| Cointelegraph

La descentralización es el proceso de distribución y dispersión del poder de una autoridad central. La mayoría de los sistemas financieros y gubernamentales, que actualmente existen, están centralizados, lo que significa que hay una única autoridad superior encargada de administrarlos, como un banco central o un aparato estatal. Hay muchas desventajas cruciales de este enfoque, que se derivan del hecho de que cualquier autoridad central también desempeña el papel de un único punto de falla en el sistema: cualquier mal funcionamiento en la parte superior de la jerarquía, ya sea involuntario o deliberado, inevitablemente tiene un efecto negativo en todo el sistema. Bitcoin fue diseñado como una alternativa descentralizada al dinero del gobierno y, por lo tanto, no tiene ningún punto único de falla, haciéndolo más resistente, eficiente y democrático. Su tecnología subyacente, Blockchain, es lo que permite esta descentralización, ya que ofrece a cada usuario la oportunidad de convertirse en uno de los muchos procesadores de pagos de la red. Desde la aparición de Bitcoin, han aparecido muchas otras criptomonedas, o altcoins, y la mayoría de veces también utilizan Blockchain para lograr cierto grado de descentralización.

Tags relacionados: