Informe: El mayor banco de Canadá apuesta por un exchange de criptomonedas después de haber prohibido la compra de Bitcoin

Un banco canadiense, que prohibió a sus clientes comprar Bitcoin (BTC), podría convertirse ahora en el primero en el país en lanzar un exchange de criptomonedas

Según informó The Logic el 11 de noviembre, se rumorea que el Royal Bank of Canada (RBC) está considerando los planes.

Se dice que RBC está planeando un exchange multifuncional

RBC es el mayor banco de Canadá por capitalización bursátil, con CAD 661,000 millones (USD 499,000 millones) en activos bajo gestión.

Según The Logic, el banco está considerando la posibilidad de que el exchange funcione tanto para las inversiones como para permitir a los clientes hacer compras en línea y en tiendas.

La noticia es consecuencia de un informe anterior según el cual el banco central de Canadá quería utilizar la moneda digital para hacer un mejor seguimiento de los hábitos de gasto de los consumidores. 

"La plataforma comercial facilitaría la compra y venta de monedas digitales individuales, incluyendo Bitcoin y Ether (ETH), así como la transferencia de fondos combinando diferentes tipos de criptomonedas", resume la publicación.

Las compras de Bitcoin "no están permitidas"

Aunque actualmente se dispone de poca información detallada, el movimiento se desarrollaría de manera conspicua en contraste con el modus operandi actual de RBC sobre las criptomonedas. El año pasado, el banco les prohibió abruptamente a sus clientes que compraran Bitcoin o altcoins con tarjetas de crédito y débito.

"Con efecto inmediato, RBC ya no permitirá el uso de tarjetas de crédito RBC para transacciones que involucren criptomonedas. Lamentamos cualquier inconveniente que esto pueda causar", declaró un aviso en ese momento. 

Otros bancos canadienses habían hecho lo mismo anteriormente, entre ellos TD Bank y Bank of Montreal

No obstante, desde entonces la atención se ha centrado en cómo las autoridades manejarán las consecuencias de QuadrigaCX, un exchange local de criptomonedas que implosionó a finales de 2018. Mientras la recuperación de los fondos perdidos continúa, los usuarios perdieron un total de alrededor de USD 190 millones en depósitos.

Sigue leyendo: