Una de las grandes firmas auditoras, KPMG, se asocia con empresa blockchain Guardtime para desarrollar herramientas empresariales

Una de las auditoras Big Four, KPMG, anunció que se había asociado con la empresa de blockchain Guardtime para ofrecer servicios basados en blockchain a los clientes en un comunicado de prensa el 20 de febrero.

KPMG, que ha experimentado con blockchain anteriormente, ha entrado en una alianza estratégica con Guardtime y trabajará en varios productos y servicios utilizando su plataforma.

Puede interesarte: Auditores del condado de Ohio explorarán sistema de bienes raíces basado en blockchain

"Al utilizar los servicios de habilitación de blockchain de KPMG, los profesionales de KPMG trabajarán con Guardtime para proporcionar estrategias, evaluaciones, así como servicios de diseño e implementación", explica el comunicado de prensa.

Durante los últimos tres años, la tecnología de Guardtime se ha abierto camino en varios rincones de la economía global, incluso a través de asociaciones con gobiernos como Estonia para su esquema de gobierno electrónico.

No dejes de leer: Latinoamérica: Prevén mayor utilización de Blockchain y criptomonedas en turismo

El año pasado, la firma se asoció con su compañero miembro de las Big Four, EY, para crear una plataforma blockchain de seguros para la industria naviera, con Maersk como cliente de prueba.

Mientras tanto, Arun Ghosh, líder nacional de blockchain de KPMG, comentó:

"La profunda experiencia técnica y comercial de KPMG junto con la plataforma de cadena de bloques de Guardtime impulsa la transformación del negocio en áreas que están gravadas con procesos manuales y donde la precisión de los datos, la confianza y la seguridad son primordiales".

En un informe de noviembre, los analistas de KPMG fueron más allá de blockchain, y también identificaron la criptomoneda como un fenómeno importante, pero argumentaron que la inversión institucional en el mercado era esencial para el crecimiento

Sigue leyendo: Criptomonedas son un "gran negocio" pero necesitan inversión institucional, dice el informe de KPMG