"Bitcoin es mi primer amor": CEO de Coinbase defiende a la principal moneda en su décimo cumpleaños

Brian Armstrong, fundador y CEO de Coinbase, el exchange de criptomonedas de Estados Unidos, confesó que "Bitcoin es su primer amor" en una serie de tuits que conmemoran el décimo cumpleaños de la moneda, el 3 de enero.

Resumiendo un hilo en el que explicó cómo ingresó a la industria y construyó una de sus empresas más exitosas, Armstrong escribió:

“Bitcoin es uno de los inventos más importantes de todos los tiempos y ha desatado un movimiento global. Es increíble ver cómo surge todo un ecosistema a su alrededor, pero Bitcoin es mi primer amor".

Armstrong señaló que Bitcoin sigue siendo el activo más popular tanto para los nuevos clientes de Coinbase cuanto para los hodlers de larga data. El CEO de la firma también tuiteó sobre el potencial futuro de la criptomoneda. Según Armstrong, la industria está recién empezando a desarrollarse:

"Creo que todavía estamos al principio. El documento técnico marcó el inicio de un movimiento y la promesa completa de Bitcoin aún no se ha cumplido”.

Además de eso, el cofundador de Coinbase relató brevemente la historia fundamental del principal exchange, y reveló que leyó el libro blanco de Satoshi Nakamoto por primera vez en el 2010 y que lo estaba pensando durante los siguientes seis meses.

A la fecha de publicación, la plataforma profesional de trading de Coinbase es el trigésimo exchange de criptomonedas más grande del mundo por volumen ajustado de transacciones diarias, con USD 85,4 millones en transacciones en el día hasta el momento de la publicación.

El documento técnico de Bitcoin fue publicado el 31 de octubre del 2008 por Satoshi Nakamoto, el creador anónimo de Bitcoin cuya identidad aún no se ha revelado. Ayer, 3 de enero, se cumplieron diez años desde la creación del primer bloque, conocido como "bloque de génesis", en la cadena de bloques de Bitcoin.

El aniversario de Bitcoin este año también estuvo marcado por un evento denominado "Poof of Keys" —cuando se alentó a los usuarios de criptomonedas a retirar sus fondos de todos los exchanges y otros mediadores externos para demostrar su control sobre sus fondos—.