Culpables aprehendidos en presunto robo islandés de mineros de Bitcoin

El servicio islandés de tecnología de la información Advania confirmó con su grabación de seguridad que la policía detuvo a los dos hombres adecuados por los tres robos en centros de datos en Islandia en diciembre y enero pasados, informó el servicio de noticias local Visir el 21 de febrero.

Visir había informado anteriormente que hubo tres robos en total, desde el 5 de diciembre del 2017 hasta el 16 de enero del 2018, y que 600 tarjetas gráficas, 100 fuentes de alimentación, 100 placas base, 100 discos de memoria y 100 procesadores de CPU había sido tomado de una casa en el municipio de Reykjanesbær.

Los ladrones también irrumpieron en los centros de datos en el municipio de Borgarbyggð, con un total de 600 PC robadas de ambos lugares.

Advania anunció que los ladrones habían entrado en un nuevo edificio en construcción en Reykjanesbær a mediados de enero, pero que afortunadamente el edificio estaba bien cubierto con cámaras de seguridad.

Advania dijo a Visir que lo que se robó "no es un dispositivo que almacena datos y solo hubo una pérdida financiera", pero que no pueden especificar qué tipo de equipo fue robado debido a la investigación en curso.

Varios de los centros de datos de Advania están diseñados específicamente para la minería Bitcoin (BTC), e Islandia como país se ha convertido en un punto de acceso para criptomineros atraídos por el clima naturalmente frío y el acceso a fuentes de energía renovables.

Según el medio local de noticias Ruv, la policía ha estado monitoreando el consumo de energía por aumentos anormales después del robo, ya que el equipo informático robado se puede utilizar para minar BTC, un proceso que consume mucha energía. Todavía no se sabe si el equipo aún permanece en Islandia; Ruv informa que los dos hombres actualmente en custodia no han cooperado con la policía.

La cantidad total robada de los tres robos se estima en 200 millones de coronas, o $1 990 000.

Eyjólfur Magnús Kristinsson, consejero delegado de Advania Data Centers, dijo que se le había robado un cuarto o un quinto de ese valor total a Advania.