Regulación francesa de criptomonedas a la carta: contexto, noticias, perspectivas

Francia ha sido difícil de clasificar en el espectro criptosimpatizantes/detractores. Durante las reuniones del G20 del 2018, pretendía ser un pionero de blockchain. Al mismo tiempo, sus volúmenes de ICO son eclipsados por vecinos mucho más pequeños como Suiza.

El 26 de abril, Francia redujo drásticamente los impuestos sobre las ganancias en el comercio de criptomonedas. Veamos exactamente cuál es el criptocontexto francés, y cómo podríamos evaluarlo después de los recientes cambios regulatorios.

Criptorregulación

Las agencias estatales de todo el mundo tienen varios incentivos para intensificar sus esfuerzos para regular el uso de la tecnología blockchain. En primer lugar, se ajusta a sus mandatos de luchar contra el crimen organizado mediante el control de los flujos financieros. Que puedan tener éxito al hacerlo, es una pregunta abierta, pero es cierto que solo este objetivo mantendrá al estado en alerta mientras exista blockchain.

En segundo lugar, cada administración nacional trata de alentar a las empresas en su territorio, y la regulación es un elemento esencial de la competitividad. La importancia de la regulación para un entorno exitoso de innovación de blockchain puede a su vez explicarse de la siguiente manera: garantizar un clima de confianza ayuda a la inversión, lo que a su vez ayuda a la innovación. También puede alentar a los usuarios principales a involucrarse con productos asociados con una tecnología que aún necesita legitimidad.

Regulación en Europa: últimos avances

En el 2017 y el 2018 se ha visto un aumento en los esfuerzos de regulación en todo el mundo, especialmente en Europa. La Autoridad de Supervisión del Mercado Financiero de Suiza (FINMA) dio una topología para tokens. Esta clasificación puede servir como referencia para las discusiones en toda Europa, dada su claridad y pragmatismo. No es de extrañar que Suiza (ver Crypto Valley) haya podido convertirse en uno de los líderes mundiales de esta industria. Asimismo, el Ministerio de Economía italiano está trabajando en un decreto que clasificará el uso de criptomonedas en el país.

En el criptomapa global, Francia se ilustró con algunos proyectos exitosos –por ejemplo, ledger.fr– y ahora tiene uno de los gobiernos más visionarios de Europa. Esto genera la pregunta: ¿qué marco legal existe en Francia?

El contexto francés

El 15 de enero del 2018, el ministro de Economía francés, Bruno Le Maire, creó un grupo de trabajo, dirigido por Jean-Pierre Landau, con el objetivo de regular las criptomonedas. Si bien la visión de Landau sobre qué tecnología de blockchain puede habilitar no se ha anunciado explícitamente, es famoso por escribir un artículo editorial para el Financial Times en el 2014 titulado "Cuidado con la manía de Bitcoin, el tulipán del siglo XXI". ¿Esto significa que los franceses están a punto de criticar la criptoinnovación?

Probablemente no, como comentó Laurent Leloup a Cointelegraph, un experto en blockchain y asesor de ofertas de monedas iniciales (ICO) en París:

"El contexto legal y comercial general es muy bueno. Cuando era Ministro de Economía, Emmanuel Macron [el actual presidente de Francia] inició extensas discusiones con el criptomundo en Francia. Lo que comenzó como el tema de los 'mini-bonos', continúa hoy con una ráfaga de grupos de discusión parlamentaria y consultas entre agencias estatales como la AMF [la autoridad reguladora del mercado de valores en Francia] y el sector privado".

Del mismo modo, Bruno le Maire parece haber adoptado una fuerte postura pro-blockchain en el G20 en Buenos Aires, diciendo que "Francia no se perderá la revolución de la blockchain" y pidiendo a Francia que asuma un papel pionero en el desarrollo de blockchain internacionalmente.

De hecho, Gilles Fedak, el científico informático detrás de la primera ICO grande en Francia, iExec (lanzada en abril del 2017), dijo a Cointelegraph:

"El regulador francés está técnicamente muy bien informado y demostró constantemente su disposición a dialogar con empresarios del campo".

Mirando el pasado reciente, podemos identificar algunos pasos importantes en la adopción de un marco regulatorio para las criptomonedas en Francia:

  • El 8 de diciembre del 2017, el gobierno publicó un decreto relacionado con la posibilidad de transferir valores financieros a través de una blockchain;
  • El 22 de diciembre del 2017, la AMF - Autoridad de los Mercados Financieros - publicó los resultados de una consulta pública sobre blockchain, criptomonedas e ICO;
  • El 15 de enero del 2018, el ministro de Economía francés, Bruno Le Maire, creó un grupo de trabajo encabezado por Jean-Pierre Landau con el objetivo de regular las criptomonedas;
  • El 26 de abril del 2018, el Conseil d'Etat (Consejo de Estado) estableció directrices más precisas sobre la tributación de Bitcoin, que se revisarán más adelante en el artículo.

Problema N° 1: ¿existe una "regulación de blockchain" en Francia?

Francia, así como los Estados Unidos, basan su regulación en los textos y las decisiones judiciales que aplican e interpretan la ley. Los problemas asociados con la tecnología blockchain caen bajo dos cuerpos de regulación:

  • Algunas regulaciones preexistentes —como las relacionadas con el lavado de dinero, el derecho penal, la ley de evidencia y la regulación tributaria— se aplican por defecto a algunos problemas de blockchain.
  • Además de esto, se está creando cierta regulación para abordar específicamente la tecnología blockchain. Por ejemplo, el 8 de diciembre del 2017, el gobierno publicó un decreto relacionado con la posibilidad de transferir valores financieros a través de una blockchain.

A diferencia de los EE. UU., donde los tribunales ya se han ocupado de algunos casos de blockchain y criptos, hasta ahora no hay una decisión judicial sobre este asunto en Francia, excepto el reciente Consejo de Estado sobre impuestos a Bitcoin.

Por lo tanto, el "marco legal" blockchain en Francia, compuesto de un solo texto específico y una decisión única, en este momento no ha sido probado en gran medida.

Problema N° 2: ¿el regulador se está adhiriendo a una clasificación específica de tokens?

Como se indicó en la introducción, se han propuesto varias clasificaciones de tokens. Estos guían el debate público en sus respectivos países y, como tales, son un factor crucial en el desarrollo de un marco legislativo en torno a los tokens. La AMF, que se puede ver como la versión francesa de la FINMA, consultó a finales del 2017 con un grupo selecto de agentes de la industria blockchain con dos resultados principales.

En primer lugar, se realizó una clasificación/definición de tokens en dos categorías (en comparación con tres categorías para la FINMA):

  • 'Tokens de Utilidad': tokens que otorgan un derecho de uso a su titular permitiéndole utilizar la tecnología y/o los servicios distribuidos por el promotor ICO.
    "Tokens de Valor": tokens que ofrecen prerrogativas financieras o decisionales: se trata de tokens que están destinados a otorgar a sus titulares derechos financieros o derechos de voto. Los derechos políticos y/o financieros conferidos por estos tokens podrían dar lugar, en ciertos casos, a la legislación vigente, a una clasificación de estos valores como 'instrumentos financieros'.

En segundo lugar, se recopiló un conjunto de mejores prácticas para ICOs.

Problema N° 3: ¿Cuál es el marco legal para las ICO en Francia?

La industria francesa de las ICO aún es incipiente, con volúmenes que representan una fracción de lo que se puede observar en Suiza, los Estados Unidos o Singapur.

TOP 10 COUNTRIES PER ICO AMOUNTS (% OF PROJECTS)

Como se mencionó anteriormente, no existe un marco legal específico para las ICO en Francia. En la práctica, esto lleva a los bancos y las firmas contables —el primer interlocutor de cualquier empresa— a ser muy cautelosos de involucrarse en cualquier cosa relacionada con las criptomonedas. La AMF, sin embargo, ha anunciado un conjunto de directrices para las ICO.

Más allá de la clasificación del token, hay algunas propuestas sobre la información que se deben proporcionar en un libro blanco. A saber, cualquier informe técnico debe incluir:

  • una descripción del proyecto relacionado con las ICO y su evolución;
  • los derechos conferidos por el token;
  • el tribunal competente en caso de disputa; y
  • el tratamiento económico y contable de los fondos recaudados en el marco de las ICO.

En un futuro cercano, las ICO que cumplan con estas reglas y con otras 'mejores prácticas' —aún no definidas legalmente— podrían presentar su libro blanco para obtener una 'visa' que sería entregada por la AMF (o una de sus afiliadas). William O'Rorke, asesor legal en Blockchain Partner, explica:

"Francia está a punto de introducir un marco completamente novedoso para las ICO: un sistema de visado voluntario que incorpora muchas de las 'mejores prácticas' promovidas por la criptoindustria francesa. Las ICO que cumplan con estas mejores prácticas podrán entonces solicitar aprobación del regulador. En efecto, esta visa dividirá el mercado ICO entre las ICO aprobadas por la AMF (de algunos afiliados) y las ICO no reguladas".

La importancia de esta visa no puede ser subestimada. Haciendo eco de las dificultades de los empresarios entrevistados por Cointelegraph, William O'Rorke describe:

"A partir de hoy, cosas simples como abrir una cuenta bancaria pueden resultar difíciles para los criptoproyectos".

El sistema de visados podría permitir que las ICO legítimas interactúen más fácilmente con terceros críticos, como bancos y empresas de contabilidad. También es interesante observar cuán innovador es este enfoque voluntario a nivel internacional. Laurent Leloup comparte:

"El enfoque de la visa de Francia contrastará, por ejemplo, con el 'sistema sandbox (entorno de prueba)' afincado en Suiza".

Sin embargo, no todos están completamente satisfechos con el enfoque de la visa. Según Adli Takkal Bataille, presidente de la asociación francesa Le Cercle du Coin ('Círculo de la Moneda'):

"En cierto modo, el concepto de 'utilidad' ha permitido al regulador fingir que 'todo está bien' y darle una excusa para no actuar, a pesar de que los riesgos pueden ser altos para los inversores. Contrario a esto, en Estados Unidos, el enfoque predeterminado de los reguladores ha sido tratar los tokens como 'valores', poniendo primero la protección de los inversores".

El futuro dirá qué solución era mejor para la compensación entre la protección del inversionista y la innovación levemente regulada. Sorprendentemente para Francia, parece que a esto último se le ha dado prioridad una vez.

Problema N° 4: Tributación de las personas que comercian criptoactivos en Francia

La mayoría de los franceses piensan que existe un "vacío legal" en relación con la tributación de Bitcoin en Francia, lo cual no es cierto. El Bulletin officiel des impôts (Boletín oficial de impuestos), una publicación escrita y editada por la Dirección General de Finanzas Públicas (autoridad fiscal francesa), en el 2014 emitió reglas claras sobre la imposición de las criptomonedas:

  • las ganancias de la venta de criptomonedas, cuando son ocasionales, están sujetas al impuesto sobre la renta en la "categoría sin fines de lucro" (es decir, las ganancias no recurrentes de una actividad no profesional, como las ganancias obtenidas de la venta ocasional en Ebay). A menos que se convierta en una actividad profesional, se clasifica como un elemento "sin fines de lucro" de las declaraciones de impuestos);
  • si la actividad es recurrente, se convierte en parte del sistema impositivo de "beneficios industriales y comerciales" (es decir, ganancias derivadas de una actividad profesional);
  • las transferencias no documentadas, por ejemplo, los regalos de criptomonedas almacenadas en un libro mayor, también están sujetas a derechos de transferencia, sujetos a la aplicación de convenciones internacionales.

La decisión del 26 de abril del Consejo de Estado aclaró los detalles de la tributación de Bitcoin en Francia. Para esquematizar, ahora se consideran las ganancias ocasionales:

  • por principio, como "ganancia de capital en la transferencia de activos móviles", cuando solo se gana dinero comprando y vendiendo Bitcoins de manera no recurrente;
  • por excepción, como "ganancias no comerciales", cuando hay participación directa del vendedor en "la creación y operación de este sistema" (que se refiere a ganancias de la minería).

El efecto directo es que Francia pasa de un impuesto progresivo (entre 14 y 45 por ciento) a un impuesto fijo del 19 por ciento. Esta decisión se refiere solo a Bitcoin, pero en espíritu —y en la práctica— este texto se aplicará a cualquier otra moneda.

Adli Takkal Bataille, al ver dónde se encuentra Francia a nivel internacional, tiene cuidado de incluir las jurisdicciones competidoras en la ecuación:

"Si bien las últimas modificaciones a los sistemas impositivos son buenas para los pequeños inversores, son tan restrictivas como siempre para los grandes jugadores. El riesgo es que esto cree un éxodo hacia países fiscalmente más atractivos. Una solución real eventualmente tendría que elaborarse a nivel europeo".

Problema N° 5: Impuestos de criptoactivos para empresas que realizan operaciones de ICO en Francia

La guía del 2014, al igual que la mayoría de la legislación hasta el momento, se centra principalmente en la tributación de las personas. El tratamiento fiscal de las ICO, por otra parte, aún no está claro. Gilles Fedak comenta así:

"Se espera que el sistema de visas brinde directrices sobre cómo hacer ICO: por ejemplo, lo que debe figurar en los libros blancos. Esto es crítico, pero no aclarará por sí solo cómo deben tratarse los criptoactivos desde un punto de vista contable. Por lo tanto, incluso después del "sistema de visas", la forma en que los contadores deberían tratar los criptoactivos resultantes de una ICO seguirá sin estar clara. Por otro lado, la tributación del criptocomercio comenzó a ser más clara con la reciente decisión del Conseil d'État".

Las reglas contables para los criptoactivos en los balances de las compañías son una gran interrogante. Esto genera mucha incertidumbre porque el tratamiento contable determina los impuestos. ¿Cuándo se aclarará esto? No antes de fin de año, según William O'Rorke:

"Un elemento crucial para la industria es la clarificación de las normas contables relativas a los criptoactivos. Esto, a su vez, guiará su imposición. Esperamos que esta aclaración caiga dentro del alcance de la próxima reforma fiscal, que se anuncia para el final del 2018".

Sin embargo, los prometedores proyectos de blockchain en Francia se multiplican día a día, de la mano con el desarrollo de un ecosistema completo de financistas, grupos de investigación e incubadoras tecnológicas.

Un regulador competente y dispuesto... que todavía tiene mucho trabajo por hacer

Los legisladores franceses no solo apoyan a los empresarios de blockchain, sino que también conocen bien la tecnología subyacente. Esto coloca a Francia en una buena posición para tener más liderazgo en la industria de las criptomonedas en el futuro.

Hasta ahora, los legisladores han trabajado principalmente en el establecimiento de un marco legal para el comercio y la transferencia de monedas criptográficas. Por otro lado, las reglas contables para el tratamiento de criptoactivos, especialmente en el contexto de las ICO, todavía tienen que definirse. ¿Qué viene despues? Cointelegraph te mantendrá actualizado.

El artículo fue escrito por Pierre de Boismenu, abogado tecnológico de Bensoussan & Associés en París, y Samuel Martinet, exinvestigador del Imperial College de Londres, actualmente líder tecnológico de Bytes.io en París, en colaboración con la editora general de Cointelegraph, Lucrezia Cornèr.

  • Síguenos en: