Ganar dinero en criptomonedas usando DeFi: riesgos y oportunidades

José Maldonado
07 ABR 2020
Ganar dinero en criptomonedas usando DeFi: riesgos y oportunidades
1.

Introducción

Ganar dinero con plataformas DeFi puede ser más sencillo de lo que muchos se imaginan. Y es que desde la aparición de las criptomonedas, estas llevaron a la creación de nuevos modelos de negocio, nuevos mercados y nuevas formas de hacer dinero. Su revolución económica se fue afianzando con el tiempo. Y en la actualidad, ha permitido que cientos de miles de personas participen en esquemas de negocios descentralizados con total confianza.

Desde la creación de los exchanges, sistemas de pasarela de pagos, hasta las opciones más sencillas de HODL y Staking, todas permiten de una u otra forma ganar un poco de dinero por nuestra inversión en ellas. Pero la llegada del DeFi y su cada vez mayor madurez, ha creado toda una nueva gama de oportunidades.

Es por ello que acá examinaremos algunas de estas opciones y examinaremos los riesgos y oportunidades que nos brindan.

2.

Ganar dinero en criptomonedas con DeFi: las plataformas

El desarrollo del DeFi ha llevado a la creación de varias plataformas con objetivos y servicios bien definidos. Algo que las ha transformado de una u otra forma en excelentes opciones para distintos inversores o usuarios interesados en obtener alguna ganancia extra por usar sus criptomonedas. Por supuesto, estas ganancias nunca serán tan llamativas como las promesas hechas por empresas o individuos que claramente son una estafa. Pero no por ello dejan de ser interesantes y es la razón por la que las examinaremos mostrando sus riesgos y oportunidades.

Entre estas plataformas podemos mencionar las siguientes:

DAO

Las Organización Autónoma Descentralizada (DAO, por sus siglas en inglés), son una de las formas más antiguas de organización DeFi en el mundo de las criptomonedas. Una DAO es básicamente una organización dirigida por una serie de smart contracts o contratos inteligentes que se ejecutan sobre una blockchain.

Para hacerlo más sencillo, puedes ver a una DAO como una empresa que no tiene empleados y donde todo es manejado por un robot. Este robot (smart contract) es capaz de hacer todas las tareas que la empresa necesita para su funcionamiento, sin necesidad de intervención humana.

Pero esto no significa que el robot no pueda mejorarse o que el funcionamiento de la DAO sea una caja negra. De hecho, la programación de los smart contracts de la DAO suele ser código abierto. Esto significa que cualquier persona puede revisar, auditar y presentar propuestas de mejoras al código cuando lo desee.

Por otro lado, como la DAO funciona sobre una blockchain, significa que cualquier acción que realice queda grabada sobre esta blockchain. Cualquier movimiento de fondos o acción, es almacenado en los bloques de la blockchain, dejando un innegable y seguro registros de nuestras acciones. Lo mejor es que estos registros también son públicos y pueden ser revisados y auditados en todo momento. Todo esto deja muy en claro la transparencia del funcionamiento de las DAO.

Ahora bien ¿Cómo podemos ganar dinero en una DAO? Pues esto puedes hacerlo si inviertes en ellas. Cada vez que inviertes una determinada cantidad de criptomonedas en una DAO, ganas un porcentaje de participación en la misma. Esta participación te permitirá participar en la toma de decisiones del proyecto. Pero al participar en una DAO también estarás participando en su mecanismo de incentivos económicos. Estos mecanismos son creados con la finalidad de atraer inversionistas y mantener la buena salud de la DAO.

Un buen ejemplo de esto lo vemos en MakerDAO. Como usuario de Ethereum, puedes comprar tokens Maker que te darán un nivel de participación dentro de MakerDAO. Al mismo tiempo, dichos tokens te servirán para tener poder de decisión dentro del proyecto. Pero adicional a esto, podrás crear también DAI usando los CDP (Posiciones de Deuda Colaterizadas) de MakerDAO. Esto último te permite participar en el amplio ecosistema de Dapps y otras plataformas DeFi que aceptan DAI como token de pago.

Relacionado: ¿Qué es DAO?

Préstamos

Las plataformas de préstamos (lending/borrowing) son una de las plataformas predilectas para ganar dinero usando DeFI. Estas plataformas permiten a sus usuarios dos cosas:

  1. Te permiten almacenar tus criptomonedas y ofrecerte opciones para ganar        intereses de acuerdo a la cantidad de criptomonedas almacenadas. Un funcionamiento bastante parecido a las cuentas de ahorro de los bancos, en el que ganamos una determinada cantidad de dinero por poner guardar nuestros ahorros en dicho banco. Estos intereses varían mucho de acuerdo a las plataformas, pero es usual verlo en el orden del 5 al 10% anual. El pago de dichos intereses se paga en la misma criptomoneda que has almacenado y tu dinero siempre está disponible para retiro si así lo deseas.    
               
  2. Ofrecen la posibilidad de participar en sistemas de préstamos peer-to-peer. De esta forma, el dinero que tienes en la plataforma puedes usarlo para darle préstamos a otras personas. Al mismo tiempo, pueden acordar un determinado tiempo de pago e intereses que recibirás por el préstamo, ese interés será tu ganancia. Generalmente estos préstamos son cortos de 7 días a 3 meses para pagar. La garantía es cubierta por un fondo colateral en criptomonedas que el   prestatario debe bloquear para poder acceder al préstamo. De esta forma se garantiza que el sistema no sea susceptible a estafas u otras acciones malintencionadas.            
     

Opciones como estas hay muchas en el ecosistema DeFi. Podemos mencionar AAVE (anteriormente ETHLend), BlockFi, Compound, Nexo, y EOSRex son algunas de estas opciones. Para participar en estas plataformas usualmente solo debes suscribirte a su servicio y hacer el depósito de criptomonedas para empezar a operar.

Otro punto a favor de esta opción es que el riesgo de pérdidas monetarias es bastante bajo, aunque no inexistente. Recuerda que el precio de las criptomonedas es altamente volátil, y en medio de mercados bajistas los riesgos de perder dinero son bastante altos. Sin embargo, variables como la colateralización y los tiempos de pagos pueden ajustarse para prever estos sucesos, y reducir el riesgo de forma importante. Así que si piensas participar en plataformas como estas, deberás estar atento a estos factores y variables y elegir los mejores para protegerte en el peor de los casos.

Relacionado: El protocolo descentralizado de préstamos bZx es hackeado dos veces en cuestión de días

Mercados de predicción

Los mercados de predicción no son nada nuevo en el mundo de la blockchain. Desde la creación de Augur en 2014, aunque no fue hasta 2018 cuando se consideró completado su desarrollo. Un mercado de predicción puede verse como un mercado donde los participantes apuestan a un determinado suceso en el futuro. De esta forma, todas las personas que apuesten por el suceso futuro que se haga una realidad, ganan una determinada cantidad de dinero. Todo esto es manejado de forma descentralizada por medio de smart contracts que realizan el trabajo de todo el sistema. Así sabemos que el sistema o los usuarios pueden hacer algún tipo de trampa.

Los mercados de predicción suelen recibir por esto el nombre de oráculos, puesto que su misión es predecir el futuro.

Participar en este tipo de mercados no es complejo. La mayoría de ellos son accesible por medio de sus Dapps que hacen de interfaz entre los contratos inteligentes de la plataforma y el usuario. Desde allí podrás crear nuevos mercados, participar en uno, recibir o enviar dinero de acuerdo a tus necesidades.

Las ganancias que puedes recibir de este tipo de sistemas son obtenidas de las comisiones y las posiciones perdedoras de un mercado (aquellas posiciones que han predicho algo que nunca paso). Estas ganancias son repartidas entre la totalidad de personas que ganaron en el mercado y se suman al dinero que inicialmente has puesto en la participación. Esto significa que no hay un porcentaje de ganancia, y las mismas pueden ser pequeñas o muy grandes, todo depende del tamaño del mercado y de cuantos hayan ganado en su posición.

En la actualidad Augur es la plataforma de mercados de predicción más famosa. Pero también existen opciones como Gnosis y Helena, que también funcionan como mercados de predicción.

Exchanges descentralizados (DEX)

Los exchanges descentralizados (DEX) son otra de las grandes creaciones del DeFi. Al igual que los exchanges de criptomonedas centralizados como Binance, los exchanges descentralizados te permiten comprar y vender distintas criptomonedas para de esta forma ganar dinero en estas plataformas DeFi usando el alza o baja de los precios de las mismas a tu favor. Los exchanges descentralizados se presentan como una opción fuerte debido a los pocos requerimientos para participar en ellos.

Pero el potencial de los mismos va mucho más allá. Una de las principales razones para la existencia de los DEX es permitir la creación de exchanges allá donde se necesiten. Todo ello sin suponer una enorme inversión. Así cualquiera con conocimientos puede crear una plataforma de exchanges única que puede usar para proveer servicios a quien lo requiera.

Otro punto a favor, es que los exchanges descentralizados permite el swap de criptomonedas de forma mucho más rápida que los exchanges tradicionales. De hecho, muchas de estas plataformas permiten el cambio atómico de criptomonedas de forma federada, siempre y cuando los exchanges participantes soporten un mismo protocolo. Esto abre nuevas oportunidades para ganar dinero con esta opción DeFi, no solo con el tradicional trading, sino también con el arbitraje de criptomonedas.

Por supuesto el exchange no solo puede ser de criptomonedas, también se pueden intercambiar otros bienes tokenizados. Esto abre las puertas a los cambios descentralizados a bonos financieros tradicionales, emisiones de deuda, compra y venta de acciones, o negociación de bienes de real state.

3.

Riesgos y oportunidades de las plataformas DeFi

Como han podido ver, las plataformas DeFi abren toda una serie de nuevas formas y oportunidades de negocio. Las oportunidades en este caso son gigantescas y solo limitadas por la imaginación de nuevos esquemas de negocio. Hablamos de la diversificación económica a niveles solo imaginados hasta el momento.

Por ejemplo, gracias al DeFi ahora podemos incluir sistemas económicos complejos dentro de los juegos y crear un flujo real de dinero dentro de ellos. Esto daría forma a juegos en el que podamos interactuar con dinero real, incluso, podremos crear ingresos reales desde el mismo juego por el simple hecho de jugar. Ciertamente es algo que ha llamado la atención de varias empresas de desarrollo que ahora experimentan con tales capacidades.

Por otro lado, la banca y el sistema financiero tradicional también se han visto atraídas por DeFi. En primer lugar, porque las herramientas DeFi permiten automatizar tareas ahorrando con ello grandes sumas de dinero y tiempos de respuesta. Por otro lado, porque el uso de DeFi genera más transparencia y tiende a eliminar susceptibilidades y conceptualizaciones erróneas de estos sistemas. Y finalmente, porque el DeFi elimina intermediarios. Dejando solo actuaciones entre el smart contract representando al banco, y nosotros los usuarios del sistema, como los clientes. Una situación que mejora la seguridad, protege nuestra privacidad y nos permite acciones rápidas en cuanto a nuestras peticiones dentro del sistema.

Sin embargo, no todo es perfecto en el mundo DeFi. En primer lugar, las infraestructuras blockchain actuales no tienen la capacidad para escalar lo suficientes para un uso masivo a nivel global. Ethereum y EOS por ejemplo, no son capaces de sostener las peticiones de millones de usuarios sin que sus sistemas se vean colapsados. Algo impensable para un sistema financiero y económico de alcance global, aunque estos proyectos y muchos más trabajan arduamente por superar estos problemas.

Por otro lado, crear smart contracts para sistemas DeFi es una tarea compleja. La complejidad aumenta las posibilidades de que se cometa un error en la programación y de allí que salgan a la luz errores graves que comprometan la seguridad del dinero que esas plataformas DeFi manejen. La prueba la tuvimos con The DAO, donde un error le bastó a un hacker malicioso robar cerca de 50 millones de $ USD. Y más recientemente lo vimos con el error de los flash loans o préstamos rápidos.

Por otro lado, las plataformas DeFi suelen tener funcionamientos complejos que hacen que personas con poco conocimiento y claridad de los conceptos manejados se sientan abrumadas. Aunque la situación ha cambiado mucho en los últimos años, muchas plataformas siguen teniendo una complejidad muy alta para el usuario promedio.

Otro riesgo asociado viene dado por el sistema que manejan para mantener sus incentivos económicos. Si este sistema no se ajusta a las realidades de los mercados de criptomonedas, corre el riesgo de desestabilizarse y generar grandes pérdidas económicas para quienes estén dentro de las plataformas DeFi.

Pese a todo esto, DeFi se sigue erigiendo como una opción prometedora en el ecosistema blockchain para elevar el valor de las mismas y masificar el uso de las criptomonedas en el mundo. Por lo que, en los próximos años, seguiremos viendo mucho más de DeFi y todo lo que puede ofrecernos.

Relacionado: ¿Cuándo se unirá Bitcoin a la revolución DeFi?