Regulador financiero alemán: regulaciones internacionales son "deseables" para las ICO

El regulador financiero de Alemania quiere ver un esfuerzo internacional para regular las Ofertas Iniciales de Monedas (ICO), a pesar de no estar seguro si alguna vez se convertirán en algo más que un "asunto de nicho", informó el centro alemán de noticias de negocios Handelsblatt el domingo 28 de octubre.

En una entrevista con la publicación, Felix Hufeld, presidente de la Autoridad Federal de Supervisión Financiera (BaFin), afirmó que las fuentes regulatorias alemanas se mantuvieron en una posición de línea dura frente a las ICO como un instrumentos financieros.

“El número (de ICO) y el volumen (de dinero) por ICO están aumentando. Los inversores tienen en su mayoría derechos mínimos", aseveró, y agregó:

"Por lo tanto, solo puedo recomendar a los inversores privados que se mantengan alejados de tales cosas".

Los reguladores de todo el mundo aumentaron el control sobre los tokens de ICO este año, mientras que los inversores en muchos esquemas del 2017 ven cómo sus fondos se evaporan en el actual mercado bajista de criptomonedas.

Al mismo tiempo, las autoridades de Estados Unidos, en particular, declararon públicamente que vigilarán de cerca el sector para garantizar el cumplimiento de la ley de valores si dichos tokens constituyen valores.

Tradicionalmente, Alemania adoptó una postura global sobre la criptomoneda desde una perspectiva reguladora, y Hufeld explica que los movimientos regulatorios deberían adelantarse a un impulso más tradicional para el futuro.

"Hasta ahora todavía estamos hablando de un asunto de nicho", afirmó, "aún no se ha visto si (las ICO) se convertirán en una parte estándar de la economía financiera".

Añadió que las normas internacionales también eran "deseables" a largo plazo, y que las discusiones a tal efecto estaban en curso en "múltiples foros internacionales".

En junio, BaFin señaló que su futuro camino regulatorio con respecto a la criptomoneda no se centraría en la seguridad financiera de los inversores individuales, sino en la seguridad de los mercados financieros más grandes.