Criptoplataforma dice que su objetivo es resolver el problema de la escalabilidad de Bitcoin

La plataforma de criptomonedas ILCoin dice que está desarrollando una "alternativa moderna a bitcoin" sin problemas de escalabilidad utilizando una "tecnología pionera" llamada protocolo de cadena de mando (C2P).

El protocolo de C2P, creado por ILCoin, se supone que resuelve el principal problema de la blockchain de Bitcoin, la falta de escalabilidad, ampliando el tamaño del bloque. La startup dice que ya ha conseguido aumentar su límite a 25 MB. Esto permite a sus usuarios tener una mayor cantidad de transacciones: En lugar del máximo actual para Bitcoin de siete transacciones por segundo, el equipo dice que llegaron a 170,000 transacciones por bloque o 15 millones de transacciones por día (mientras que Bitcoin puede manejar 375,000).

El proyecto señala que C2P es el primer protocolo blockchain que se sincroniza con la red, lo que es posible gracias al nuevo protocolo de consenso que funciona con tres formas de nodos: El primer nodo se sincroniza con la comunidad, produce monederos; el nodo validador verifica las transacciones; y el nodo almirante controla el monitoreo de la confirmación de transacciones y las firmas digitales. 

Además, la empresa destaca que, a diferencia de Bitcoin, donde el control del código central pertenece al 95% de los usuarios y cualquier modificación requiere su aprobación, la blockchain ILCoin está totalmente controlada por el equipo de desarrollo, que puede realizar los ajustes necesarios.

La startup también dice que el protocolo creado está dedicado a resolver otro problema principal de Bitcoin, es decir, el desafío de seguridad conocido comúnmente como un ataque del 51% de la red. C2P proporciona un entorno seguro para sus usuarios, ya que consta de tres capas de seguridad diferentes. El "chaleco a prueba de hackers" colocado en la parte superior del algoritmo SHA-256 de ILCoin permite bloquear diferentes tipos de actividades y evita la corrupción de la blockchain, como el doble gasto y los retrocesos.

El proyecto señala que C2P está certificado por un tercero, un socio oficial de la empresa de ciberseguridad Palo Alto Networks.

ILCOIN ESTÁ DISPONIBLE AQUÍ

Del pasado al futuro

El proyecto se lanzó en enero de 2015, antes del auge de bitcoin. Durante los dos años siguientes, el equipo trabajó en el código fuente, mejorando su seguridad y desarrollando criptomonederos en línea.

Los principales avances se han producido durante el último año y medio. Desde noviembre de 2017, la compañía lanzó una nueva versión de su monedero Android, monedero web y explorador de bloques, que permite a los poseedores de ILCoin monitorear sus transacciones. La startup también lanzó su propia moneda digital, ILC, que la startup posiciona como una "alternativa moderna a bitcoin". Actualmente, ILC cotiza en 15 exchanges internacionales, así como en CoinMarketCap.

En 2019, ILCoin dice que su plataforma será la "primera blockchain SHA-256 que implementará contratos inteligentes". Los contratos inteligentes trabajarán en conjunto con el protocolo de auditoría "único", que comprueba constantemente el código para detectar posibles vulnerabilidades o cambios maliciosos realizados por los malos actores. Si se detecta tal cambio, los contratos inteligentes no se ejecutarán hasta que todos los valores vuelvan a la normalidad.

En el cuarto trimestre de 2019, habrá cinco tipos diferentes de contratos inteligentes personalizados disponibles en cinco áreas de negocio, dice el proyecto. Cada tipo tendrá sus propias reglas y penalidades. Actualmente, el protocolo de encriptación de prueba de trabajo (PoW) SHA-256 ya se utiliza para la minería ILC.  

A finales de 2019, ILCoin también tiene previsto actualizar todos sus monederos en línea y aumentar su seguridad y conectividad. Además, el equipo quiere lanzar un nuevo módulo, "Comprar ILC con BTC". La compañía dice que los usuarios podrán encontrar y emparejar diferentes órdenes de compra y venta de varios exchanges.

Más información sobre ILCoin

Descargo de responsabilidad. Cointelegraph no avala ningún contenido o producto mostrado en esta página. Si bien nuestro objetivo es proporcionar toda la información importante que podamos obtener, los lectores deben hacer su propia investigación antes de tomar cualquier acción relacionada con la empresa y asumir toda la responsabilidad de sus decisiones; este artículo no puede considerarse como un consejo de inversión.