Libra lucha contra los críticos, y Zuckerberg pretende ganarse a los políticos de EE.UU.

Mark Zuckerberg, de Facebook, se encuentra en Washington para reunirse con los responsables de la formulación de políticas a fin de debatir cuestiones de regulación de Internet, como la privacidad, la competencia y la gestión del contenido político.

Como se señala en el informe de Bloomberg del 19 de septiembre, las reuniones se celebran después de un verano de intenso escrutinio por legisladores y reguladores de Estados Unidos del proyecto de stablecoin Libra propuesto por Facebook.

Un titán de las redes sociales en el centro del escenario

En una declaración, Andy Stone, el portavoz de Facebook, indicó que Zuckerberg discutiría la "futura regulación de Internet" con los políticos durante su visita. 

Según se informa, a petición de Facebook, el senador demócrata y miembro del Comité de Inteligencia Mark Warner ya ha ayudado a organizar una cena esta semana entre Zuckerberg y otros senadores estadounidenses, en la cual:

“Los participantes tuvieran una discusión sobre múltiples temas, incluyendo el papel y la responsabilidad de las plataformas de redes sociales en la protección de nuestra democracia, y qué pasos debe tomar el Congreso para defender nuestras elecciones, proteger los datos de los consumidores y fomentar la competencia en el espacio de las redes sociales.” 

El CEO también se reunirá con la senadora demócrata María Cantwell, del Estado de Washington, que forma parte de la Comisión de Comercio del Senado, que actualmente debate la nueva legislación sobre privacidad. 

También se ha programado una reunión con el presidente de Inteligencia de la Cámara de Representantes, Adam Schiff, de California, aunque algunas fuentes se han negado a proporcionar información detallada sobre el encuentro.

Libra se enfrenta a resistencia a ambos lados del estanque

Durante las audiencias del Congreso dedicadas a Libra en julio, la representante Maxine Waters, presidenta del Comité de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, estableció una conexión explícita entre las preocupaciones planteadas en anteriores controversias de Facebook y la oferta de la plataforma de lanzar una stablecoin. 

Waters ya había solicitado que Facebook suspendiera el trabajo de Libra a mediados de junio, poco después de la presentación del proyecto.

Sostuvo que el gigante tecnológico tenía un "patrón demostrado de no mantener privados los datos de los consumidores" y que había "permitido a actores estatales maliciosos rusos comprar y dirigir anuncios" para -supuestamente- influir en las elecciones presidenciales de 2016 en Estados Unidos.

Una gran cantidad de legisladores estadounidenses continúan expresando su persistente "preocupación [...] por permitir que una gran empresa de tecnología cree una moneda global alternativa controlada privadamente.”

Este mes, el ministro de Finanzas francés Bruno Le Maire dijo que Francia no autorizará el desarrollo de Libra en suelo europeo. Ha caracterizado a Libra como un "atributo de la soberanía de los Estados" y ha argumentado que debería "permanecer en manos de los Estados y no de las empresas privadas que responden a intereses privados."

Sigue leyendo: