Informe: Detección de malware de minería de criptomonedas sube casi 500 por ciento en 2018

El código filtrado dirigido a Microsoft Systems, que los piratas informáticos supuestamente robaron de la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos (NSA), provocó un aumento de cinco veces en las infecciones de malware de criptominería, informa Bloomberg el miércoles 19 de septiembre, citando un nuevo informe de cryptojacking.

Eternal Blue, la herramienta que puede explotar vulnerabilidades en el software de Microsoft, está detrás de los ciberataques mundiales ahora infames WannaCry y NotPetya, que continúan causando trastornos desde que surgieron por primera vez en el 2017. Bloomberg señala que Eternal Blue fue supuestamente robado a la NSA en el 2017 por un grupo de hackeo llamado Shadow Brokers.

Desde entonces, los hackers han estado usando la herramienta para obtener acceso a las computadoras a fin de minar secretamente criptomonedas, con detecciones de hasta un 459 por ciento este año, según el informe de Cyber Threat Alliance (CTA).

"La inteligencia de amenaza combinada de los miembros de CTA muestra que este rápido crecimiento no muestra signos de desaceleración, incluso con las recientes disminuciones en el valor de criptomonedas", escribe la compañía en un prefacio de su informe más reciente, que dice:

"Debido a que esta amenaza es relativamente nueva, muchas personas no la entienden, su importancia potencial o qué hacer al respecto".

Cointelegraph a menudo ha informado sobre el surgimiento de malware criptominero que infecta los dispositivos de los usuarios como PC y teléfonos inteligentes. En lugar de Bitcoin (BTC) o Ethereum (ETH), las altcoins centradas en la privacidad como Monero son el objetivo preferido de los hackers, señala el informe.

El repunte, dice CTA, se produce a medida que tales operaciones se vuelven más "sofisticadas".

"Los analistas han observado que los atacantes exitosos y generalizados 'viven de la tierra' o emplean funcionalidades legítimas para descargar y ejecutar mineros que serían más difíciles de detectar para un observador o un antivirus", continúa el prefacio, destacando la campaña minera de Monero, Smominru, como ejemplo.

La NSA no respondió a la solicitud para hacer comentarios de Bloomberg sobre los hallazgos luego de su publicación.