Cripto Mesa Redonda del Congreso: El Panel discute la clasificación de tokens y el cumplimiento de las ICOs

Más de 45 representantes de las principales firmas y compañías de cripto de Wall Street participaron en una reunión para discutir las regulaciones de las Ofertas Iniciales de Monedas (ICO) y criptomonedas en Washington D.C. el 25 de septiembre.

La "cripto mesa redonda", organizada por el congresista Warren Davidson en la última sesión legislativa la semana anterior a las elecciones, dio la oportunidad a los representantes de la industria de expresar sus preocupaciones sobre las posibles regulaciones del cripto espacio. Concretamente, los expertos dijeron a los legisladores que existe una marcada falta de claridad normativa para las ICOs y las monedas digitales.

Los participantes en la mesa redonda examinaron la "taxonomía de tokens", con el fin de describir la incertidumbre existente en torno a la definición de los tokens de ICOs, así como el marco reglamentario implícito.

Los expertos sugirieron principios para el cumplimiento de la normativa y la protección del consumidor, con el fin de esbozar los principales enfoques reglamentarios que deberían aplicarse en consonancia con la evolución de la tecnología.

Abordando el primer y principal punto de la discusión, Marvin Ammori, Consejero General de Protocol Labs, hizo hincapié en toda una "cascada de incertidumbre", asociada con la clasificación de tokens existente.

Ammori citó los problemas que enfrenta el proyecto de almacenamiento descentralizado de archivos Filecoin. (FIL), alegando que en el momento en que la empresa fue lanzada en 2017, pensaron que la Comisión de Valores y Bolsa (Securities and Exchange Commission) (SEC) la consideraría un valor.

El presidente de la Red Chia, Ryan Singer, se unió a la discusión, señalando la "cuestión de Ethereum" que se planteó recientemente cuando la SEC declaró que la principal moneda alternativa no estaría regulada como un valor, sino más bien como una mercancía.

Singer coincidió con Ammori, destacando que el principal problema de la industria es la falta de claridad, así como la falta de una definición básica de lo que es "suficientemente descentralizado" o "suficientemente funcional".

Hilary Kivitz, COO y consejera general de Andreessen Horowitz Crypto, sugirió que los tokens que operan dentro de una fase de recaudación de fondos deberían ser considerados valores. Kivitz sugirió también una definición de tokens generales, haciendo hincapié en que los incentivos de los tokens deberían "alinear los intereses de todos los participantes" de la red de ICO:

"Los Tokens son un activo que facilita una red de incentivos compartida, donde cada participante obtiene valor del crecimiento de la red".

Otros participantes sostuvieron que las reglamentaciones actuales no sólo eran vagas, sino también obsoletas. Joshua Stein, CEO de la empresa de cripto-seguridad Harbor, declaró que las regulaciones de valores "no funcionan" con respecto a los tokens de utilidad en aplicaciones descentralizadas (DApps). Stein concluyó que las actuales leyes de valores sólo son apropiadas para los valores tradicionales, y "no son adecuadas" para la industria de las ICOs:

"Cada vez que quiero usar Microsoft Word descentralizado, o quiero almacenar archivos como con Filecoin, imagina que cada vez que usas Dropbox, tienes que contactar con un broker dealer, pasar por un KYC (Conozca a su cliente), tal vez ser acreditado por su suscripción a Dropbox en una bolsa de valores con licencia, y luego pasar por un montón de requisitos de presentación de informes, simplemente no funciona".

Kate Prochaska, de la Cámara de Comercio de Estados Unidos, dijo que hay que hacer tres cosas para que la industria de la criptografía "no vaya también al extranjero". Prochaska mencionó la coordinación regulatoria, las definiciones claras y el compromiso con los reguladores para buscar cartas de "no acción".