Minería en la nube ¿Mito, Fraude o Realidad?

José Maldonado
03 AGO 2020
Minería en la nube ¿Mito, Fraude o Realidad?
1.

Introducción

Como seguramente ya sabrás, la minería es la actividad que sustenta a los sistemas de las criptomonedas. Es a través de la minería, que los sistemas de criptodivisas, obtienen las nuevas monedas que pasan a formar parte del patrimonio económico del ecosistema virtual.

Dicha actividad consiste en una serie de tareas que tienen que realizar los nodos dedicados a este trabajo utilizando software especializado para la ejecución de este tipo de actividad. Una de estas tareas es validar los bloques de información que les llega desde otros nodos en la red. Para ello, se toman en cuenta un conjunto de reglas propias del protocolo de la criptodivisa en cuestión. Estas reglas son usadas para proponer nuevos bloques candidatos que se distribuyen en la red para ser validados por los demás nodos.

El objetivo de todo este proceso es generar las nuevas criptomonedas que ingresan al sistema. Pero al mismo tiempo, la minería permite procesar las transacciones que realizan los usuarios y permite que los mineros obtengan recompensas por el trabajo realizado. Podríamos llamarlo un "reloj económico", uno donde el trabajo de todas sus pequeñas partes es vital para el funcionamiento del sistema.

En sus primeros momentos, la actividad minera se podía realizar con un ordenador personal, porque la complejidad de los cálculos y el volumen de información eran pequeños. Pero en la actualidad, son necesarios mayores recursos computacionales, traducidos en hardware con mayor poder de cómputo. ¿La razón? La inmensa complejidad de esta tarea ha llegado hasta el punto es que es necesario potentes equipos para realizarse de forma exitosa.

Por este motivo, muchas personas que desean realizar actividades mineras en la red Bitcoin, se consiguen con obstáculos casi infranqueables. Por un lado, muchos no tienen acceso a los equipos necesarios por su costo. Otro punto son los altos precios de la electricidad donde residen, lo que hace poco factible la minería. Y finalmente, porque no desean involucrarse de manera directa con los aspectos técnicos que la minería de criptomonedas demanda. 

Ante esas circunstancias, la minería en la nube se presenta como una solución perfecta a esos problemas. Sin embargo, en lo siguiente veremos que, tan cierto es esto y conoceremos qué peligros podemos enfrentar en este sector.

2.

¿Qué es la minería en la Nube?

La minería en la nube consiste en la oferta de recursos computacionales remotos alojados en la nube. Todos ellos preparados para realizar minería en las principales criptomonedas del mercado. Así las personas interesadas en realizar actividades de minería en algún tipo de criptomoneda, proceden a arrendar estos equipos mediante un contrato que generalmente es por un año. Aunque los hay con diferentes intervalos de tiempo, y de esta manera tener acceso al equipo computacional necesario para poder dedicarse a realizar sus actividades de minería.

Con esta modalidad las personas dedicadas a la minería de criptomonedas no se ven en la obligación de comprar sus propios equipos de computación. En su lugar, solo rentan los equipos que ya otras personas poseen y que los ofrecen a las personas interesadas mediante un contrato de arrendamiento por un tiempo determinado en dicho contrato.

Ciertamente es muy interesante este modelo. Pero tiene sus pros y contras, y acá comenzaremos ahondar un poco más este punto.

Relacionado: ¿Cómo minar criptomonedas? Minar bitcoins en la nube, con tu PC y más

3.

Minar en la nube vs minar in situ

Como ya sabes, minar en la nube no te hace dueño de los equipos, sólo están bajo alquiler y nunca los ves. Pero, minar in situ es otra cosa, acá tu eres el dueño directo de los equipos, es tu responsabilidad su buen funcionamiento y mantenimiento. Por supuesto, estas dos formas de realizar minería tienen sus pros y contras.

En los pros de la minería en la nube, lo primero que podemos tomar en consideración es que el usuario no tiene que invertir grandes cantidades de dinero para comprar el equipo necesario en la actividad de la minería. Estos equipos en general son costosos y requieren un mantenimiento minucioso para evitar fallas que pudieran dar al traste con la inversión.

Por otro lado, la minería in situ, requiere que la persona interesada en realizar labores de minería en la red. Además, debes adquirir los equipos mineros necesarios para realizar las labores que dicha actividad amerita. Esto requiere un gran desembolso inicial de dinero. Y como punto extra, el costo agregado de contratar a un experto que haga la instalación y configuración de dicho equipo.

Gastos de electricidad por concepto de minería

Otro aspecto que se anota en los pros de la minería en la nube, es que el usuario se ahorra el gasto en electricidad. Los equipos de minería realizan intrincadas operaciones de cómputo para validar o rechazar los bloques de información que les llega desde otros nodos y estas operaciones se traducen en altos consumos de energía eléctrica. Si el costo de la energía eléctrica es elevado en el país en donde se reside, puede que la rentabilidad de la minería de criptomonedas in situ no sea lo suficiente para generar las ganancias esperadas.

Las personas o empresas que ofrecen servicios de minería en la nube, cuentan con el equipo debidamente instalado para que quienes contraten dicho servicio se dediquen de inmediato a minar criptodivisas. Esto les permite a los usuarios iniciarse rápidamente en la actividad con muy poca inversión.

Instalación y soporte técnico

En el aspecto técnico, las páginas que ofrecen servicio de minería en la nube, por lo general cuentan con un soporte técnico para asesorar a sus clientes y resolver los eventuales problemas que pudieran surgir durante la minería.

Entre los contras de la minería en la nube, es que por lo general, la persona o empresa que presta el servicio ya tiene su hardware instalado con las aplicaciones necesarias para realizar la minería. Esta situación impide que el usuario pueda cambiar el software para minar las criptomonedas con una aplicación que se ajuste mejor al tipo de criptomoneda que desea minar.

Si la minería es in situ, el usuario está en libertad de usar las aplicaciones o software que mejor se ajuste a sus necesidades.

Confiabilidad del servicio

Otros de los contras que el usuario debe tener muy presente es el grado de confiabilidad que se tenga en la persona o empresa que ofrece el servicio. Es muy conocido que la oferta de estos servicios se hace, en muchas ocasiones, con la intención de capturar a personas desprevenidas y despojarle de su dinero. Mientras que con la minería in situ el usuario puede realizar un seguimiento de sus ingresos y estar al tanto de cuánto se está produciendo con su actividad, y no expone su dinero.

Rentabilidad de la actividad

La rentabilidad de minar en la nube es bastante buena a corto plazo, pero a medida que el tiempo de arrendamiento se prolonga la rentabilidad disminuye. Por otro lado, en la minería in situ sucede justamente lo contrario, a medida que pasa el tiempo la rentabilidad aumenta ya que se cubre el costo inicial de la inversión y se comienza a generar ganancia.

Además, siempre está abierta la posibilidad de recuperar parte de la inversión. Todo ello en caso de que el propietario desee vender el equipo adquirido para realizar la minería.

4.

Minar en la nube: el mito

Alrededor del tema de minería en la nube se han erigido algunos mitos. En este subtítulo se mencionan algunos de esos mitos.

No es rentable usar servicios de minería en la nube

Muy al contrario de lo que muchos piensan, minar en la nube se ha vuelto un negocio rentable. Sin embargo, hay algunos factores a tomar en consideración. Por un lado, las personas o empresas que ofrecen el servicio de minería en la nube cuentan con equipos con el poder necesario para llevar a cabo esta tarea. Este es un punto determinante para obtener ganancias en la minería de criptodivisas.

Por otro lado, el servicio de minería en la nube va acompañado por un equipo de expertos que dan mantenimiento adecuado a sus sistemas de cómputos. Además, dan soporte técnico a sus clientes para resolver algún problema o para dar asesoramiento respecto a la actividad.

De hecho, en muchos países la minería en la nube se ha convertido en una actividad bastante popular. Esto debido al bajo costo que implica comenzar a minar criptodivisas desde un equipo remoto alojado en la nube.

La minería en la nube es una puerta abierta para el fraude y la estafa

Como se apunta más abajo, son muchas las empresas, que ofrecen servicio de minería en la nube. Muchas se han dedicado a consolidar una imagen de transparencia y rectitud en su modelo de negocios. Otras, por el contrario, son creadas simplemente para estafar a quienes creen en su servicio.

Por lo tanto, es cuestión de recaudar la mayor información posible sobre la reputación de las empresas. Esto con el fin de elegir un buen servicio de minería en la nube sin poner en riesgo nuestro dinero.

No es tan popular la minería en la nube

En países como China la minería en la nube se ha venido convirtiendo en una actividad que goza de mucha popularidad. Las facilidades de inversión que ofrece la minería en la nube han catapultado esta actividad entre las alternativas que los usuarios tienen para realizar sus inversiones.

Disponer de poderosos equipos de computación que ofrecen altas velocidades en el procesamiento de hashes les da a sus clientes la oportunidad de obtener altos índices de retorno de la inversión realizada y esta característica atrae cada día más a personas que desean participar de un trozo del pastel de las criptomonedas.

5.

Minar en la nube: el fraude

Es cierto que muchas personas han sido víctimas de algún tipo de fraude al rentar servicios de minería en la nube.

Hay muchos proveedores de servicio de minería en la nube con una amplia trayectoria de prestigio, responsabilidad y transparencia en su modelo de negociación. En este sentido, las personas interesadas en contratar servicios de minería en la nube, deben asesorarse lo suficiente. Deben hacer las preguntas necesarias al proveedor del servicio, buscar en las listas negras a las personas y empresas que no gozan de buena reputación y confiabilidad o que han incurrido en faltas que arrojan sombras sobre su forma de hacer negocios. 

Todo este trabajo investigativo nos proporcionará la información necesaria para contratar a un proveedor de servicio confiable. Esto a la final nos ahorrará dolorosos momentos que puedan perjudicar tu inversión.

Así, por ejemplo, algunas banderas rojas a tener en cuenta son:

  1. Minería en la nube usando robots en Telegram o WhatsApp. Esto es algo que no debes tomarte en serio. Nadie mina grandes cantidades de Bitcoin usando un teléfono celular y mucho menos usando estas apps (u otras) de mensajería.
  2. Empresas de minería que te pidan realizar inversiones adicionales para darte mejores réditos. Es una práctica común de los estafadores decir que si "Inviertes 100 $ en 7 días te darán 1000 $". No caigas en esto, y aléjate de esas empresas.
  3. Empresas que tengan un esquema de referidos agresivo. Los referidos son algo muy común en las empresas para dar incentivos a los usuarios. Pero el uso agresivo de esta modalidad puede ser una señal que estás ante una estafa.
6.

Minar en la nube: la realidad

Minar bitcoins en la nube y otras criptodivisas es una actividad que cada día se vuelve más popular. Especialmente entre aquellas personas que desean participar de las ganancias que se derivan de la realización de la minería de criptodivisas.

Los proveedores de servicio de minería en la nube ponen al alcance de todos la posibilidad de disponer de equipos de computación optimizados para realizar labores de minería de criptodivisas con gran poder de procesamiento. Equipos que de otra forma estarían fuera del alcance del presupuesto de la mayor parte de la población debido a sus altos costos.

La rentabilidad de la minería en la nube va a depender directamente de una serie de factores. Entre esos factores podemos encontrar el costo que implica el arrendamiento de este equipo remoto para realizar las labores de minería. 

Como se hizo la observación, más arriba, el grado de confiabilidad de la empresa que presta el servicio es crucial para realizar la inversión.

El poder de procesamiento contratado también es otro factor a tomar en consideración. Especialmente al momento de planificar la inversión que se ha de destinar a la minería. Recuerda que entre mayor sea el poder de computación que se contrate, mayor serán las ganancias.

En el mundo de las inversiones, y especialmente en las inversiones de carácter virtual, el riesgo de fraude y de gestiones sombrías de negocios son parte de la realidad. En este sentido, los inversores deben hacer uso constante de la investigación antes de decidirse a realizar una inversión. Todo ello con el fin de elegir bien a la mejor empresa para el servicio de minería en la nube.

Lo primero es recabar toda la información que se pueda acerca de la empresa o empresas candidatas para la prestación del servicio requerido, por lo general decantarse por una empresa cuyos representantes den la cara al público, que sea una empresa de existencia física, donde se pueda acudir o llamar en caso de algún problema suscitado durante el período de vigencia del contrato establecido.

Los medios de comunicación, las redes sociales, preguntas a los clientes que llevan años contratando el servicio de una empresa, son fuentes excelentes para buscar esa información necesaria que permita hacer la selección más adecuada del proveedor que nos brindará el servicio de minería en la nube.