Facebook y Telegram: ¿Libra es el fracaso de la cripto Gram?

Cuando Telegram anunció el lanzamiento de su propia cripto, la noticia generó muchísima expectativa. La iniciativa no tenía precedentes, porque hasta el momento ninguna compañía de este tipo se había atrevido a dar semejante paso. A principios del año 2018, el ambiente cripto estaba muy revuelto, y todos medían sus movimientos con mucho cuidado, porque la incertidumbre para entonces era mucha. Sin embargo, Telegram escogió el camino de los valientes y se lanzó al agua turbia con su ambicioso proyecto. Despertó mucho entusiasmo al principio, porque la red de Telegram es lo suficientemente grande como para poder anticipar un éxito rotundo. Con el tiempo, curiosamente el proyecto perdió mucho de su impulso inicial, porque fue opacado por un proyecto aún mucho mayor. Por supuesto que estamos hablando del proyecto Libra del gigante Facebook que le robó a Telegram la mayoría de los titulares y mucho de la atención del público. Ahora bien, ¿Libra es el fracaso de Gram, el token nativo de la red abierta de Telegram (TON)? 

Telegram es una plataforma de mensajería instantánea y comunicación en masa parecida al WhatsApp de la compañía Facebook, pero de código abierto. Su CEO es un empresario ruso llamado Pavel Durov, y su hermano Nikolai es un desarrollador, experto en ciencias de la computación. Los dos fundaron Telegram en marzo del 2013 y en la actualidad tienen oficinas en Londres y Dubái. El servicio es global. Al igual que los usuarios de WhatsApp, los usuarios de Telegram pueden enviar y recibir mensajes de texto, fotos, videos, audios, y archivos de todo tipo entre sí. De hecho, los dos servicios presentan muchos elementos comunes. Más allá de las funciones básicas de mensajería, ambas plataformas tienen una gran variedad de stickers, emojis y GIF animados. Sin embargo, existen algunas diferencias. De pronto, sería bueno hablar un poco sobre las diferencias y similitudes entre Telegram y WhatsApp para entender mejor las diferentes potencialidades de Libra y de Gram.  

Podríamos explorar un poco sus funciones, el tema de la privacidad, el asunto de la seguridad y el número de usuarios. Empecemos primero con las funciones. Telegram no ofrece videollamadas, mientras que Whatsapp sí. Por otro lado, WhatsApp no permite enviar clips de video, mientras que Telegram sí ofrece esto. Claro que Telegram se destaca por encima de WhatsApp en algunos aspectos. Por ejemplo, la aplicación de Telegram se puede utilizar en varios dispositivos. A diferencia de WhatsApp, la versión Web de Telegram es esencialmente independiente de la móvil. Este elemento ciertamente es muy ventajoso. Como los datos se almacenan en la nube, diferentes dispositivos pueden utilizar la misma cuenta sin ningún tipo de problemas. Los datos quedan guardados en la nube y no es necesario preocuparse por estar respaldando nuestra información constantemente como ocurre en el caso de WhatsApp. Necesitamos nuestro número de teléfono para obtener una cuenta en Telegram, pero no tenemos que compartir nuestro número con los demás usuarios para poder interactuar con ellos. Es posible añadir contactos con el nombre de usuario solamente. 

En lo que respecta a los chats de grupos y los canales, Telegram indudablemente lleva la batuta. La mayoría de las compañías tienen presencia en Telegram, porque les permite consolidar comunidad mucho mejor. El token de Telegram podría impulsar grupos y canales pagos. Ciertamente, esa es una gran oportunidad para los creadores de contenido que quieran vender suscripciones. ¡Nada mal! Bueno, lo cierto es que el número de seguidores en Telegram se han convertido en una medida de tamaño y credibilidad tan importante como el número de los seguidores en otras redes sociales como Facebook, Twitter e Instagram. En este aspecto, Telegram es más importante que WhatsApp. Telegram también permite la integración de bots que automatizan muchas interacciones. Este es un elemento curioso que distingue a Telegram. Sin embargo, WhatsApp es parte de un grupo más grande. La compañía Facebook es dueña de Facebook, Instagram y WhatsApp. Hasta ahora, estas tres redes se han mantenido separadas, pero seguramente una mayor integración está en camino. Es decir, el efecto red del grupo Facebook es mucho mayor. En contraste, Telegram camina en solitario. 

Sigue leyendo: La venta del token GRAM de Telegram en el exchange Liquid no sería oficial

En torno al tema de la privacidad, la compañía Facebook y las redes bajo su dominio están muy desprestigiadas. Telegram, tal vez, cuenta con una mejor reputación en esta área. Incluso, Telegram tiene fama de ser un sistema más seguro que su competencia por su modelo de encriptación desarrollada en tecnología MTProto. En Telegram, es posible realizar chats privados que son efímeros, dando así una capa adicional de privacidad. Claro que muchos expertos critican la seguridad de Telegram. Sin embargo, no se han descubierto vulnerabilidades todavía. Es más, Telegram ha convocado concursos con premios para quien logre vulnerar sus sistemas, pero nadie ha podido ganar hasta ahora. De todos modos, algunos expertos siguen argumentando que la supuesta invulnerabilidad de Telegram es un mito. A pesar de que el debate se mantiene, ciertamente Telegram tiene la fama de ser un sistema superior, en cuanto a privacidad y seguridad. 

Ahora hablemos de tamaños. La comunidad de usuarios de Telegram es significativamente menor a la comunidad de usuarios de WhatsApp. Telegram señala que cuenta con más de 200 millones de usuarios activos. Whatsapp tiene más de 1500 millones. Sin embargo, estos números puestos en una comparación podrían resultar engañosos y llevarnos a conclusiones equivocadas. Uno podría argumentar que la comunidad de Telegram, a pesar de ser mucho menor que su competencia, cuenta con un mayor dinamismo y un mayor compromiso por parte de sus usuarios. Es decir, un criptomoneda podría ocupar un lugar muy importante como consecuencia de este importante capital social acumulado. La comunidad es relativamente pequeña numéricamente, pero el grado de confianza en la plataforma quizás es mayor. Eso es una ventaja que no debemos subestimar. Por supuesto que el efecto red es fundamental, pero no podemos ignorar el tema de la confianza cuando hablamos de una criptomoneda. Por ejemplo, Telegram es ampliamente reconocida como la aplicación de mensajería preferida por la comunidad cripto. WhatsApp se usa, pero con reservas. 

Sigue leyendo: Gram Asia venderá tokens de Telegram al triple del precio de la ICO

El libro blanco de TON se publicó en enero del 2018 y se distribuyó exclusivamente entre inversionistas privados. Luego, se realizó una oferta inicial de moneda (ICO) con un gran éxito, pero esta no estuvo abierta al público. Hasta ahora, se estima que han lograda recaudar más de 2 mil millones de dólares en varias rondas. Esta ICO ha sido una de las más exitosas de todas, solo superada por la ICO de EOS que sí estuvo abierta al público. Algunas fuentes que han podido leer su libro blanco, nos han explicado que el token es superior en escalabilidad a Bitcoin y Ethereum, pudiendo competir en velocidad de transacciones con Visa y MasterCard. Eso es algo obviamente impresionante. Supuestamente, funciona con un algoritmo de prueba de participación (PoS). En este sistema que se plantea, los validadores estarían recibiendo recompensas, provenientes de las comisiones, según sus depósitos. Gram tendrá un suministro de 5 mil millones de unidades con un incremento anual de 2%. Esto quiere decir que en 35 años el suministro será de 10 mil millones. Todavía estamos esperando el lanzamiento oficial, pero se ha sugerido que el precio del Token podría ubicarse entre 2 a 8 dólares por unidad. Asumimos, por supuesto, que no es una moneda estable. 

Sigue leyendo: La compañía china The9 dijo ser el primer inversor extranjero en la ICO de Telegram

Telegram ha estado realizando pruebas, y todo parece indicar que los resultados son satisfactorios. El lanzamiento oficial no tiene fecha exacta, pero se espera que ocurra para el tercer trimestre del 2019. O sea, el lanzamiento ocurrirá en cualquier momento. Eso es pronto. Sin embargo, el principal desafío no es técnico. Aquí la incertidumbre se nos presenta con el tema regulatorio. He ahí el gran meollo del asunto. Seguramente, los obstáculos los veremos ahí. Con toda seguridad, algunos gobiernos estarán colocando trabas por distintas razones. Está por verse como todo este asunto afecta la implementación del proyecto. 

Es indudable que el proyecto Libra ha obtenido mayor cobertura mediática, pero eso no es necesariamente malo. No podemos decir que la ola de atención que ha ocasionado Libra sea perjudicial para Gram en particular. Es cierto que Facebook y Telegram son compañías del mismo sector. Sin embargo, las diferencias son importantes. El tamaño de Telegram podría ser una ventaja, porque resulta menos intimidante a la vista de los reguladores. Los reguladores podrían ser más complacientes con Gram. Por otro lado, con Libra sí serán implacables. El tema de la confiabilidad es otro punto a favor de Telegram. Esto seguramente ayudará mucho a la vialidad de la iniciativa. ¿Podrán convivir ambos proyectos en paralelo? ¿O Libra se devorará a Gram en un solo bocado? Bueno, eso es todavía está por verse, pero es probable que la batalla no sea tan dispareja. Sin lugar a dudas, Gram, el David de esta historia, no carece de armas para defenderse. 

 

Las opiniones expresadas aquí son las del autor y no representan necesariamente las opiniones de Cointelegraph.com