciones para desbloquearla, pero estas son las más adecuadas para los usuarios nuevos.

Ahora ya está todo listo. La próxima vez que queramos acceder a nuestra billetera, todo lo que tendremos que hacer es autorizarnos en el sitio web con nuestras llaves. Allí podremos ver la dirección pública de nuestra billetera para poder recibir Ether, así como el saldo que tengamos en ella.

La guía anterior se centra en la configuración de la billetera de Ether propia más fácil y quizás la más utilizada dentro del mercado. Hay variedades de billeteras disponibles, aunque todas presentan procesos de instalación algo diferentes.

Billetera de papel

Una billetera de papel para Ethereum es quizás la opción más segura disponible para almacenar nuestro Ether. Esencialmente, es sólo un pedazo de papel con un código escrito en él. La mayor ventaja es que no está conectado a Internet ni necesita ser almacenado en nuestro ordenador. Puede estar con nosotros en todo momento. La podemos almacenar en una caja de seguridad o incluso enterrarla en algún lugar de nuestro patio trasero. Este tipo de billeteras hace que nuestros fondos sean inmunes a los ataques de hackers, así como a la mayoría de los tipos de robo físico (dependiendo de lo bien que ocultemos la billetera).

Para configurar una billetera de papel, debemos crear una nueva billetera en MyEtherWallet, descargar el archivo del almacén de llaves y hacer clic en el botón "imprimir" que se nos proporciona. Veremos como una hoja de papel saldrá de nuestra impresora conteniendo nuestras claves públicas y privadas, así como códigos QR para escanearlas y poder utilizar los fondos que se almacenen en ella.

Alternativamente, para mayor seguridad, podemos utilizar otros generadores disponibles en línea y desconectarnos de Internet antes de generar una nueva dirección de billetera. Esta es una precaución de seguridad en caso de que el sitio web esté transmitiendo la información de la billetera a un hacker.

Billeteras móviles

Las billeteras móviles se denominan con frecuencia clientes "ligeros", ya que no requieren que descarguemos toda la cadena de bloques para funcionar. En lugar de tener toda la cadena de bloques, este tipo de billeteras dependen de los mineros o nodos para enviarles información precisa sobre el estado actual de la red. Esas billeteras son ideales para usarlas sobre la marcha o para el comercio diario, esencialmente nos permite acceder a nuestro Ether en cualquier momento, siempre y cuando tengamos conexión a internet con nuestro celular. Sin embargo, como estos clientes son "ligeros", son más fáciles de piratear.

Una de las billeteras móviles más popular y aceptada dentro del mercado y que es compatible con Ethereum es Jaxx. Esta billetera está disponible para ordenadores de sobremesa con Windows, MacOS y Linux, así como para smartphones con sistemas iOS o Android. La característica más importante de la billetera es que las claves privadas nunca salen del dispositivo. No es necesario registrarse ni proporcionar ningún tipo de información personal para utilizar la billetera.

Coinomi es otra opción bien revisada, mantiene las llaves en nuestro dispositivo y nos permite almacenar 18 monedas y 214 tokens diferentes. Además, permite la conversión instantánea de criptomonedas sin tener que pasar por un intercambio. Actualmente sólo está disponible para Android, iOS y para ordenadores.

Billeteras de escritorio

Las billeteras de escritorio se ejecutan en nuestra computadora. Tenemos la posibilidad de descargar un cliente completo con toda la cadena de bloques de Ethereum o utilizar un cliente ligero. Mientras que la segunda opción es más fácil, la primera nos proporciona seguridad adicional, ya que no necesitamos mineros o nodos para que nos remita información puesto que la propia billetera tendrá la capacidad para validar las transacciones.

Las billeteras de sobremesa son fáciles de configurar y usar, son cómodas y bastante seguras, ya que sólo se pueden utilizar desde un ordenador en el que se han descargado. Sin embargo, están conectados a Internet, por lo que debemos asegurarnos muy bien de que nuestro equipo no esté pirateado o infectado por malware o virus. Además, tenemos el riesgo de que si nuestra computadora es robada, tendremos que enfrentarnos a la posibilidad de perder todos nuestros fondos.

Algunas de las mejores billeteras de escritorio disponibles actualmente son:

  • Exodus - Una billetera multidivisa fácil de usar con una interfaz sencilla que guarda las llaves privadas en nuestra máquina. Tiene ShapeShift integrada en ella, por lo que podemos intercambiar instantáneamente nuestras criptomonedas sin ninguna dificultad. Sin embargo, Exodus no es completamente de código abierto, lo que significa que algunas partes de su código no pueden ser revisadas por la comunidad.
  • MetaMask - Una extensión de Google Chrome, pero guarda las llaves en la propia máquina, lo que esencialmente la convierte en una billetera de escritorio. Es muy fácil de usar y nos permite almacenar, enviar y recibir Ether usándola. Además, nos reconoce la posibilidad de utilizar otras aplicaciones descentralizadas dentro de ella.
  • Mist - Una billetera oficial de Ethereum, lo que significa que no tendremos que preocuparnos demasiado por la seguridad cuando la usamos. Es similar a Exodus, pero un poco menos fácil de usar. También tiene incorporado ShapeShift.

Billeteras web

Las billeteras web o en línea, utilizan almacenamiento en la nube y se puede acceder a ellas desde cualquier lugar. Además, generalmente son mucho más rápidas que otros tipos de billeteras. Sin embargo, como nuestras claves privadas se almacenan en línea y, en la mayoría de los casos, en un servidor de terceros, son extremadamente susceptibles a ataques cibernéticos, malware malicioso, estafas de phishing y piratas informáticos. Además, no es esencialmente nuestra billetera debido a que es proporcionada por una empresa y en este caso, la seguridad de nuestros fondos está completamente fuera de nuestro control.

 

MyEtherWallet es esencialmente una billetera web, pero es más segura que otras, ya que está completamente descentralizada y genera que nuestras llaves privadas se almacenen nuestro dispositivo.

La mayoría de las otras billeteras web de Ethereum están asociadas y son proporcionadas por los intercambios.

Conoce una lista de los mejores intercambios que trabajan con Ethereum aquí: ¿Cómo comprar Ethereum?

Billeteras de hardware

Las billeteras de hardware son lo más avanzado en almacenamiento en frío de criptomonedas. Vendrían a ser como unos discos duros convencionales, portables, pero diseñados específicamente para ser utilizados con criptomonedas. Se pueden conectar al ordenador de nuestra elección para realizar una transacción. Además de que generan claves privadas fuera de línea.

Como las billeteras de hardware no están conectadas a Internet, hacen que nuestros fondos sean completamente inmunes a cualquier tipo de ciberataques y piratería informática. La mayoría de ellas vienen con opciones de copia de seguridad para asegurarse de que no perderemos nuestro Ether y se pueden proteger aún más con la autenticación de dos factores, así como una contraseña PIN. La mayoría de las billeteras de hardware modernas también tienen una pantalla, que nos permite firmar las transacciones en el propio dispositivo.

Por supuesto, estas billeteras tienen un precio. Definitivamente nos costarán un poco más de lo que gastaríamos en una billetera de software, pero valdrán el precio, especialmente si estamos almacenando una gran cantidad de Ether. Por otra parte, como son dispositivos hechos con un propósito específico en mente, no fueron lanzados en cantidades masivas, por lo que podrían ser bastante difíciles de encontrar.

Nombre

Precio aproximado

Pantalla

Ledger Nano S

€59

Si

TREZOR ONE

$69

Si

KeepKey

$37

Si

Leer más: Billeteras de Bitcoin para principiantes, todo lo que necesitas saber