Presidente del BCE, Mario Draghi: las criptos no son monedas, son activos muy arriesgados

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, dijo que las criptomonedas no son monedas reales durante la reunión del Diálogo Juvenil del BCE con los ganadores del Premio de los Estudiantes de la Generación uro, así lo informó Cointelegraph Italia, el 9 de mayo.

Durante la reunión, Draghi respondió a una pregunta sobre las criptomonedas que le hizo uno de los ganadores del premio:

“Las criptomonedas o bitcoins, o cualquier cosa como esas, no son realmente monedas, son activos. Un euro es un euro —hoy, mañana, en un mes— siempre es un euro. Y el BCE está detrás del euro. ¿Quién está detrás de las criptomonedas? Así que son activos muy, muy riesgosos".

Puede interesarte: El principal banco austríaco Raiffeisen se une a la red mundial de financiación del comercio impulsada por Corda de R3

La comunidad cripto respondió en Twitter criticando la postura de Draghi y apuntando a la inflación de las monedas fiduciarias como una prueba del hecho de que el euro tampoco está estable en su precio.

En sus comentarios, el jefe del BCE también afirmó que, en la actualidad, las criptomonedas "no son lo suficientemente significativas en su entidad como para que puedan afectar a nuestras economías de manera macro".

No dejes de leer: Entrevista al CEO de Tutellus: “La tecnología blockchain es algo mucho más profundo que las criptomonedas”

Además, Draghi declaró que no es competencia del BCE regular las criptomonedas. En cambio, dijo: "es algo que está dentro de la competencia de protección al consumidor, donde tendrás que asegurarte de que las personas que compran estos activos sepan lo que hacen y estén conscientes de los riesgos que corren".

Como informó Cointelegraph en septiembre del año pasado, el BCE no tiene planes de emitir su propia moneda digital.

Te puede interesar: El 63% de los europeos dice que las criptos existirán en 10 años, pero solo el 49% cree en Bitcoin

En mayo del 2018, el miembro de la junta del BCE, Yves Mersch, había dicho que los bancos deberían separar sus operaciones en criptomonedas de otras actividades.