Afirman que gracias a la tecnología blockchain se podrá votar de forma remota y descentralizada

 

La tecnología blockchain permitiría la aplicación de la cadena de bloques a elecciones electrónicas, aunque todavía falta vencer obstáculos sociológicos y legislativos para implantar un sistema de sufragio online que permitiría aumentar la seguridad y que ahorraría dinero al erario público. Así lo informaron en España, desde Expansión, el 27 de abril.

Según un artículo firmado por Marga Castillo, la tecnología ya haría posible celebrar una convocatoria de elecciones mediante el voto electrónico, con la ayuda de la inteligencia artificial y la tecnología blockchain.

En este sentido, Borja Gómez, responsable de Blockchain de Paradigma, explicó: "La tecnología blockchain posibilita la identidad digital de forma descentralizada. Es un registro que no se puede modificar, lo que permite que el voto, una vez que se inscribe, ya emitido y distribuido, no se puede falsear ni alterar, con la ventaja de que no depende de una entidad única".

La tecnología blockchain, permitiría de esta manera generar identidades centradas en "qué puedo hacer" en vez de "quién soy". De esta manera, se podría emitir y registrar un voto que, al no estar centralizado, estaría protegido contra ataques, sería prueba de hackeo, y no tendría la necesidad de llevar a cabo políticas de respaldo. Además, se podría emitir y consultar en tiempo real desde cualquier ubicación.

Según el artículo, con esta tecnología se podría incluso votar de manera remota, desde el hogar, una computadora, un dispositivo móvil, etc.

Más sobre este tema: Empresa española crea plataforma basada en blockchain para garantizar el voto seguro

Gómez explicó que esta opción de voto telemático genera un registro inmutable que permite su auditabilidad e identificación veraz, y está ya en condiciones de coexistir con el voto tradicional en la urna.

"Los expertos de Paradigma han puesto los ejemplos de varios experimentos de este tipo llevados a cabo en diferentes países en los que se ha probado con éxito, como Brasil, Estados Unidos, Estonia, Japón o Suiza, que han permitido, además de votar, facilitar gestiones administrativas como subir documentos a la plataforma con validez para hacer trámites administrativos o comparecer en juicios. Pero la tecnología blockchain también facilita funcionalidades más complejas tales como crear una empresa o renovar el pasaporte", detalló el artículo.

Luego se citaron algunos ejemplos: "Estonia ha sido el primer país en implantar blockchain como plataforma para acercar la gestión pública al ciudadano: en 2017 usaron el voto electrónico un 32 por ciento de los votantes y en marzo de 2019 este porcentaje subió al 44 por ciento. También en la ciudad suiza de Duz se llevó a cabo una prueba concepto, a pequeña escala, en una jornada que transcurrió sin incidentes".

Te puede interesar: Luis Cano, vicepresidente de Blockchain Murcia: “Es necesario formar y educar al ciudadano sobre blockchain y criptomonedas”


Fase de desarrollo

La compañía Gfi España se encuentra desarrollando sistemas digitales de votación basados en blockchain a través de una plataforma que ya ha superado una primera fase de desarrollo y pruebas. Así lo informó recientemente Esmartcity. La plataforma se llama Smartvote y utiliza la tecnología Oracle Blockchain Cloud, con el objetivo de evitar la falsificación y manipulación de los datos del sistema.

"El voto digital es una idea que, hasta la llegada de blockchain, era muy difícil llevar a la práctica debido a la imposibilidad de garantizar la inmutabilidad de los resultados", remarcó el artículo de Esmartcities.

Alfonso Dopico, consultor estratégico en Gfi España, explicó que el uso de blockchain impediría la modificación de los votos emitidos. “Los usuarios conservan su anonimato al no poder ser identificados, ayuda a mejorar la auditabilidad del proceso electoral y permite obtener los resultados de manera inmediata y transparente”, explicó Dopico.

Te puede interesar: Lanzan la plataforma SmartDoc, que utiliza tecnología blockchain en la firma de hipotecas


Pruebas en Latinoamérica

Qubistry es una firma latinoamericana que desarrolla productos basados en blockchain para casos reales. Algunas de sus pruebas están demostrando que la tecnología de cadena de bloques tiene un gran potencial para consultas o votaciones, entre otras cosas. Para conocer más sobre este emprendimiento, Cointelegraph en Español dialogó sobre este tema en Argentina con el CEO y fundador, Horacio Cáceres, el pasado 19 de marzo. Entre otras cosas, comentó: “Pensamos en usar casos simples, pero con desarrollos completos, y tratar de que cada vez que hiciéramos un upgrade, ponerlo en el mercado, en un caso real. Y lo más sencillo es votar, y así surgió QubistryVOT. Pero nos dimos cuenta que identificar al votante o al usuario es casi lo más importante cuando se piensa en interactuar en blockchain, y surgió QubistryID”.

“No somos un equipo que genera plataformas de uso en el aire, sino más bien somos un equipo que pone en el mercado rápidamente desarrollos, para que puedan ser utilizados, y así tal vez convencer a todos tempranamente, que podemos ser los primeros, los pioneros en usar esta tecnología en casos reales”, remarcó.

Además subrayó que tampoco son una empresa de votación en Blockchain. “Sólo usamos el voto como caso de uso”, subrayó.

Cuando Cointelegraph en Español le preguntó a Cáceres qué potencial tiene esto en el ámbito político y si han encontrado apoyo, respondió: “Vimos que Latinoamérica estaba siendo dejada de lado en los emprendimientos en blockchain, y que aquello que se estaba logrando, que no es poco, dependía sólo del esfuerzo de individuos y de equipos que ponían todo su esfuerzo en globalizar proyectos comenzando por Latam”.

“Y vimos que siempre hay años electorales, que siempre son muy discutidos, que seguimos teniendo gobiernos totalitarios, que hay candidatos que son elegidos por unos pocos, que el usuario o el votante sólo participa con su voto en un espacio muy pequeño en la cadena de decisión. Por eso decidimos usar esta herramienta en simulacros de votación y tomar experiencia en cada país que hubiera una elección”, explicó.

Fue así que comenzaron con las elecciones de medio término de Argentina 2017, luego siguieron con México 2018, Brasil 2018 y El Salvador 2019. “El sistema de validación del votante por ser un simulacro no oficial, fue siempre el desafío más importante, pero lo fuimos resolviendo en cada caso”, manifestó.

Te puede interesar: Estiman que el diez por ciento del PBI mundial estará almacenado bajo tecnología blockchain en 2027