El Banco Central Europeo propone tasas "poco atractivas" para las monedas digitales

El Banco Central Europeo (BCE) sigue abierto a la idea de un equivalente digital al euro, pero quería evitar que los ciudadanos pensaran demasiado de él. 

Esta fue la conclusión de un nuevo documento de trabajo sobre las llamadas monedas digitales de los bancos centrales (CBDC), elaborado por Ulrich Bindseil, Director General de Infraestructura de Mercado y Pagos del banco, el 3 de enero. 

El BCE tendría que "controlar el volumen" de las CBDC

El documento trata de la perspectiva de emitir una CBDC para la Unión Europea, y también aborda las diferencias entre dicha moneda y las stablecoins.

Su emisión se produce cuando China está a punto de convertirse en el primer estado del mundo en emitir una CBDC. El BCE, al igual que otros grandes bancos, no han decidido hacer lo mismo, a pesar de las posibles desventajas de no competir con Pekín.

Para Bindseil, existen tanto beneficios como desventajas en la emisión de una CBDC europea, y estos deben abordarse antes de que la UE considere tal posibilidad.

Concretamente, Bindseil propone un sistema de tipos de interés de dos niveles, que ofrecería tipos "poco atractivos" a las participaciones que superen un determinado umbral. Esto, dice, reduciría la probabilidad de que los ahorradores vendan el dinero fiduciario para comprar la CBDC en tiempos de crisis.

Siendo el equivalente a una corrida en los bancos, los ahorradores potencialmente podrían mover fondos fuera de la jurisdicción del BCE mucho más fácilmente de lo que podrían hacerlo a través del sistema bancario en tales circunstancias.

"La herramienta bien probada de la remuneración escalonada parece ser una forma de asegurar que el volumen de la CBDC estará bien controlado", resumió.

El BCE considera las "preferencias de los usuarios en cuanto a dinero"

En conclusión, Bindseil no llegó a recomendar una CBDC para el BCE:

“Se reconoce que la resolución de la cuestión de los riesgos de desintermediación bancaria estructural y cíclica no necesariamente conduce a la conclusión de que exista un argumento comercial universal suficiente para una CBDC. Las ventajas de adoptar una CBDC dependerán de las preferencias de los usuarios en cuanto al dinero y de las alternativas de pago disponibles.”

Como informó Cointelegraph, el banco central de China ya ha estado probando su CBDC con bancos seleccionados. Una ley de criptomonedas que Pekín aprobó en octubre entró en vigor el 1 de enero. 

La noción de desalentar el ahorro de dinero es una práctica que los proponentes de Bitcoin (BTC) destacan rutinariamente como un ejemplo del fracaso del sistema de monedas fiduciarias. Como Saifedean Ammous señala en su libro popular "The Bitcoin Standard", los bancos centrales requieren que los tenedores de dinero fiduciario gasten y tomen dinero prestado, no que ahorren, en línea con la política económica keynesiana. 

No dejes de leer: