El Regulador Financiero de Gibraltar toma nota del boom de las ICO, advertencia de problemas

Los reguladores de todo el mundo están alertándose respecto al hecho de que hay una cantidad seria de dinero que cambia de manos durante las ICO. La última en emitir una declaración sobre las ICO es la Comisión de Servicios Financieros de Gibraltar (GFSC, por sus siglas en inglés).

Gibraltar - Un centro financiero establecido

Gibraltar, un territorio británico de ultramar situado al sur de España, es un centro financiero internacional establecido. Las principales empresas financieras internacionales han establecido allí una presencia, para beneficiarse de impuestos bajos, acceso al mercado único de la UE y un sistema legal establecido. Casinos y empresas financieras son los motores del crecimiento de Gibraltar. Los expertos habían opinado previamente que Gibraltar podría ser un gran lugar para establecer fondos basados en Bitcoin.

Con un número cada vez mayor de ICO, la Comisión de Servicios Financieros de Gibraltar emitió un comunicado diciendo que está estableciendo un marco regulador para las empresas que utilizan Blockchain (o tecnología de libro distribuido) para almacenar o transferir valor. Se espera que este marco entre en vigor en enero del 2018. Se ha advertido a los inversionistas que las ICO son altamente riesgosas y especulativas, y la mejor inversión es la de dejar a los profesionales con experiencia la evaluación de ese riesgo.

EE. UU. y China toman medidas

La SEC en los Estados Unidos ha publicado periódicamente advertencias sobre los riesgos que plantea la inversión en las ICO. En julio del 2017, se anunció claramente que los tokens de las ICO pueden ser valores, en cuyo caso, las ICO tendrían que seguir todas las reglas y regulaciones asociadas con las ofertas de valores.

Si bien se encontró que la DAO Ethereum, de hecho, constituía una oferta de valores, no se presentaron cargos y utilizaron esto como una oportunidad para educar a la industria incipiente. La reciente acción de China contra las ICO fue repentina y abrupta. En septiembre del 2017, China prohibió a todas las ICO, clasificándolas como recaudación ilegal de fondos. China también pidió a todas las organizaciones e individuos que devolvieran dinero recaudado a través de las ICO.

El frenesí de los inversores en el 2017

La ICOmanía explotó en el 2017. De los $250 millones recaudados a través de las ICO en el 2016, la cantidad de dinero recaudada en las ICO hasta la fecha ha superado los $1.5 mil millones (y aún quedan tres meses en el 2017). La manía de las ICO comenzó en los primeros meses del 2017, cuando las divisiones dentro de la comunidad de Bitcoin sobre la escala hicieron que los inversionistas buscaran en otra parte. Un diluvio de dinero se vertió en monedas alternativas, lo que resultó en un alza de sus valoraciones a niveles estratosféricos.

Esto dio lugar a que muchas empresas planearan sus ICO, emitiendo tokens para financiar su desarrollo. Dado que estos tokens tienden a subir de precio cuando se cotizan en bolsas, los inversionistas trataron a las ICO como vehículos especulativos y las empresas han sido capaces de recaudar millones de dólares en cuestión de minutos.

¿Es posible un equilibrio entre la regulación excesiva y la libertad para todos?

Antes del auge de las ICO, las empresas en fase inicial tenían pocas opciones, lo único que les quedaba era recurrir a capitales de riesgo (Venture Capitals) para obtener fondos. Esto dio lugar a un sistema de controles y balances, ya que los capitales de riesgo hicieron su propia diligencia sobre la viabilidad del modelo de negocio de una empresa. La participación de los capitales de riesgo también impuso disciplina al limitar la forma en que estas empresas podrían utilizar los fondos recaudados. Con la llegada de las ICO, las empresas tienen una opción más rápida y fácil de recaudar dinero.

Desafortunadamente, muchas empresas con un documento técnico y un modelo de negocio a medio terminar también han podido recaudar sumas significativas a través de sus ICO. Por lo tanto, los reguladores han tratado de intervenir antes de que los inversores individuales pierdan dinero en dichas ICO fraudulentas. Hay que encontrar un equilibrio, donde sólo los inversores selectos, como los individuos de alto patrimonio neto (la SEC los llama "inversores acreditados") puedan invertir en las ICO. Incluso, se debe exigir que las ICO cumplan con requisitos básicos para su publicación. Hay que encontrar soluciones razonables que no estrangulen a la industria recién nacida de las ICO, pero que no permitan que los inversionistas individuales se perjudiquen demasiado.

  • Síguenos en: