Informe del Banco de Corea: brecha de precios de criptos entre bolsas locales y extranjeras podría ampliarse nuevamente

El banco central de Corea del Sur, el Banco de Corea (BoK), advirtió sobre otra posible ampliación de la brecha en los precios de criptos entre las bolsas locales y extranjeras, informó la agencia local de noticias No Cut News el 11 de septiembre.

En el informe, el banco advirtió al público sobre otro posible surgimiento de la llamada "prima de kimchi", un fenómeno que consiste en la diferencia entre los precios de las criptomonedas en las bolsas de Corea del Sur y las criptobolsas en el exterior. Se dice que, la prima de kimchi se ve principalmente en términos del precio de Bitcoin (BTC).

Kim Dong-sup, el funcionario detrás del equipo de investigación de sistemas de pago del banco, ha afirmado que la "prima de kimchi" es un "indicador del mercado interno sobrecalentado".

Según los informes, Corea del Sur es la mayor base de usuarios de criptomonedas del mundo, ocupa el tercer puesto después de Estados Unidos y Japón, y se ha enfrentado a un criptofrenesí de altcoins que anteriormente cotizaban a más del 30 por ciento por encima del resto de los mercados. El rastreador de precios de criptomonedas CoinMarketCap eliminó las bolsas de Corea del Sur de su índice en enero, citando una "extrema divergencia en los precios" del resto del mundo.

Por ejemplo, durante el período comprendido entre julio del 2017 y mayo del 2018, las criptomonedas en Corea del Sur cuestan un 5 por ciento más que en el mercado internacional. La tasa de "prima de kimchi" alcanzó su punto máximo en enero en 48,29 por ciento, mientras que los precios en criptomonedas en divisas denominadas en las principales monedas mundiales como el dólar estadounidense y el euro no tuvieron diferencias de precios reales.

Desde entonces, Bloomberg informó en febrero que la "prima del kimchi" casi ha desaparecido.

Hablando sobre las consecuencias de otra "prima de kimchi", el funcionario instó a las autoridades del país a continuar monitoreando el mercado, así como a aumentar la conciencia pública sobre la criptomoneda para evitar que los inversores conviertan sus ahorros de toda una vida en una falsa esperanza de un aumento de precio".

Según el informe del BoK, un alto nivel de "prima de kimchi" puede causar otros efectos secundarios en el mercado del país, como una infusión de transacciones ilegales de divisas.

En diciembre del 2017, las autoridades coreanas prohibieron al público el uso de criptocomercio anónimo, mientras que ahora se está considerando la posibilidad de revocar su prohibición de la Oferta Inicial de Monedas (ICO).

Recientemente, el Servicio de Supervisión Financiera (FSS) de Corea del Sur sugirió la necesidad de una mayor cooperación internacional entre reguladores para la criptomoneda y la regulación de las ICOs, enfatizando que el principal desafío del país es "mejorar la transparencia en las transacciones para evitar actividades ilegales".