La criptoempresa detrás de Alibabacoin acuerda en dejar de usar el nombre 'Alibaba' luego de una medida legal

La firma de criptomonedas con sede en Dubái ABBC Foundation acordó dejar de usar el nombre "Alibaba" para su criptomoneda luego de una acción legal del gigante chino de comercio electrónico Alibaba Group, informó Reuters el 11 de marzo.

La decisión de la Fundación ABBC es parte de un acuerdo de una demanda de casi un año presentada por Alibaba contra la start-up de criptomonedas.

Puede interesarte: Alibaba demanda a una ICO de Dubai por el uso 'intencionalmente engañoso' de su marca

ABBC Foundation, anteriormente también conocida como Alibabacoin Foundation, dijo que lamentaba la confusión causada por su anterior uso del nombre "Alibabacoin" por su firma y criptomoneda. Según el informe, la moneda de la compañía ahora se llamará moneda ABBC.

Tal como informó Cointelegraph en abril del año pasado, Alibaba había demandado previamente a la compañía por infracción de derechos de autor después de que la oferta inicial de monedas (ICO) de esta última recaudara inicialmente USD 3,5 millones.

No dejes de leer: Ejecutivo de Alibaba: Gigante del comercio electrónico considera el uso de blockchain en cadenas de suministro complejas

Más tarde, en mayo del 2018, un tribunal de Estados Unidos falló en contra de la solicitud de Alibaba de una orden judicial contra la empresa. Sin embargo, a pesar del revés, en octubre del año pasado, Alibaba ganó un recurso judicial preliminar contra la Fundación ABBC (en ese momento la Fundación Alibabacoin) en una demanda por el uso engañoso de Alibaba en su nombre en el Tribunal de Distrito de EE. UU. para el Distrito Sur de Nueva York.

Recientemente, Liu Song, vicepresidente de Alibaba, dijo en una entrevista que la compañía está considerando la implementación de tecnología blockchain para cadenas de suministro transfronterizas.

Te puede interesar: Filial de Pakistán de Telenor lanza servicio de remesas utilizando la tecnología de cadenas de bloques de Alipay

En enero, se supo que la filial pakistaní del gigante mundial de las telecomunicaciones Telenor había lanzado un servicio de remesas transfronterizas impulsado por el sistema blockchain de la filial de pagos de Alibaba, Alipay.