Hacker británico entregará USD 1 millón en cripto por ataques de phishing

Una jueza británica ha ordenado la confiscación de USD 1.1 millones en criptomonedas a un hacker que utilizó ataques de phishing para robar datos personales y venderlos en la dark web.

Como reportó The Telegraph el 23 de agosto, la jueza Joanna Korner del Tribunal de la Corona de Southwark dictaminó que la policía podía confiscar USD 1.1 millones en moneda digital a Grant West.

En sus ataques cibernéticos, West supuestamente operaba bajo el seudónimo en línea "Courvoisier" y utilizaba correos electrónicos de phishing para robar los datos personales de los clientes -incluyendo datos financieros, así como datos de tarjetas de crédito y débito- antes de venderlos en la dark web por criptomonedas.

78 millones de nombres de usuario individuales

West se dirigió a empresas como Argos -la segunda mayor cadena minorista del Reino Unido- de Sainsbury y Uber. Durante la investigación, la policía confiscó una tarjeta SD que contenía 78 millones de nombres de usuario y contraseñas individuales, así como la información de 63,000 tarjetas de crédito y débito.

Al parecer, West fue condenado a diez años de prisión por conspiración para cometer fraude y posesión de bienes delictivos en mayo. En el momento del arresto de West, el valor de la criptomoneda era de alrededor de USD 1.96 millones, pero la volatilidad de los precios dificultó a las autoridades determinar el valor exacto de la confiscación, según el abogado de la fiscalía Kevin Barry.

La moneda digital incautada está a punto de ser vendida y las víctimas de West serán indemnizadas por los daños sufridos.

En julio, una banda de hombres enmascarados asaltaron un exchange de Bitcoin (BTC) en la ciudad inglesa de Birmingham, lo que desencadenó una investigación policial. En esa ocasión, el grupo había intentado robar un cajero automático de Bitcoin con una cuerda sujeta a su coche.

Según la empresa de seguridad blockchain CipherTrace, los robos, estafas y otros tipos de apropiación indebida de fondos de los titulares de divisas digitales y las plataformas de comercio resultaron en pérdidas por valor de unos USD 4,300 millones en 2019.

No dejes de leer: