Bolsa de Valores de Australia retrasa cambio planeado a blockchain por seis meses

La Australian Securities Exchange (ASX) ha anunciado que retrasará su transición al uso de blockchain para las transacciones de capital en seis meses, informa el Sydney Morning Herald el 4 de septiembre.

Tal como Cointelegraph informó anteriormente, la ASX ha estado trabajando para implementar blockchain a partir de diciembre del 2017 para reemplazar su sistema actual de procesamiento de transacciones de capital.

Según el Sydney Morning Herald, la decisión de retrasar el cambio se produce cuando la bolsa planea dedicar más tiempo al desarrollo y las pruebas de los usuarios. La fecha de lanzamiento para la transición ahora se ha movido desde el cuarto trimestre del 2020 a marzo-abril de 2021 —los planes de prueba de la industria y la acreditación obligatoria se han aplazado por el mismo período de tiempo.

ASX primero tomó su decisión de reemplazar el Sistema Electrónico de Subregister Clearing House (CHESS) en la principal bolsa de Australia después de dos años de probar las posibilidades de las tecnologías de contabilidad distribuida (DLT), de las cuales blockchain es una forma.

La fase de prueba inicial incluyó dos revisiones independientes de seguridad de terceros de los sistemas desarrollados por Digital Asset, una empresa de consultoría que ayuda a las instituciones financieras a adoptar soluciones DLT. Inicialmente, la fecha límite para la reestructuración de CHESS por parte de la ASX estaba programada para marzo de 2018.

Más allá de los planes de la ASX, se están llevando a cabo importantes iniciativas en Australia para integrar blockchain en los sectores financiero y gubernamental. Este mes de julio, IBM firmó un contrato de cinco años de AU $1 mil millones ($740 millones) con el gobierno australiano para utilizar blockchain y otras nuevas tecnologías para mejorar la seguridad de los datos y la automatización en los departamentos federales, incluidos los de defensa y asuntos de interior.

A principios de este mes, el Banco Mundial y el banco más grande del país, el Commonwealth Bank of Australia (CBA), emitieron con éxito un bono público exclusivamente a través de la tecnología blockchain.