El 20 de febrero, el precio de Bitcoin (BTC) cayó sorprendentemente un 8.85%, un movimiento que cogió a muchos inversores desprevenidos ya que hasta ese momento el activo digital se había recuperado bien de la corrección del fin de semana del Día del Presidente y estaba operando de forma lateral en el rango de 10,200 dólares. Citando datos de CoinMetrics, el criptoanalista de ARK Invest, Yassine Elmandjra, tuiteó que la caída del precio de USD 1,000 fue la quinta mayor corrección de USD que ocurrió en el marco de tiempo horario desde 2017.

Desde la brusca caída, los traders, analistas y cripto-Twitter han estado tratando de señalar la fuente de la caída repentina y han surgido un puñado de teorías. Algunos han atribuido la volatilidad a las consecutivas interrupciones imprevistas de Binance que detuvieron el comercio en la plataforma e impidieron que muchos traders pudieran acceder a sus cuentas.

Otros, como el colaborador de Cointelegraph y el trader de Bitcoin, filbfilb, especularon que una escasez de Tether (USDT) en Binance podría haber contribuido a las condiciones actuales del mercado.

En su canal de trading en Telegram, Filbfilb explicó que la escasez de USDT posiblemente muestra que la mayoría de los traders tenian posiciones largas, una observación apoyada además por el ritmo decreciente del impulso de Bitcoin y la liquidación de 120 millones de dólares apalancados en BitMex.

Liquidaciones de XBTUSD en BitMEX. Fuente: Skew.com

Independientemente de la razón, la caída a 9,346 dólares sacudió a muchos inversores de sus posiciones en Bitcoin y altcoins y el estado actual del mercado está impactando negativamente en el sentimiento alcista de los inversores, ya que están optando por esperar al margen a una señal más clara de que se ha alcanzado un fondo.

índice Crypto Fear & Greed. Fuente: Alternative.me

¿Es la acción actual del precio una oportunidad de comprar la caída o Bitcoin está al borde de un cambio de tendencia significativo? Revisemos los gráficos para ver.

Los traders emocionados pasaron por alto el patrón de techo en pinzas

Gráfico diario de BTC/USDT. Fuente: Tradingview

Como se muestra en el gráfico diario, Bitcoin formó un patrón de velas de techo en pinzas a 10,250 dólares después de recuperarse de la caída del fin de semana anterior a 9,450 dólares. Esto debería haber sido una señal de que la probabilidad de un retroceso podría ocurrir, pero los operadores probablemente se sentían al alza después de que la rápida recuperación de Bitcoin de 9,450 dólares situara el activo digital de nuevo por encima de los niveles de soporte clave.

A pesar de la conmoción causada por la corrección de ayer, el precio de Bitcoin todavía encontró soporte en el nodo de alto volumen del rango visible del perfil de volumen (VPVR) entre 9,300 y 9,438 dólares. Aunque esto es tranquilizador, algunas notas de advertencia son el bajo volumen de compra, lo que pone de manifiesto la falta de compradores interesados en entrar en la actual caída y el estado de los dos osciladores más frecuentemente referidos por los comerciantes que aún no registran condiciones de sobreventa.

Gráfico de BTC/USDT de 6 horas. Fuente: TradingView

En el plazo de 6 horas, el índice de fuerza relativa (RSI) todavía tiene que manejar un rebote de sobreventa y la línea Media Móvil de Convergencia/Divergencia(MACD) sigue cayendo en picado, presionando en -100 en el momento de escribir este artículo.

Los traders también notarán que las barras del histograma de la MACD continúan alargándose en territorio negativo (por debajo de 0) y el patrón de los máximos inferiores en el gráfico de 6 horas no se ha interrumpido.

Escenario bajista

Si los compradores siguen creyendo que la acción actual de los precios no es una oportunidad de "comprar la caída", el precio podría caer por debajo del nodo de alto volumen del VPVR (9,438 dólares) y la media móvil de 200 días a 8,800 dólares donde hay otro nodo de alto volumen del VPVR.

El plazo más corto muestra que el precio va bajando poco a poco, pero el volumen de compra no es lo suficientemente significativo como para mantener el precio por encima de 9,600 dólares. A corto plazo, los alcistas necesitan defender el soporte de 9,500 dólares (flecha negra en el gráfico de abajo) ya que el marco temporal diario y semanal muestra que es un nivel clave. Un cambio de tendencia más significativo podría hacer que el precio baje a 8,800 a 8,400 dólares.

Escenario alcista

Si nos alejamos para evaluar la acción del precio de Bitcoin desde que alcanzó su máximo de 2019 a 13,800 dólares el 26 de junio de 2018, podemos ver que el nivel de retroceso de Fibonacci del 38.2% ha sido un área frecuente en la que el precio ha rebotado después de fuertes correcciones.

Gráfico diario de BTC/USDT. Fuente: Tradingview

Desde el 26 de junio de 2018, el precio ha rebotado aquí más de 10 veces y el retroceso de ayer llevó el precio al nivel de 38.6% de nuevo. Es crucial que el precio se mantenga por encima de este nivel porque el retroceso de 38.6% de Fibonacci también ha funcionado como una fuerte resistencia una vez que el precio cae por debajo de él.

Por otro lado, suponiendo que el precio se dispare, también podemos ver que los últimos tres repuntes de Bitcoin del 12 de octubre de 2019, el 12 de febrero de 2020 y el 18 de febrero de 2020, no han superado el nivel de 50% de retroceso de Fibonacci. Por lo tanto, el precio de Bitcoin necesita asegurar unos pocos cierres diarios por encima de 10,250 dólares (50% de retroceso de Fibonacci) antes de que se puedan considerar seriamente los 11,000 dólares.

A corto plazo, el precio de Bitcoin debe superar los 9,630 dólares y por encima de este precio, es probable que 9,750 dólares funcionen como un nivel de resistencia. Una maniobra más convincente sería ver que el precio de Bitcoin supera los 20-MA del indicador de la Banda de Bollinger y se mantiene por encima de los 9,850 dólares.

Los puntos de vista y opiniones expresados aquí son únicamente los del autor y no reflejan necesariamente los puntos de vista de Cointelegraph. Cada movimiento de inversión y comercio implica un riesgo, debes llevar a cabo tu propia investigación al tomar una decisión.

Sigue leyendo: