AXA retira 'fizzy' compensación de retraso de vuelos con tecnología blockchain

La firma de seguros francesa AXA anunció que cesó las operaciones de su experimento blokchain llamado fizzy, una solución de seguro paramétrico para vuelos retrasados. fizzy fue lanzado en el 2017 bajo la cadena de bloques Ethereum con el fin de automatizar los procesos de reclamos bajo contratos inteligentes.

AXA ha intentado en diversas oportunidades implementar soluciones con tecnología blockchain en sus productos de seguros sin éxito hasta ahora. La segunda compañía de servicios financieros más grande por ingresos en el mundo logró momentáneamente automatización, transparencia y confianza en el consumidor con su producto fizzy.

En su página web oficial del producto fizzy, la compañía dejó un comunicado colgado donde se indica que la experiencia ha terminado y que cualquier compromiso como pólizas de seguro contraídas antes del del cierre, será honrado por la la multinacional de seguros.

La idea detrás de fizzy era que un cliente pudiera comprar un seguro y olvidarse de él, con el primer aviso de pérdida (FNOL) enviado automáticamente a la aseguradora una vez que su vuelo se retrasara por más de dos horas. El monto de la compensación fue predeterminado y enviado directamente a la cuenta bancaria del cliente sin la necesidad de efectuar un reclamo. 

Todo este proceso era ejecutado mediante contratos inteligentes en la cadena pública de Ethereum., convirtiendo a la compañía en la primera en su tipo en adoptar una solución blockchain de éste tipo.

El lanzamiento de fizzy se produjo el pasado 13 de septiembre del 2017 como parte de un esquema de seguro que buscaba agilizar los procesos burocrático inherentes en los reclamos telefónicos de pasajeros sobre retrasos de vuelos. Fizzy utilizó estadísticas de vuelo para rastrearlos y reembolsar automáticamente a los pasajeros  sus demoras inherentes a las aerolíneas.

La cancelación del servicio descentralizado se produce en momentos donde la industria del vuelo ha descendido sus ingresos anuales, tal como lo sugiere el Jefe de Proyecto de fizzy, Laurent Benichou en su red profesional Linkedin.

"El apetito de la industria de viajes / aerolíneas no era lo suficientemente fuerte, se sugirió prescindir de fizzy".

"Ciertamente es muy triste, pero esta es la dura verdad de la innovación: algunos proyectos encontrarán su mercado fácilmente, otros no".

A pesar del fracaso, el director del proyecto destaca lo aprendido e indica que estos fracasos son parte de la curva de aprendizaje con nuevas tecnologías y que grandes compañías como AXA mitigan los riesgos al estar en un entorno altamente regulado como los seguros.

"No obstante, hemos aprendido mucho sobre Ethereum e iniciado algunas ideas sobre la centralización del cliente que crecerán (estoy seguro) en el sector de seguros", continuó Benichou.

Menciona la liquidación sin reclamo, el esfuerzo cero del cliente, la confianza por diseño y la indemnización instantánea como algunas de estas áreas.

"El equipo ahora cambiará a otros proyectos, pero seguirá interesado en el sector criptográfico y la protección de las personas", agregó.

AXA probó fizzy con pasajeros que volaban entre París Charles de Gaulle y los EE.UU. El servicio que pagó cuando los vuelos se retrasaron más de dos horas, se promociona como un nuevo 'género de seguros'.

Además la compañía sigue indicando que los mercados naturales para la implementación de este tipo de productos aún no existen, lo que apunta al problema más amplio de la adopción en la industria blockchain.

Sin embargo, AXA XL después de su fusión con XL Caitlin, es un inversor en el consorcio blockchain B3i y se asoció con la startup Assuredly para asegurar las ofertas de tokens , STO.

Si bien la salida de fizzy ha supuesto un revés para la tecnología en un campo altamente prometedor como los seguros, no cabe duda que los intentos por mejorar fizzy y ofrecer alternativas similares no tardarán en llegar nuevamente a este sector de la aviación.

Sigue leyendo: