BIS: no hay evidencia de una transición masiva de la investigación de CBDC a pilotos y pruebas

Una nueva encuesta del Banco de Pagos Internacionales (BPI) reveló que solo el 10% de los bancos centrales probablemente emitirán una moneda digital del banco central (CBDC) para el público en general a corto plazo.

Según un informe que el BPI compartió con Cointelegraph el 23 de enero, el banco encuestó a 66 bancos centrales de todo el mundo para investigar su entusiasmo por desarrollar y emitir una CBDC. De ellos, los encuestados representaban 21 economías avanzadas y 45 economías de mercados emergentes (EME), cubriendo así el 75% de la población mundial y el 90% de su producción económica.

Resultados de las EME vs. economías avanzadas

Los resultados mostraron que solo el 10% de los bancos encuestados probablemente lanzarán una CBDC de propósito general a corto plazo, que es el doble de la proporción de bancos que el año pasado. Esta cifra representa el 20% de la población mundial. El 20% de los bancos que participaron en la encuesta dijeron que probablemente emitirán una CBDC a mediano plazo, de los cuales el 90% están categorizadas como EME.

Los autores del informe no encontraron evidencia de una transición generalizada de la fase de investigación de CBDC a pilotos y experimentos. El informe además dice:

"El uso del efectivo es la clave para impulsar los planes de muchos bancos centrales, los bancos centrales de las EME tienen el objetivo de reducir la dependencia del efectivo, y las economías avanzadas actúan para evitar cualquier problema que pueda enfrentar el público en general al acceder al dinero del banco central".

Motivaciones detrás de la emisión de una CBDC

Los bancos centrales de las EME demostraron motivaciones más fuertes que las economías avanzadas para desarrollar una CBDC de propósito general. Estas incluyen la eficiencia del pago interno, la seguridad del pago y la inclusión financiera. Las economías avanzadas señalaron la seguridad de los pagos como el único ímpetu detrás de tal desarrollo.

Los encuestados mostraron una tendencia similar con respecto a una CBDC mayorista, donde las EME suscribieron las mismas motivaciones que para la emisión de una CBDC de propósito general, mientras que las economías avanzadas enfatizaron una mayor eficiencia para los pagos transfronterizos como la motivación más importante.

Esfuerzos de colaboración para comprender las CBDC

El 22 de enero, el Foro Económico Mundial (FEM), junto con algunos de los principales bancos centrales del mundo, creó un conjunto de herramientas para la formulación de políticas de CBDC en un intento de ayudar a los formuladores de políticas a comprender si la implementación de una CBDC sería ventajosa y guiarlos a través de su diseño.

Para desarrollar el marco, el FEM colaboró con reguladores, investigadores de bancos centrales, organizaciones internacionales y expertos de más de 40 instituciones. El marco reconoce que una CBDC, entre otras cosas, puede mejorar el costo y acelerar la eficiencia de los pagos interbancarios transfronterizos, así como reducir los riesgos de liquidación y contraparte.

Ese mismo día, el ex jefe de pagos y liquidaciones del Banco de Japón admitió que Libra de Facebook había impulsado a los bancos centrales a nivel mundial a considerar seriamente la emisión de monedas digitales.

Sigue leyendo: