Cypherpunks, el movimiento en pro de la privacidad, anonimato y la criptografía

José Maldonado
03 ENE 2021
Cypherpunks, el movimiento en pro de la privacidad, anonimato y la criptografía
1.

Introducción

Se le llama cypherpunk a cualquier activista que defiende el uso generalizado de una criptografía sólida. Todo ello con el  objetivo de proteger nuestra privacidad en línea. De hecho, aboga a que estas herramientas sean el común denominador de nuestra sociedad en línea, entendiendo que nuestro derecho a la privacidad es inviolable. Los grupos informales que originalmente se comunicaban a través de la lista de correo electrónico de Cypherpunks tenían como objetivo lograr la privacidad y la seguridad mediante el uso proactivo de la criptografía. 

2.

Los inicios del movimiento

El movimiento cypherpunk original fue un grupo que surgió en el mundo de la informática a finales de los 80 y principios de los 90. Este movimiento estaba integrado por Eric Hughes, Timothy C. May y John Gilmore, entre otros. Este grupo heterogéneo de personalidades estaban unidas bajo un mismo interés, discutir sobre tecnología, privacidad, filosofía, política y criptografía.

Estos encuentros, en Silicon Valley, también servían para darle solución a problemas técnicos, emprender proyectos individuales o de grupo. Muchos de los participantes de este movimiento eran importantes figuras en la industria de la computación de entonces. Había muchos académicos y muchos hackers.

Todos compartían un espíritu sumamente libertario, pero con una preocupación constante por la privacidad y la seguridad en la red. De esta manera, el movimiento hacía frente a las intenciones del gobierno de regular la criptografía en la red que atenta contra la privacidad de los usuarios.

Este grupo, interesado en el estudio del cifrado libre y de la seguridad de las comunicaciones, recibió el nombre de cypherpunks de la mano de Jude Milhon (amiga de Hughes), en forma de broma en la que se mezcla cipher -voz inglesa de "cifrar"- y cyberpunk.

Sus principios e ideología

Con el advenimiento de los ordenadores y la conexión en red de estos dispositivos, muchas personas se percataron de la importancia de estas eventualidades en el mundo de las comunicaciones. 

Saliendo al paso, a posibles actos de intervención, censuras y monitoreos de comunicaciones por parte del gobierno. Un movimiento, cada vez creciente, se apuntaba en el desarrollo y análisis de problemas que permitieran cifrar la información, para hacer que los datos estuvieran a salvo de los intentos del gobierno por conocer el contenido de cierta información que ameritaba privacidad.

Es esta ideología de privacidad y libertad en las comunicaciones para el público en general, lo que sirvió de base a los miembros que conformaron el grupo cypherpunks.

Varias de las personalidades registradas en la lista de correos de cypherpunks-request@toad.com, pasaron posteriormente a convertirse en creadores de proyectos tan importantes como BitTorrent, TOR, WikiLeaks, PGP y muy probablemente, Bitcoin.

Los primeros logros de los cypherpunks

Muchas batallas fueron peleadas por el movimiento cypherpunks en pro de la privacidad de las personas cuyos datos circulan en la red.  Quizás una de las más conocidas es la exposición de la vulnerabilidad de chip Clipper de la NSA para la encriptación de datos. 

Este chip a pesar de tener la capacidad de producir una encriptación de datos bastante segura y sólida como lo publicaban sus defensores, la verdad es que poseía un punto de acceso como puerta trasera que podía recibir un ataque para forzar el rompimiento de la seguridad, como efectivamente lo demostró un participante de este grupo.

https://lh6.googleusercontent.com/myt90C09dmm7vNilWb5r7DgBV4PbTHde3BNpRdT4K0DQLzoo86ELcbHYni1XUYynIIH2-3HJn7_jGqIlA1hCqCPqQiccH8lXL3l1vYIW93rUGgEjDrrxUU_txuIfpasvd-plnV4M

Además el movimiento enfrentó con éxito varios casos legales. Entre estos casos se encuentran:

El caso Karn vs. Estados Unidos, en el que Phillip R. Karn alega contra el gobierno que los códigos para la encriptación de datos no pueden considerarse bajo la Ley de Municiones de los Estados Unidos, aunque el caso no tuvo el éxito que se esperaba siembra las bases para otras disputas que se desarrollarían sobre este mismo aspecto.

Casos posteriores como el de Berstein y Junger contra Estados Unidos lograron que el gobierno estadounidense cediera en la presión de la Ley de Municiones contra la Criptografía. De este modo, el gobierno permitió, con reservas, que se podía exportar código abierto para labores criptográficas.

Los cypherpunks lucharon y ganaron. Lo hicieron para proteger el derecho a la privacidad y la libertad personal a través de la criptografía. Continuaron arrasando a lo largo de la década de 2000 dejando atrás en su rastro, TOR y el auge de la web profunda, torrents y piratería, Wikileaks y transparencia, pero de manera más relevante: Bitcoin y las criptomonedas.

La lista de correos Cypherpunks

En sus inicios los creadores del grupo cypherpunks mantenían una lista de correos mediante la cual se podían comunicar permanentemente con los demás participantes y simpatizantes del grupo. El objetivo de esta lista era la conformación de un foro de discusión sobre las defensas tecnológicas para la privacidad en el dominio digital.

Con la constitución de esta lista de correo se enviará correo desde y hacia diferentes usuarios y se escondería la identidad del remitente original detrás de un seudónimo. Hal Finney implementaría PGP 2.0 en la lista de reenvíos y otro cypherpunk llamado Cottrell implementaría el procesamiento por lotes de mensajes para ocultar la sincronización de los mensajes.

A través de esta lista de correos se discutieron muchos y variados temas, especialmente los que tenían que ver con criptografía y matemáticas.

El Manifiesto Cypherpunk

En este manifiesto, el movimiento cypherpunk, hace énfasis en la diferencia que existe entre la privacidad y el secreto.  Sostiene que la privacidad, se refiere a la libertad que tiene cada ser humano de hacer disponible su información privada a una parte selecta del mundo, es decir el derecho del usuario de tener el control de su información. Y como tal, la privacidad es necesaria en una sociedad abierta en la era digital.

Otro punto interesante que se trata en el manifiesto es la cantidad de información que se comparte en una transacción. Se hace evidente, en este manifiesto, que la información personal de quienes realizan una transacción no es necesaria, así como la presencia de otro tipo de datos que sobra para efectos de la correcta finalización de la operación que se lleva a cabo.

Compartir la menor información posible durante una transacción es una frase que pudiera servir de consigna a lo que se plantea en este manifiesto. Para asegurarnos una verdadera protección de nuestra privacidad. En una sociedad abierta a través de las redes de comunicación electrónica, la encriptación es fundamental para hacernos escuchar por aquellos que deseamos que nos escuchen, es decir la criptografía nos permite ser selectivos en cuanto a decidir quién tendrá acceso al mensaje.

En resumen, este manifiesto es una llamada a la conciencia del público en general con el objeto de resaltar la importancia de la criptografía para proteger la privacidad y el anonimato en un mundo donde la actividad electrónica se desarrolla vertiginosamente, mientras que las herramientas disponibles al momento pujaban por un ámbito de desarrollo más favorable, fuera de la vista inquisidora del gobierno y de otras personas interesadas en la información personal de sus ciudadanos.

Dinero digital y el papel de los cypherpunks

Todo este convulsionado desarrollo de las acciones, en que muchos cypherpunks se vieron involucrados, termina con la aceptación del gobierno de que la criptografía es un producto que puede ser de dominio público.

Todo esto siembra bases sólidas para una nueva faceta, la producción de proyectos y el desarrollo de ideas, que ante la liberación de la camisa de fuerza que frenaba su pleno desarrollo, ahora comienzan a levantarse en un campo abonado y propicio para el crecimiento de dichas ideas y proyectos.

La capacidad de producir dinero digital fue una de esas ideas que pujaba por terminar de surgir y vio su momento oportuno con la implementación de la tecnología blockchain. Conceptos éstos, que han cambiado para siempre la perspectiva desde donde se observaba a las finanzas en general.

Seguridad en Internet, el objetivo primario del movimiento

Otro beneficio que se deriva del activismo del movimiento cypherpunk, y se puede decir que era la meta principal del grupo, es la seguridad en Internet.

Al tratarse cypherpunk de un grupo conformado por investigadores, profesionales, aficionados, estudiantes, todos ligados a los quehaceres informáticos pudieron prever el importante papel que tendrían las computadoras en la cotidianidad de la sociedad. 

Gracias a estas habilidades como grupo, lograron vislumbrar la necesidad de protección de los datos personales y de las diversas actividades que se llevarían a cabo mediante la red y que ameritaría privacidad y anonimato. Todo lo cual no sería posible si no se poseían los permisos para implementar la criptografía. De hecho, organizaciones como Electronic Frontier Foundation (EFF) nacieron en medio de esta organización de cypherpunks. 

3.

Principales exponentes cypherpunks en el mundo

Entre los principales exponentes del grupo cypherpunk, se puede mencionar a:

John Gilmore, Eric Hughes y Timothy C. May, fundadores de la lista de correos, y personajes detrás de la siguiente fotografía. 

https://lh3.googleusercontent.com/DGsFkRpOmXCbboAtTu2qNCmz1jZUQdWLgRWtLhKCleE8nWodln7hmmyRzXIFWahVhQuwyU4K0iPBw-otdImX_ahjkSVohD1iNpo7PDdv3zVWtBHiJ4dkTLL8k2peFB_k-ImkwlDY

Jacob Appelbaum fue uno de los principales desarrolladores del proyecto Tor.

Julian Assange fundó Wikileaks.

Bram Cohen es el creador de BitTorrent. 

Lance Cottrell es el autor original de Mixtermaster Remailer.

Nick Szabo, creador del proyecto de dinero digital BitGold,

Wei Dai, ingeniero en computación con grandes contribuciones en la criptografía y las criptomonedas.

Hal Finney, ingeniero en computación y gran activista de la criptografía. Conocido por su participación temprana en Bitcoin, y ser la primera persona en recibir una transacción Bitcoin de manos del mismísimo Satoshi Nakamoto. 

Todos ellos y muchos más participaron en el grupo de los cypherpunks y todos esos proyectos antes mencionados son ramificaciones del movimiento.

4.

Conclusiones

El movimiento “Cypherpunk” se puede considerar como predecesor de todo lo que vemos en el mundo de las criptomonedas. A pesar de que muchos se han distanciado de esta última corriente. Pese a esto, en el mundo cripto muchos principios cypherpunk permanecen intactos en los códigos de Bitcoin y otros proyectos.

Como dato curioso acerca de Bitcoin y de los cypherpunks, hay que destacar a tres integrantes de este grupo, Nick Szabo, Wei Dai y Hal Finney. En cuanto a su presunta vinculación con la creación de la criptomoneda que revolucionó el mundo de las finanzas digitales. Nick Szabo se interesó desde un principio en la creación de dinero digital. En 1998, Nick diseñó “Bitgold”, una moneda digital descentralizada. Algunos autores e importantes personalidades del mundo de las criptomonedas sostienen que Nick Szabo es de hecho Satoshi Nakamoto. Sin embargo, en reiteradas ocasiones Szabo ha negado ser el rostro detrás del anónimo creador de Bitcoin.

Sin embargo, es indudable que la influencia de los cypherpunks está bien marcada en la lucha por la liberación de la criptografía como un recurso al alcance del público en general.  Es gracias a sus luchas constantes contra la anarquía imperante en los temas digitales del momento, así como a la información que hicieron circular entre los ciudadanos comunes, para advertir el peligro que representa el poder criptográfico en manos únicamente del gobierno.

Finalmente se logra poner en manos de la gente común un recurso tan valioso como es el poder de cifrar nuestros datos a fin de proteger nuestra privacidad en la transmisión de datos digitales.