Diferencia entre precio, valor: cómo evaluar una ICO

Estos son días realmente emocionantes para los inversores en criptomonedas, y con fortunas hechas (y perdidas) rápidamente, es fácil olvidar la diferencia entre "precio" y "valor". Muchos inversores se están centrando en el cambio rápido: compran la ICO "más de moda" y esperan vender de inmediato para obtener grandes ganancias una vez que se acabe el crowdsale.

No hay nada de malo en ese enfoque, per se, y algunos han tenido mucho éxito. Sin embargo, es mucho más fácil y más seguro obtener beneficios comprando y manteniendo, y en ese caso, los inversores deben diferenciar claramente entre el precio de un token y su valor.

Muchos tokens y monedas representan grandes proyectos que tienen un gran potencial. Algunos de ellos pueden crear disrupción en las formas tradicionales de hacer las cosas, posiblemente generando grandes ganancias en el futuro. A medida que los inversionistas comienzan a comprender el hecho de que los días de cambiar los tokens de una ICO se están desvaneciendo. Las ganancias rápidas deben ceder el paso al potencial a largo plazo.

Los inversores deben preguntarse por el valor actual y potencial de los proyectos que evalúan. La forma más rápida de perder dinero es comprar un token caro que tiene poco potencial y, por lo tanto, tiene poco valor. Por otro lado, los inversionistas con suficiente previsión para comprar el Bitcoin lamentablemente subvaluado (o monedas alternativas de calidad) el año pasado han tenido un rendimiento masivo. La necesidad de investigar y examinar adecuadamente el modelo de negocio de un equipo no puede exagerarse.

Es importante entender qué impulsará la demanda del token en el mercado. Esto requiere una evaluación honesta e imparcial del proyecto. Muchos proyectos requieren que una idea se ejecute a la perfección para tener éxito, y los inversionistas deben considerar que la perfección ocurre muy raramente en este mundo.

Los factores de mercado, como un aumento en la adopción de criptos, entrarán en juego en algún momento. Esto permanece en el futuro, sin embargo, y no es seguro. Los inversores no deberían conformarse con un proyecto cuyo valor de token se basa únicamente en la especulación. Tampoco deberían dejarse llevar por el bombo.

Los inversores tienen la necesidad de mirar más allá de las características comunes de los tokens y centrarse más en la proposición única de cada proyecto. En el momento en que un nuevo proyecto comienza a copiarse de los ya existentes, los inversores deberían dar un paso atrás. Los inversores no necesitan seguir a otros inversores sin saber por qué están poniendo su dinero en un proyecto. Cada inversor debe evaluar desapasionadamente el valor actual y futuro de cualquier proyecto en el que invierta.