Primeros teléfonos inteligentes blockchain aparecen en el mercado: conociendo Finney de Sirin Labs

Después de meses de expectativa y una de las cinco ICO más importantes del 2017, el 29 de noviembre, Sirin Labs lanzó Finney, el primer teléfono inteligente blockchain del mundo. Sin embargo, incluso con el respaldo del legendario futbolista Lionel Messi y una venta de tokens de $157,8 millones, el dispositivo de $999 ha ingresado a un territorio desconocido, donde su monedero de almacenamiento en frío y el ecosistema DApp tendrán que lidiar con el dominio de Apple y Samsung —así como el Exodus 1, un smartphone blockchain de la competencia HTC.

After months of expectation and one of the top-five biggest ICOs of 2017, on Nov. 29 Sirin Labs has launched Finney, the 'world's first' blockchain smartphone. Yet, even with the endorsement of football legend Lionel Messi and a $157.8 million token sale behind it, the $999 device has stepped into uncharted territory, where its built-in cold storage wallet and DApp ecosystem will have to contend with the dominance of Apple and Samsung — as well as the Exodus 1, a rival blockchain smartphone from HTC.

Características

La mayoría de las características clave de Finney ya se habían anunciado antes del lanzamiento del jueves: el teléfono inteligente viene equipado con un monedero de almacenamiento en frío integrado que está físicamente separado del hardware principal; su sistema operativo Sirin es un mod "certificado por Google" del sistema operativo Android; cuenta con una detección de amenazas cibernéticas dirigida por IA; y permite el intercambio directo de criptomonedas seleccionadas (Ethereum, Bitcoin y Sirin Labs Token) sin la necesidad de utilizar una bolsa centralizada.

Pero en su evento de lanzamiento en Barcelona, Sirin Labs proporcionó más detalles concretos sobre sus objetivos y expectativas más generales sobre Finney, revelando que el teléfono inteligente es solo el comienzo de sus planes para llevar la tecnología blockchain a los dispositivos móviles.

Más que nada, la compañía israelí usó el evento de lanzamiento para enfatizar cómo Finney es un teléfono inteligente que hace que la tecnología blockchain sea más accesible para una audiencia mayoritaria y que brinda a los entusiastas de la criptomoneda una forma más práctica de administrar sus monedas de manera segura.

"Esta es la computadora más importante de nuestra generación —el teléfono inteligente—".

"El teléfono Finney es una ventanilla única", declaró el cofundador y co-CEO de Sirin Labs, Moshe Hogeg, durante su presentación. "Antes de Finney, necesitabas un libro de contabilidad, necesitabas una computadora, necesitabas un software de monedero y luego necesitabas ir una bolsa, y luego podías convertir. Finney hace todo esto en un solo teléfono".

Al tener un monedero de almacenamiento en frío, un servicio de conversión de token y aplicaciones de intercambio de criptomonedas en un solo dispositivo, Hogeg afirmó que Finney dará "un gran paso adelante para cerrar la brecha entre la economía de la cadena de bloques y el mercado de consumo", haciendo del mundo criptomonetario más accesible para una audiencia que no necesariamente tiene el tiempo o la inclinación para inscribirse en KrakenCoinbase en sus PC y luego comprar un monedero LedgerTrezor.

Sirin Labs

Fuente de la imagen: Sirin Labs

Otra faceta más predecible del plan de Sirin Labs para atraer a un mercado masivo es que Finney viene con todas las especificaciones y funciones que esperaría de un teléfono inteligente del 2018. El teléfono tiene una cámara trasera de 12 MP (megapíxeles), una cámara selfie de 8 megapíxeles, así como una pantalla táctil de 6 pulgadas, 6 GB de RAM y 128 GB de memoria de almacenamiento. Esto lo coloca al menos en la misma liga que el iPhone XS de este año, que también tiene una cámara trasera de 12MP (aunque doble), pero con una pantalla más pequeña de 5,5 pulgadas, 4GB de RAM y una cámara selfie de 7MP.

El hecho de que tenga una superioridad en el rendimiento en varios departamentos aquí ayudaría a hacer que el teléfono fuera deseable para alguien que podría haber estado pensando en comprar un monedero de hardware separado y un iPhone XS (o Samsung Galaxy S9) —importante es también que tendrá facilidad para poder utilizar sus características principales (el monedero de hardware y la tienda de DApp).

El proceso de transacciones es rápido e indoloro, e incluye la apertura física del monedero (que se desliza hacia arriba desde la parte superior del teléfono) y unos pocos toques de su pantalla táctil, así como algunos toques en la pantalla del teléfono inteligente (por ejemplo, para elegir qué tipo de transacción deseas realizar). Una buena característica es que Finney permite al usuario comparar fácilmente las direcciones y los montos de transacción que se muestran tanto en la pantalla del monedero cuanto en la del teléfono, algo que garantiza que no terminarán enviando monedas al destinatario incorrecto como resultado de un hackeo o error.

Sin embargo, Sirin Labs apunta con Finney a hacer que la criptomoneda sea más accesible y popular de muchas otras formas. En primer lugar, la compañía reclutó a Lionel Messi para ser el embajador de la marca de Finney en el 2017, con la esperanza de que 'la CABRA' y 'un hacker en el campamento', según Hogel, sea la mejor persona para hacer que Finney —y las criptomonedas— sean más visibles para un mercado masivo.

 

"Creo que la seguridad y la privacidad son la prioridad número uno en este momento. Para todos es importante, porque tenemos todo nuestro contenido, todas nuestras vidas en los teléfonos móviles [...] La privacidad es más importante ahora que nunca, porque ahora hay muchos hackers, y la gente puede robar tu identidad o tu dinero".

Lionel Messi

DApp store

Sumado a la envidiable reputación de Messi, Sirin Labs reveló que Finney hará que las criptomonedas sean más accesibles a través del dCENTER del teléfono inteligente. Esta función no solo proporciona a los usuarios una tienda DApp para aplicaciones descentralizadas relacionadas con criptomonedas, sino que en realidad les recompensa con SRN Tokens por participar y pasar tiempo con las aplicaciones que ofrece. Además, Hogeg afirmó que los propietarios pueden recuperar alrededor de $300 del precio de venta del teléfono comprometiéndose con todas las aplicaciones disponibles en el lanzamiento.

La compañía se está refiriendo a este programa como 'Gana y aprende' y, en conjunto con las tiendas conceptuales centradas en difusión que se abrirán en diciembre en Londres y Tokyo, muestra cómo Sirin Labs espera que el teléfono inteligente sirva como campeón para la industria de criptomonedas más amplia, y no solo la propia Sirin Labs.

"Todo nuestro concepto es acortar la brecha", explicó a Cointelegraph Erin Brazilay —Directora Comercial de Sirin Labs—. "Y como tal, vamos a abrir tiendas conceptuales en Londres, Tokio y otros lugares. Nuestras tiendas serán una especie de academia para la comunidad de blockchain; todo el personal estará capacitado al más alto nivel, por lo que la gente de la comunidad puede venir y hacer preguntas [sobre blockchain y criptomonedas]. De modo que incluso si alguien que llega sin mucho conocimiento pueda obtener una comprensión completa de cómo funciona la tecnología. Y no hay nada de eso en el mercado".

Sistema operativo enfocado a blockchain

La compañía también está lanzando a Finney con su propio sistema operativo basado en blockchain, Sirin OS, que ambiciosamente pretende llevar más allá de su propio hardware. "Hemos decidido desarrollar el Finney, el primer teléfono blockchain que ejecuta Sirin OS. Pero esto es solo el comienzo de la ejecución de nuestra visión. Nuestra visión es que cada dispositivo basado en Android ejecute Sirin OS. Esperamos que haya otros OEMs [fabricantes de equipos originales] que adopten Sirin OS y se unan a nosotros en la revolución blockchain".

En otras palabras, Sirin Labs no solo desea fabricar teléfonos blockchain, sino producir la plataforma para aplicaciones de criptomonedas y blockchain, convirtiéndose en una especie de 'cripto-Google'. Si puede poner un sistema operativo orientado a criptomonedas, por ejemplo, un teléfono Samsung, Huawei o HTC, entonces será de gran ayuda para que la criptomoneda se haga convencional, y esta es la razón por la que Erin Brazilay afirmó que Sirin OS es "al menos" tan importante como la estrategia a más largo plazo desde Finney a Sirin Labs: "Necesitamos poner mucha presión en el lado de los OEM, para convencerlos de que adopten Sirin OS como la tecnología estándar, de facto para permitir que sus teléfonos estén habilitados para blockchain".

Como se puede imaginar, Sirin Labs es optimista con el futuro de Finney. Con el objetivo de vender 100 000 unidades del teléfono inteligente dentro de un año, ya está aceptando pedidos del dispositivo en su sitio web —y en enero, el teléfono también estará disponible para comprarse a través de la plataforma Amazon Launchpad—.

¿Segmento de nicho o mercado de masas?

Sin embargo, otras voces y figuras de la industria son escépticas de que el teléfono inteligente tendrá un gran impacto fuera de los círculos de criptomoneda. Hablando con Cointelegraph, el analista principal de Gartner, Tuong H. Nguyen, cree que atraerá principalmente a individuos "conocedores de la tecnología" y "adoptadores tempranos".

«Me gustaría cuestionar la capacidad de este dispositivo para lograr el éxito en el mercado masivo. La pregunta más general que creo que estás preguntándote es "¿cuál es la funcionalidad de atractivo/imprescindible que ofrece este 'teléfono blockchain'?" El monedero de almacenamiento se aplica a un segmento de nicho del mercado masivo. No solo sería atractivo para las pocas personas que poseen criptomonedas, sino que se adentra en un nicho al tratar de convencer a estas pocas personas de que necesitan un teléfono que haga esto específicamente (de otra manera, ¿por qué no compraría yo un teléfono de un OEM más grande y más conocido con toneladas de funciones —más de las que probablemente usaría— menos las funciones criptomonetarias?»

Sirin Labs no solo tiene que lidiar con la posibilidad de que Finney pueda apelar solo a un "segmento de nicho" del mercado, sino que también tiene más de un competidor en el sector blockchain.

Por un lado, HTC lanzará el Exodus 1 en diciembre —y al igual que Finney, es un teléfono inteligente de alta gama que cuenta con un monedero de almacenamiento en frío, aunque actualmente es $39 más barato que la oferta de Sirin Labs—. Y además de HTC, hay otro fabricante de un teléfono blockchain, Pundi X.

En octubre, el proveedor de pagos blockchain con sede en India anunció su propio "XPhone", un teléfono inteligente que sería lanzado en el segundo trimestre del 2019 que puede transmitir llamadas telefónicas, mensajes de texto y datos móviles utilizando nodos blockchain, evitando así la necesidad de utilizar redes móviles centralizadas. Y como el vicepresidente de la compañía, Peko Wan, afirmó a Cointelegraph, esta capacidad de proporcionar servicios telefónicos básicos a través de la descentralización hace que sea un teléfono más blockchain que Finney.

"Lo que hace que el XPhone sea único es que en realidad usa un protocolo basado en blockchain para comunicar datos, hacer llamadas, enviar mensajes y más. Eso significa que los usuarios se comunican entre sí de forma segura e independiente a través de nodos. Apelaremos a la singularidad de la forma en que hemos reinventado blockchain para su uso como un protocolo de transmisión para telefonía y datos de todo tipo. En todos los sentidos, hemos construido un verdadero teléfono blockchain".

Independientemente de tales opiniones sobre si se trata de un teléfono blockchain "verdadero" o no, lo que está claro es que, con Finney, Sirin Labs ha dado un paso importante para la industria de la criptomoneda. En el transcurso de un año, ha cumplido con una ICO masiva al lanzar un producto seguro y de alto rendimiento que proporcionará utilidad y valor reales a sus usuarios. Esto es algo que no muchos proyectos de blockchain pueden afirmar haber hecho, y si bien es difícil predecir dónde llevará el futuro a Finney y Sirin OS, solo puede ser bueno que la criptoindustria finalmente haya comenzado a producir dispositivos que todas las personas pueden usar.