Joven de 19 años es sentenciado a 20 meses por vender datos robados a cambio de BTC

Elliot Gunton, de 19 años y de Mounteney Close en Norwich, se declaró culpable de suministrar datos personales en línea y servicios de hacking por criptomonedas.

Un hacker a sueldo

Un comunicado de prensa publicado el 16 de agosto por la policía de Norfolk informa que el hombre fue sentenciado a 20 meses de prisión y ordenado a pagar más de 400.000 libras esterlinas (más de USD 485,000) por el tribunal de la Corona de Norwich. Según el informe, la policía se apoderó de su portátil en abril del año pasado después de encontrar el software que le permitió cometer delitos cibernéticos.

Se dice que el descubrimiento se hizo durante una visita de rutina a la casa de Gunton debido a una Orden de Prevención de Daños Sexuales que le impuso el tribunal en junio de 2016 por delitos anteriores.

Según se informa, las fuerzas del orden han descubierto que se había ofrecido a suministrar datos personales de particulares comprometidos, lo que permitiría los llamados ataques de intercambio de SIM.

La policía también supuestamente descubrió que anunciaba datos comprometidos y servicios de piratería informática por USD 3,000 en Bitcoin (BTC). Según se informa, la policía ha podido rastrear y decomisar 275.000 libras esterlinas (USD 334,000) en criptomonedas, incluida BTC, bajo su control, y ha descubierto fragmentos de conversaciones que mantuvo con otras personas en línea. En un perfil suyo en Twitter, bajo el alias @Gambler, dijo:

"Tener mucho dinero es genial.... Pero tener mucho dinero sin que la gente lo sepa es más genial."

Acceso limitado a Internet

Fue acusado de violar una Orden de Prevención de Daños Sexuales, delitos de piratería informática y lavado de dinero. Además, el Tribunal de la Corona de Norwich le emitió una Orden de Comportamiento Comunitario de tres años y medio, que establece que Gunton no debe poseer ni utilizar ningún dispositivo capaz de acceder a Internet que no sea uno fácilmente controlable por las fuerzas del orden.

Más concretamente, se le prohíbe explícitamente usar el modo incógnito, la navegación privada u otras medidas similares de protección de la privacidad, junto con las VPNs o la red Tor.

No dejes de leer: