Firma acusada de hacer alarde de "aceite de serpiente cripto' demanda a organizadores de conferencia

Una empresa de criptomonedas asediada por preguntas en la conferencia de hackers Black Hat está demandando a los organizadores del evento por no protegerla de los crueles comentarios de la audiencia.

Crown Sterling —que algunos asistentes han calificado como "una pieza de marketing cibernético de aceite de serpiente—, presentó su queja ante el Tribunal de Distrito de Estados Unidos para el Distrito Sur de Nueva York el 22 de agosto.

Hackers acusan a la empresa de "demandar por abucheos"

En Black Hat, Crown Sterling presentó el desarrollo de lo que llama la "tecnología de cifrado de IA cuántica", un "cifrado de cinco dimensiones" supuestamente más robusto que se basa en la investigación de la numerología oculta y la música compuesta por IA, por nombrar solo dos de sus influencias.

La presentación del CEO y fundador de Crown Sterling, Robert E. Grant, se basó en un artículo del cual fue coautor y publicó a principios de este año con Tal Ghannam; un físico que publicó un libro titulado "El misterio de los números: revelado a través de su raíz digital", así como una novela gráfica, "Las crónicas de Maroof the Knight: The Byzantine".

La presentación fue recibida con una gran hostilidad y escepticismo por parte de los asistentes: los vídeos compartidos en las redes sociales revelan a los miembros de la audiencia gritando: "¡No deberían estar aquí, deberían avergonzarse de ustedes mismos!"

Desde entonces, Twitter ha seguido molestando a los críticos quienes rechazan la presentación como lo que "llamarían caritativamente una charla engañosa de aceite de serpiente", bromea sobre descubrir patrones pioneros de cifrado y parodias cargadas de jerga.

Una "tormenta difamatoria de Twitter"

En su queja, Crown Sterling acusa a los organizadores de Black Hat de haber incumplido su "acuerdo de patrocinio con Crown Sterling y el pacto implícito de buena fe y trato justo que surge de ello".

Además, la firma también presentó una demanda contra 10 acusados de "Doe", a quienes acusa de orquestar una disrupción supuestamente premeditada de su discurso patrocinado.

La empresa, como lo revela la presentación, había pagado USD 115,000 por participar en el evento y promover sus descubrimientos. Entre sus cargos, la firma acusa a los críticos de difamación, alegando que:

"Los detractores utilizaron este 'evento' organizado para iniciar una campaña de difamación en las redes sociales durante la conferencia e inmediatamente después. En esa campaña, estos detractores difamaron a Crown Sterling, cuestionando tanto su integridad como sus soluciones de criptografía".

Además de las charlas patrocinadas como las de Crown Sterling, Black Hat este año también acogió presentaciones que incluyeron un proyecto que investiga el tristemente célebre fenómeno de las cuentas de Twitter relacionadas con criptomonedas que anunciaban "obsequios" falsos, que descubrieron una red de al menos 15,000 bots de estafa.

Sigue leyendo: