Donald Trump y su moneda virtual

Solamente hace 8 años desde que nació la primera criptodivisa tal y como hoy las conocemos, sin embargo, ya existen más de 700.

La cantidad y variedad de estas monedas y protocolos es de lo más extensa. Tokens para fondos de inversión (Iconomi), criptodivisas para intercambiar tiempo (Chronobank), otras para usar en videojuegos (GameCredits), una red de internet segura (Maidsafe), transacciones anónimas (Zcash, Monero, Dash…) y más. Cada una tiene su función y busca llenar o mejorar un lugar en este mercado. Entonces, no es de extrañar que en pleno boom ya hayan aparecido monedas como Trumpcoin o CLINT (en apoyo a D. Trump y Hillary Clinton respectivamente). Puede parecer una broma, pero estas monedas van muy ligadas a la vida política de dichas personas, y sino, que se lo digan a los inversores de CLINT, que vieron caer su valor de 587 satoshis hasta 60 unas horas después de perder las elecciones presidenciales de noviembre pasado. Por otro lado, está el equipo ganador. Los seguidores de Trump y su moneda han visto crecer su precio de 3.865 satoshis el día antes de las elecciones a los actuales 40.000 satoshis (17/1/17), motivados por la cercanía del día 20 de enero, fecha en la que será oficialmente nombrado presidente. Y parece que Trumpcoin va muy acorde con la agenda del presidente electo, ya que sus anteriores picos de cotización tuvieron lugar el día en que ganó las elecciones republicanas y el día en que ganó las presidenciales, por lo que todo apunta a que esta semana (teniendo en cuenta su actual valor) puede ser histórica para la moneda. Habrá que seguirla de cerca, cualquier comentario del magnate al respecto podría catapultar su valor con un clásico “to the moon!”.

Pero por si parecía que esto era todo, todavía hay más. No podemos olvidar al tercero de esta idílica relación y que también tuvo su papel en las elecciones estadounidenses, Mr. Vladimir Putin y su moneda PUTIN. Una divisa que como en la vida misma, va ligada a las buenas relaciones que mantiene con Donald Trump, por lo que su valor de cotización suele seguir siempre los mismos movimientos que Trumpcoin. Es de entender, que muchos estén interesados en un encuentro oficial entre los dos presidentes.


Con toda esta variopinta cantidad de criptomonedas, es sorprendente, después de todo y con el furor que causa a su paso, que nuestro querido presidente Mariano Rajoy todavía no disponga de su propia moneda, ¿a qué estamos esperando?


Síganos en Facebook