Activos de criptomonedas se regularán de manera diferente en EE. UU., un impacto potencial en la industria

El gobierno de Estados Unidos podría regular los activos y tokens de criptomonedas de manera diferente a las acciones y los activos tradicionales al alterar el marco regulatorio existente sobre los valores.

El 22 de diciembre, la CNBC informó que dos congresistas —Warren Davidson y Darren Solo— presentaron un proyecto de ley bipartidista titulado "Token Taxonomy Act" [o Ley de Taxonomía de Tokens, en español] en un esfuerzo por evitar el exceso de regulación en el espacio de la criptomoneda.

"En los primeros días de internet, el Congreso aprobó una legislación que brindaba certeza y resistía la tentación de regular en exceso el mercado. Nuestra intención es lograr una victoria similar para la economía de Estados Unidos y para el liderazgo estadounidense en este espacio innovador", dijo Davidson.

Después de aprobado, ¿qué tipo de impacto podría tener la Ley de Taxonomía de Tokens bipartidista en el sector de la criptomoneda y la cadena de bloques?

Más claridad, exactamente lo que necesita la industria.

En un comunicado, la Asociación Blockchain —una asociación comercial sin fines de lucro con sede en Washington, DC, que representa a muchas de las compañías más grandes en la industria de la criptomoneda como Coinbase, Circle y Digital Currency Group— dijo que el proyecto de ley proporciona una definición para los activos de criptomonedas y tokens digitales que los excluyen de ser reconocidos como un valor.

A lo largo de los últimos dos años, muchos proyectos de blockchain han abandonado el mercado de EE. UU. para buscar ventas de tokens en regiones como Suiza y Singapur, que tienen políticas indulgentes y flexibles con respecto a las ofertas iniciales de monedas (ICO).

Al proporcionar una guía clara sobre la naturaleza reguladora de los tokens y los activos digitales, el proyecto de ley alienta a los proyectos de blockchain a permanecer dentro del mercado de Estados Unidos y contribuir al crecimiento del sector local de criptomonedas y blockchain.

La gran mayoría de las ventas de tokens y los proyectos de ICO —aparte de unos pocos seleccionados como Telegram que supuestamente ha realizado una venta de tokens privada con la aprobación de la Comisión de Bolsa y Valores (SEC) de EE. UU.— han rechazado a los inversionistas en EE. UU. debido a la ambigüedad en las leyes de valores existentes.

Incluso los proyectos como 0x (ZRX) que han sido listados en el exchange de criptomonedas Coinbase, estrictamente regulado con sede en EE. UU., el cual evita que el proyecto se considere un valor, no permitieron que los inversionistas en el país contribuyeran a la ICO.

"Con estos términos aclarados, podemos vigilar a los malos actores y alentar a los buenos, dando a los innovadores con sede en los Estados Unidos el marco que necesitan para construir tecnologías y servicios de próxima generación aquí en lugar de realizar ese valioso trabajo en el extranjero", dijo la Asociación Blockchain.

El proyecto de ley también ofrece claridad sobre la política de impuestos que rodea a las criptomonedas por primera vez en la historia del mercado, eliminando la fricción entre las redes de blockchain y los usuarios.

Actualmente, los usuarios en EE. UU. están obligados a declarar los impuestos sobre las ganancias de capital en todas las transacciones de criptomonedas —pequeñas o grandes— porque el Servicio de Impuestos Internos (IRS) del gobierno federal de Estados Unidos ha reconocido las criptomonedas como una forma de propiedad.

Aunque el proyecto de ley no pretende alterar el reconocimiento de las criptomonedas como una propiedad, impone una exención para los impuestos a las ganancias de capital en transacciones que no excedan los USD 600, considerándolas como intercambios exentos de impuestos.

La Asociación Blockchain agregó:

“Además, esta legislación incluye disposiciones que abordarían problemas con el tratamiento fiscal de los tokens. En el 2014, el IRS declaró que las "monedas virtuales" deben ser tratadas como propiedad, lo que significa que los impuestos a las ganancias de capital deben calcularse para todas las transacciones. Esto agrega una tremenda fricción a las redes descentralizadas. La legislación aborda esto al proporcionar una exención a montos pequeños, para ganancias de menos de USD 600 y permitir intercambios del mismo tipo exentos de impuestos".

La descentralización es clave.

El proyecto de ley no alienta a la SEC y otras agencias de cumplimiento a reconocer todos los tipos de tokens y proyectos ICO como no valores. Todavía le permite a la SEC ejercer autoridad sobre tokens que se consideran valores, en base a una definición y una guía recientemente establecidas.

El 14 de junio, el Director de la División de Finanzas Corporativas de la SEC, Bill Hinman, dijo que un factor clave para determinar si un token se considera un valor según las regulaciones existentes es el nivel de descentralización del proyecto.

Si una red de blockchain está lo suficientemente descentralizada y ningún partido central tiene control sobre la mayoría de los elementos del proyecto, incluida su política monetaria y su desarrollo, el director de la SEC dijo en un discurso que el token nativo de la red de blockchain no puede considerarse un valor bajo la existente ley de regulaciones. Hinman dijo:

“Si la red en la que funcionará el token o la moneda está lo suficientemente descentralizada –donde los compradores ya no esperarán razonablemente que una persona o grupo lleve a cabo esfuerzos administrativos o empresariales esenciales– los activos pueden no representar un contrato de inversión. Además, cuando los esfuerzos del tercero ya no son un factor clave para determinar el éxito de la empresa, las asimetrías de información material retroceden".

En ese frente, la SEC y los legisladores detrás del proyecto de ley están de acuerdo en que, mientras un valor esté lo suficientemente descentralizado, debería poder continuar sin la interferencia de las autoridades.

Cuando se apruebe, se espera que el proyecto de ley permita que tanto los emisores de tokens como los inversores evalúen mejor si un token se reconoce como un valor o no, según las políticas de valores recientemente modificadas. El proyecto de ley también podría alentar a más compañías a registrarse en la SEC para distribuir valores a través de la emisión de tokens en una venta privada.

En los próximos meses, la Asociación Blockchain, las compañías representadas por la organización sin fines de lucro y los reguladores de Estados Unidos están dispuestos a cooperar para mejorar el proyecto de ley y avanzar para obtener la aprobación de la Cámara de Representantes y el Congreso.

Para un proyecto de ley que solo se ha estado elaborando durante varios meses, la Asociación Blockchain dijo que no es perfecto en muchos aspectos. Pero, a lo largo del 2019, los líderes de la industria, expertos y legisladores trabajarán juntos para solidificar las políticas que rodean la criptomoneda y el espacio de blockchain.

"Al igual que toda la legislación en las etapas iniciales, esperamos que este proyecto de ley no sea perfecto todavía. Sin embargo, lo que nos emociona es que fue propuesto por un equipo bipartidista, que demuestra una visión para la innovación y la responsabilidad que se comparte a lo largo del pasillo. Con el nuevo Congreso a partir de enero, esperamos que los tokens digitales sean una idea que podamos construir. Queremos trabajar juntos para debatir los temas clave, garantizar la protección adecuada de los consumidores y trabajar para avanzar en la legislación que representa nuestros puntos de vista colectivos", afirmó la asociación.

Se necesita una reforma de la política tributaria

Las criptomonedas como Bitcoin son fundamental, estructural y conceptualmente diferentes a las acciones y formas tradicionales de activos. Como tal, el mercado de Bitcoin se comporta y se mueve de manera diferente a la mayoría de las acciones con una volatilidad extrema y rápidos movimientos de precios, principalmente porque el mercado está abierto las 24 horas del día para los inversores en el mercado global de intercambio de activos digitales.

El problema con las criptomonedas —o con cualquier clase de activo emergente en su primera etapa— es que un inversionista podría registrar un aumento del 300 por ciento en el papel al final del año y perder todas las ganancias del año siguiente.

Debido a que las pérdidas no se transfieren al próximo año y los impuestos criptomonetarios se calculan de la misma manera que las acciones y las propiedades, la mala gestión de una cartera de criptomonedas podría llevar a una gran cuenta de impuestos para los inversores.

El 21 de diciembre, el Wall Street Journal informó que los inversionistas podrían usar ciertas estrategias para reducir los impuestos sobre las inversiones en criptomonedas, como la venta y la recompra de criptoactivos.

Sin la implementación de tales estrategias, el enfoque agresivo del IRS para cobrar impuestos a los inversionistas de criptomonedas —como se vio en la orden de la corte federal que exigió a Coinbase que proporcione información sobre aproximadamente 13.000 cuentas comerciales de criptomonedas por un valor de más de USD 20.000 entre el 2013 y el 2015— podría afectar a muchos inversores en el futuro.

En la actualidad, el IRS está evaluando decenas de miles de cuentas de negociación que se negociaron entre el 2013 y el 2015 para cargar potencialmente los impuestos a las ganancias de capital a los inversores en criptomonedas. Los inversores que no tienen los conocimientos técnicos para reducir las tasas impositivas podrían verse afectados por el IRS en el futuro, especialmente dado que la política fiscal en torno a la criptomoneda sigue siendo idéntica a la de las acciones y propiedades.

Si se aprueba el proyecto de ley y se proporciona una nueva definición a los criptoactivos, es probable que la mayoría de las áreas de la clase de activos, incluidos los impuestos, se alteren.

De el 2017 al 2018, Bitcoin aumentó en alrededor de 1.900 por ciento, de USD 1.000 a USD 19.500. Desde entonces, Bitcoin ha caído a USD 4.000 en alrededor del 85 por ciento. Para una clase de activos que tiende a aumentar y disminuir en valor por márgenes que no son comparables con el mercado de valores, no es práctico confiar en las mismas políticas fiscales.

Incluso los grandes proyectos están cerrando

El 13 de diciembre, Basis —un proyecto de moneda estable financiado por algunas de las empresas de capital de riesgo más grandes del mundo, como Andreessen Horowitz y Bain Capital Ventures— anunció que cerrará sus operaciones y devolverá los USD 133 millones que recaudó para sus inversionistas. 

A diferencia de otras empresas de gran adopción, como el USDC de Circle y el GUSD de Gemini, Basis incorpora un algoritmo y modifica la oferta del token para ajustarlo al precio de otros criptoactivos importantes, como Bitcoin y Ethereum.

En una declaración oficial, el equipo de Basis dijo que, en última instancia, el cierre del proyecto se debió a la ley de valores de EE. UU.

"A medida que la orientación regulatoria comenzó a filtrarse con el tiempo, nuestros abogados llegaron a un consenso de que no habría manera de evitar el estado de los títulos y bonos de acciones (aunque probablemente Basis estaría libre de esta caracterización). Debido a su estado como valores no registrados, los tokens de bonos y acciones estarían sujetos a restricciones de transferencia, siendo Intangible Labs responsable de limitar la propiedad de token a los inversionistas acreditados en Estados Unidos durante el primer año después de la emisión y de realizar verificaciones de elegibilidad para los usuarios internacionales".

Sobre la base de la declaración de Basis, es probable que la SEC y los abogados del proyecto consideraran que no estaba lo suficientemente descentralizado, ya que el desarrollo está liderado por un equipo de desarrolladores contratados por la empresa.

Basis se consideró un proyecto prometedor de moneda estable  basado en algoritmos. Sin embargo, los marcos regulatorios ineficientes y las políticas de valores que consideran los criptoactivos de la misma manera que las acciones y los activos tradicionales limitan el alcance del proyecto.

Para el crecimiento a largo plazo del sector de la criptomoneda, el proyecto de ley bipartidista es crucial para definir las criptomonedas de una manera nueva para facilitar el desarrollo de la tecnología blockchain y fomentar la innovación en el espacio. Jake Chervinsky, un abogado de defensa del cumplimiento de la ley y litigios de valores en Kobre & Kim, dijo:

“La Ley de taxonomía de tokens proporcionaría exactamente el tipo de claridad reglamentaria que necesita la industria de la criptomoenda. Una legislación como esta es órdenes de magnitud más importante que la orientación no vinculante de agencias como la SEC".

Si bien el marco de tiempo para la aprobación del proyecto de ley bipartidista es incierto, los líderes y expertos de la industria siguen siendo generalmente optimistas en la primera iniciativa liderada por los miembros del Congreso para regular las criptomonedas de manera eficiente.