Las criptomonedas son un instrumento financiero híbrido pero no deben tener un tratamiento especial

Hay más en las criptomonedas que sólo el dinero o la moneda, y hay muy buenas razones para que caigan bajo una regulación fiscal en el sentido tradicional.

Bitcoin y similares también pueden ser deuda y patrimonio, y eso automáticamente los presta a ser regulados y gravados como muchos otros tipos de finanzas.

Tanto un patrimonio cuanto una deuda

Bitcoin se puede utilizar para comprar acciones en otras criptomonedas, y las start-ups Blockchain en el camino de las ICO y otros métodos, por lo que se puede argumentar que son una inversión de capital. Cuando estas start-ups Blockchain emiten el equivalente de sus acciones -en forma de una ICO- es comparable al patrimonio.

Las criptomonedas también se utilizan para financiar activos específicos, como la deuda. Así que esencialmente es un instrumento financiero único que tiene las ventajas de la deuda y el patrimonio.

Definiendo Bitcoin

La cuestión de cómo definir Bitcoin sigue siendo un debate en curso. Se anunció como moneda, pero muchos no creyeron eso, pues su uso cambió mientras que su valor subió. Se convirtió en mucho más en un almacén de valor.

Como almacén de valor es entonces un tipo de activo, como el oro.

"Por lo general, si los inversores adquieren o venden un activo, estarían sujetos a impuestos, como el GST. Esto significa que la gente que usa Bitcoin sería gravada dos veces al usarla."

Este fue el caso de Australia por un tiempo. Sería gravado cuando la persona compra Bitcoin y gravado otra vez cuando la utilizan para comprar algo. Afortunadamente, el gobierno federal se dio cuenta de que era una mala idea y se movió para derogar la doble imposición de Bitcoin.

La deuda y el patromonio son instrumentos financieros utilizados para recaudar fondos para financiar la actividad económica. Es un enigma para los economistas financieros por qué las empresas utilizan la deuda en algunos casos para aumentar las finanzas, mientras usan el patromonio en otras situaciones.

Dequity

Sin embargo, cuando se trata de las criptomonedas, se puede definir como "dequity" (juego de palabras en inglés para deuda-patrimonio), que es un concepto presentado por el laureado de la economía en el 2009, Oliver Williamson. Definió "dequity" como un instrumento tanto de deuda cuanto de patrimonio.

Las criptomonedas son el único instrumento financiero que se pueden definir como esto debido a su base de confianza. La deuda-patrimonio era impracticable debido al oportunismo, los inversores simplemente no podían confiar en los emisores de dequity.

¿Cómo se regulará entonces la deuda-patrimonio?

Si las criptomonedas pueden definirse como deuda-patrimonio, entonces pueden caer bajo las normas tradicionales de regulación y tributación. Entonces, ¿cómo se debe regular la deuda-ptraimonio?

En la actualidad, las criptomonedas se están acoplando a la aceptación, y muchos reguladores están cambiando las reglas para ellas -como en Singapur- o están siendo agredidos -como en China.

"Sin embargo, se puede discutir si es que los reguladores deberían realmente regular las criptomonedas de la misma manera que lo hacen los instrumentos financieros existentes, no deberían recibir un trato especial."

A pesar de toda la complejidad de las criptomonedas, es realmente simple: es un instrumento financiero que combina todas las ventajas del dinero con la deuda y el patrimonio. No es ninguno de esos do conceptos bien conocidos aisladamente, sino un híbrido viable y factible de los tres.

  • Síguenos en: