Bitgrail planea reembolsar a los usuarios pirateados con token de emisión propia, pero no se les permite demandar

El intercambio de criptomonedas con sede en Italia Bitgrail anunció que promete reembolsar los tokens de Nano (XRB) robados en el hackeo de febrero por un valor de $195 millones, siempre y cuando los usuarios firmen un acuerdo para renunciar a cualquier acción legal, anuncióBitgrail el 14 de marzo.

En un comunicado de prensa en su página web, Bitgrail dijo que, "el uso de la plataforma para las víctimas del robo estará sujeto a la firma de un acuerdo de arreglo. Este último se caracterizará por la renuncia expresa de los usuarios a todo tipo de acciones legales, y deberá formalizarse mediante el cumplimiento de un formulario".

Bitgrail no se responsabilizará de la violación de la seguridad, afirmando que el fallo reside en el software de Nano. El comunicado de prensa continúa diciendo que hay una investigación en curso para establecer que Bitgrail no tiene la culpa y es víctima de un robo:

"BitGrail S.r.l. tiene la intención de subrayar el hecho de haber sido objeto de robo, un delito que se hace posible aprovechándose de los fallos en los programas del equipo NANO y por lo tanto, por estas razones y de conformidad con la ley, no es en modo alguno responsable de la situación".

Bitgrail pretende devolver el dinero a sus usuarios creando un token, Bitgrail Shares (BGS). A los usuarios afectados por el robo se les reembolsó el 20 por ciento de la cantidad perdida en XRB, mientras que el 80 por ciento restante fue cubierto por BGS.

Tras el ataque del 8 de febrero, ni Bitgrail ni Nano querían hacerse responsables del ataque. El fundador y operador de Bitgrail, Francesco Firano, declaró que el problema se originó en la tecnología de marca de tiempo de Nano y que el explorador de bloques de la criptomoneda no era fiable. Firano afirmó que la falta de confiabilidad del explorador de bloques Nano hizo imposible que la compañía descubriera lo que había sucedido.

Troy Retzer de Nano, explicó a Cointelegraph que la red Blockchain de Nano llevó a cabo una resincronización de sus nodos el 19 de enero, proporcionando una marca de tiempo a cada bloque antes de la fecha del robo.

Firano también alegó que Nano hizo comentarios despectivos sobre Bitgrail, acusando al intercambio de insolvencia y negligencia.

Retzer respondió a las acusaciones diciendo: "Es difícil para nosotros ayudar a resolver la situación debido a la falta de información sobre el supuesto hack". Retzer afirma que Bitgrail no aclaró los detalles básicos, incluida la cantidad real de fichas XRB robadas.  

Según el explorador público Blockchain para Nano, Bitgrail usaba una billetera caliente para almacenar XRB, que es vulnerable a los hacks y ciberataques.