Liquidity Mining, una nueva forma de hacer minería en DeFi

José Maldonado
31 AGO 2020
Liquidity Mining, una nueva forma de hacer minería en DeFi
1.

Introducción

El Liquidity Mining o “Minería de Liquidez” es una nueva forma ideada por muchos proyectos DeFi para atraer clientes con las promesas de obtener ganancias y recompensas por sus inversiones e inyecciones de liquidez en sus plataformas. El Liquidity Mining y el Yield Farming han dado origen al llamado “Boom de las DeFi” o “Fiebre de Oro DeFi” en blockchains como Ethereum.

2.

¿Qué es el Liquidity Mining?

Liquidity Mining es una actividad en la que los usuarios de un protocolo depositan y congelan sus criptoactivos en él. Esto con el objetivo de recibir a cambio las recompensas que el protocolo ofrece en forma de tokens de gobernanza propios de cada protocolo. Estos tokens de gobernanza producen el dinero en forma de intereses que se perciben por contribuir con activos a la liquidez de la plataforma.

Con el depósito de estos activos por parte de los usuarios en sus protocolos, las plataformas persiguen obtener mayor liquidez. Así que para atraer mayor volumen de personas que depositen sus criptoactivos, estas plataformas ofrecen incentivos. Muchas veces estos incentivos son difíciles de pasar por alto, ya que muchos de ellos consisten en devolver a los usuarios parte de las ganancias de la plataforma en monedas del mundo real tokenizadas o criptomonedas ancladas a algún activo del mundo real (Stablecoins). Monedas que luego el usuario podría solicitar por medio de la redención de sus ganancias o reinvertir para obtener un mayor rendimiento.

Relacionado: DeFi: ¿Es el inicio de una nueva era en las finanzas?

3.

Plataformas de Liquidity Mining

Bajo este concepto, las Finanzas Descentralizadas (DeFi) se ha convertido en un terreno fértil para la práctica del Liquidity Mining (Minería de liquidez) y del Yield Farming (Agricultura del Rendimiento) hasta tal punto que muchos expertos comparan el fenómeno que estas actividades han ocasionado en los mercados de criptodivisas, con algo semejante a la “Fiebre del oro en DeFi”.

Muchos protocolos ofrecen sus DApps ya preparadas para la realización de Yield Farming y Liquidity Mining. Lo que, aunado a los incentivos y recompensas que ofrecen las plataformas, atraen a los inversionistas y traders, como un frasco de miel atrae a las hormigas.

Entre estas plataformas algunas de las más usadas son las siguientes:

Compound

Compound (COMP) es un activo del ERC-20 potenciado por el gobierno comunitario del protocolo de Compound. Los poseedores de tokens COMP y sus delegados debaten, proponen y votan sobre los cambios del protocolo.

Al poner el COMP directamente en manos de los usuarios y las aplicaciones, una comunidad cada vez más grande podrá mejorar el protocolo, y se le incentiva para que administre colectivamente el protocolo en el futuro con una buena gobernanza.

Compound es una aplicación que corre sobre la blockchain de Ethereum. Y esta permite que los usuarios puedan realizar depósitos en la plataforma para ganar recompensas. También pueden solicitar préstamos de la plataforma, que también tiene sus recompensas. Incluso se puede realizar intercambios de criptodivisas entre los usuarios de la plataforma, como si Compound se tratase de una bolsa de valores.

Como se mencionó más arriba, en Compound se recompensa a los usuarios que depositan sus criptomonedas en el protocolo. Gracias a esto, se otorga mayor liquidez a la plataforma y en este sentido, esta puede atender el caudal de solicitudes de préstamos sin que se produzcan eventos que distorsionen en el valor del COMP.

Para solicitar un préstamo en la plataforma de Compound es necesario que el prestatario tenga en cuenta que estos préstamos se hacen sobre los activos que dicho prestatario tenga depositados en la plataforma y, que los préstamos se hacen teniendo presente un índice de colateralidad de 1.5x. Es decir, si un prestatario tiene depositados 150 Dólares en algún tipo de criptomonedas de las que admite el ecosistema DeFi, este prestatario podrá solicitar préstamos en cualquiera de las criptomonedas soportadas por la plataforma, por un equivalente de hasta 100 Dólares. 

Los otros 50 dólares se toman como un índice de amortiguación ante la variabilidad que pueda ocasionar la volatilidad de las criptomonedas en el mercado, además, de los gastos administrativos y comisiones que se generan al momento de solicitar el préstamo.

Otras plataformas que tienen marcada participación en el tema de Liquidity Mining son: Balancer, Synthetix, Curve, FutureSwap, entre otras. Todas estas caracterizadas por su forma propia de operar dentro de la blockchain de Ethereum.

Synthetix (SNX)

Es una plataforma, que se apoya en el valor de su token en red, el SNX. Esta plataforma proporciona un protocolo mediante el cual se pueden comercializar activos sintéticos o Synths en Ethereum. Los Synths son tokens que representan a activos del mundo real como el oro, Bitcoin, dólares estadounidenses, Euros, entre otros muchos activos.

Al igual que sucede con Compound, Synthetix funciona mediante una infraestructura conformada de Smart Contracts (contratos inteligentes). Además, posee una cartera de incentivos que contribuyen a mantener los precios de los Synths. El SNX actúa como garantía y se requiere un valor proporcional de SNX para acuñar los Synths. Los inversionistas, por apoyar el sistema, son recompensados con una parte proporcional de las tasas generadas por la actividad en el sistema. Así pues, el valor del SNX está directamente relacionado con el uso de la red que garantiza.

4.

Ventajas y riesgos de esta práctica

Como dice un refrán popular “Quien no arriesga, no gana”, y es que la actividad de Liquidity Mining conlleva una serie de riesgos que se deben tomar en consideración al momento de decantarse por un modo de negociación en el mercado de las criptodivisas.

Son muchas las empresas, en el ecosistema DeFi, que están ofreciendo sus tokens de gobernanza como recompensa. Esta serie de incentivos ha despertado mucho interés en la comunidad de inversores y ha generado un “boom”. Uno en el que muchos se precipitan a invertir sin antes considerar los aspectos que se han de tener en cuenta en este tipo de inversión.

De allí nace una de las ventajas más atractivas de esta actividad en el ecosistema DeFi. Hablamos de la capacidad de multiplicar la inversión en muy corto tiempo si se hacen las acciones de manera correcta. El usuario, puede pedir préstamos usando como garantía de pago sus propias criptomonedas depositadas en el ecosistema. Y a la vez, usar este préstamo para depositarlo en otro protocolo del ecosistema y volver a pedir prestado sobre este último depósito. Con ello las ganancias del usuario pueden ampliarse de forma significativa.

Por otro lado, al tratarse de actividades descentralizadas, prácticamente cualquier persona en cualquier lugar en el mundo con una billetera con unos pocos Ethereum puede negociar en alguno de estos protocolos. A la vez que conserva el anonimato propio de este tipo de negociación y sin terceros que medien en la negociación.

La desventaja es que si el usuario no toma en consideración algunos aspectos relacionados a la actividad, como el gasto en comisiones, los índices de colateralidad, las fluctuaciones de las criptomonedas en el mercado, en vez de ganar podría terminar perdiendo su dinero. Algo que efectivamente se ha podido constatar en los comentarios y publicaciones que aparecen en las redes sociales.

Otra desventaja que se produce en este modelo de negocios es que la volatilidad de las criptodivisas agrega mucho riesgo a las inversiones. Para paliar el efecto que esta volatilidad pueda inducir en las negociaciones, se ha generado la Stablecoin. Sin embargo, esto en cierta forma le ha quitado el carácter descentralizador a las criptomonedas. Sobre todo porque las representaciones colaterales de estas stablecoins dependen de una institución financiera. Lo que centraliza las operaciones y decisiones que se toman respecto a dicha moneda.

No obstante lo anterior, muchas empresas que desarrollan en DeFi, prometen la total descentralización de sus operaciones financieras. 

5.

Liquidity Minining, Yield Farming, y el boom de las DeFi

Al tratarse DeFi de una estructura de protocolos financieros creados, principalmente, sobre la red de Ethereum que aportan servicios de mercadeo, créditos, derivados, entre otros. Debe estar respaldado por mucha liquidez para poder atender satisfactoriamente estos servicios de manera apropiada. Por ende, mientras mayor capital esté depositado en el protocolo, mejor será el desenvolvimiento de éste al momento de atender los servicios que soporta. Es esta la razón que está llevando a muchas plataformas en DeFi a ofrecer carteras de incentivos para atraer a los usuarios del mundo de las criptodivisas para que depositen sus activos en estos protocolos a cambio de recompensas traducidas en Tokens de gobernanza del protocolo que generarán los dividendos esperados.

En otras palabras, Liquidity Mining viene a convertirse en algo así como la Equity o las participaciones de inversión que promueven las empresas en real. En DeFi se ofrecen tokens de gobernanza, que suele repartirse en general, de forma proporcional a la liquidez y al valor que genera ese capital dentro del protocolo.

Los protocolos emiten tokens de gobernanza con el fin de incentivar la entrada de liquidez hacia su plataforma. La liquidez conseguida por la plataforma le permite a su protocolo ofrecer sus servicios financieros de forma más eficiente. Luego, este aumento en la eficiencia atrae a más usuarios ya que el protocolo ahora es más competitivo dentro del mercado. Este aumento de usuarios aumenta los beneficios del protocolo (por comisiones o intereses), lo que comporta un aumento de precio del token de gobernanza que captura el valor generado en el protocolo. Finalmente, los proveedores de liquidez, al haber un aumento en el precio del token que reciben como incentivo, están interesados en aportar aún más liquidez.

6.

Conclusiones

Teniendo claro que Liquidity Mining es una actividad que se realiza para promover operaciones financieras tales como el depósito de criptodivisas con congelamiento a plazo y la solicitud de préstamos, todo ello con la idea de generar ganancias que se obtienen en forma de tokens de gobernanza de los diferentes protocolos del ecosistema DeFi.

Estos protocolos de Ethereum (principalmente) han potenciado su operatividad y eficiencia gracias al caudal de activos captados. Especialmente a través de Liquidity Mining y de la mano de Yield Farming (Agricultura del Rendimiento). Entre estos protocolos tenemos al token de gobernanza COMP de Compound, que se ha visto catapultado hasta la segunda posición en las últimas semanas como el protocolo con más liquidez bloqueada en el ecosistema DeFi.

El crecimiento y avance del ecosistema DeFi hacen que se perfile como un punto de apoyo para desarrollos que contribuyan a descentralizar las operaciones de grandes empresas dentro de Internet; por mencionar algunos a facebook, youtube, entre otros.

El nacimiento de DeFi ha hecho posible que todas las personas a nivel mundial con una wallet y algunos Ethereum pueda participar del sistema financiero en el ámbito de las criptodivisas de una forma más descentralizada cada día.