El críquet de Sudáfrica cae brevemente víctima por una estafa de USD 70.000 de Bitcoin en Twitter

La organización nacional de críquet de Sudáfrica cayó brevemente víctima de estafadores en Twitter y comenzó a ofrecer una falsa lotería Bitcoin (BTC), informó el 14 de enero el diario indio Indian Express.

Cricket South Africa (CSA), que cuenta con más de un millón de seguidores, tuiteó su supuesta participación en el programa a primera hora de la mañana.

Los funcionarios afirmaron que la organización había iniciado una asociación con Luno, un monedero de criptomonedas con sede en el Reino Unido, a través de la cual los usuarios podían ganar un premio por valor de 20 BTC (USD 70.900).

El tuit ahora borrado incluía una dirección de Bitcoin a la que los que quisieran participar debían enviar un 0,01 BTC, y estuvo activo durante unas cinco horas.

"Mis disculpas a todos nuestros seguidores de Twitter que se vieron afectados por el hackeo de la noche a la mañana", escribió CSA posteriormente en un tweet de seguimiento después de confirmar que su Twitter estaba de nuevo bajo su control.

En un mensaje aparte, Luno también confirmó que la noticia no era auténtica, afirmaron los funcionarios:

"Nos distanciamos de este tuit que está circulando. No nos hemos asociado con (CSA)".

Al cierre de la edición, un tuit aparte de PPC Newlands Cricket sobre el falso sorteo de BTC de CSA todavía estaba en vivo.

La dirección de Bitcoin utilizada en la lotería falsa contenía un saldo de 0,02 BTC (USD 70) al cierre de la edición, lo que sugiere que solo dos usuarios de Twitter enviaron fondos.

El episodio se suma a la lista de estafas que involucran al mundo de las criptomonedas y a Twitter, la plataforma de medios sociales que ha ganado algo de reputación por esta práctica durante el año pasado.

Como informó Cointelegraph, figuras conocidas como el cofundador de Ethereum, Vitalik Buterin, han expresado su preocupación por el problema, que incluye ejércitos masivos de bots y cuentas falsas que escriben tuits sobre regalos falsos.

Aunque la plataforma ha dicho que está abordando el problema, los robots persisten, las investigaciones sugieren evidencia de una extensa red que se adapta a las condiciones para evitar ser apagada.