Según el Gobernador del Banco de España la banca tradicional apuesta por incursionar en el mundo de las finanzas descentralizadas

Bitcoin supuso la ruptura a nivel financiero de cómo eran los sistemas tradicionales y la apuesta que se plantea para los próximos años. Como resultado, las criptomonedas en general están desarrollando un papel revolucionario en el mundo de las finanzas y  luego de años de negación, sus principales actores no han tenido otra opción que unirse a la corriente o quedarse al olvido. Eso sí, a su estilo por supuesto: centralizando o monopolizando.

Ya JP Morgan Chase lo entendió hace unos meses, China apuesta por ello como arma para controlar aún más su población y ahora el Gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos revela la forma en la que se plantean los grandes magnates de los bancos en incursionar al mundo de las criptomonedas: custodia, reventa de stablecoins y proveedores de monederos digitales.

El enfoque dado por el también Presidente del Comité de Supervisión Bancaria de Basilea, a través de su alocución la semana pasada en el Euro Finance Week 2019 celebrado en Francfort, Alemania, dejó claro que la banca entendió el mensaje y que está dispuesta a entrar en el nuevo tablero.

Para el banquero, el sector financiero tradicional tendrá tres roles fundamentales en el espacio cripto en los próximos años para intentar estar al frente de la vanguardia tecnológica y no perder la batalla ante la amenaza que suponen las finanzas descentralizadas. El primero sería fungir como custodios de los activos que respaldan la moneda estable o administrar estos activos cuando sea necesario.

Algo similar ya intenta hacer el gigante americano JP Morgan con su moneda digital interna, aunque aún sin el éxito esperado.

Una segunda actividad dónde a juicio de Hernández podrían desempeñarse los bancos es la reventa de monedas estables. Una actividad que desempeñan muy bien en la actualidad con el dinero fiat convencional, los cuales son los responsables de la gran impresión desmedida de papel moneda sin respaldo con el fin de inundar el mercado forex.

El tercer rol indicó la oferta de servicios más amplios a los usuarios finales como por ejemplo, actuar como proveedores de monederos digitales. Al mejor estilo de proveer tarjetas de débito o crédito, la banca pretende ahora ser un puente entre los fabricantes de monederos y los usuarios finales, a cambio por supuesto de una comisión interbancaria que garantice su supervivencia.

Sin embargo, lo anterior pasará por definir hasta qué punto los usuarios estarán dispuestos en pagar más comisiones, si uno de las banderas en el mercado cripto contra la banca tradicional pasa por la baja tasa de comisión implícita en cada transacción.

A lo anterior, Hernández de Cos indicó que la aparición de las monedas estables como fuentes de pagos instantáneo competirá por las comisiones por transferencias de pagos, lo que podría diluir el flujo de ingresos basado en comisiones bancarias.

A pesar del cambio de timón que parece suponer para la banca tradicional su discurso anti-cripto, su incursión en el novel mercado supone una gran cantidad de retos para un mercado que está plagado de innovaciones tecnológicas. El Gobernador del Banco de España subrayó que:

“Incluso, si los bancos se convierten en jugadores activos dentro del ecosistema de una moneda estable, pueden tener dificultades para adaptarse a la proliferación de productos y servicios innovadores ofrecidos por las fintech y grandes compañías tecnológicas”.

En ese mismo orden, el reto que tecnológico que supone para los bancos implica al mismo tiempo un riesgo para su esquema tradicional de supervisión, el cual deben evaluar lo suficientemente para adaptarse a las nuevas necesidades.

Por último, el ejecutivo indicó que los bancos tienen exposiciones muy limitadas a los criptoactivos y por lo tanto, el avance en el sector Fintech en el campo de las finanzas suponen un riesgo inminente para su dominio. Ya la semana pasada en esta misma retórica se había expresado el presidente del Banco de Argentina, sobre la 'amenaza' que suponen los ecosistemas De-Fi para la banca tradicional.

Amenaza o no, lo cierto es que en los últimos meses el revuelo de los criptoactivos ha supuesto un nuevo cambio de retórica en los diferentes bancos a nivel mundial y en algunos gobiernos que libran por tomar posición en el nuevo esquema de finanzas revolucionario que ha implicado Bitcoin con su tecnología Blockchain.

Sigue leyendo: